“FOCOS ROJOS” EN BIENES COMUNALES

3 de Agosto del 2012

Kantunilkín, Lázaro Cárdenas.- Persisten- tes luchas por obtener el control del ejido más grande del municipio, mantiene postrado y evita el desarrollo de Kantunilkín. En el cual y pese a contar con una extensión de 76,860 hectáreas de tierras comunales, los ejidatarios no disfrutan de algún beneficio económico.

Silverio Mariano Canul, Presidente del Comisariado Ejidal, indicó que no obstante los esfuerzos que se realizan para la regularización del ejido, hasta el momento no se ha podido lograr este objetivo debido a problemas de tipo legal, técnico y a la intransigencia de un grupo de ejidatarios que, de forma sistemática, han obstaculizado el avance del núcleo ejidal.

Recordó que desde el 2009, la Asamblea General de ejidatarios aprobó la certificación del

ejido y la titulación de solares ubicados dentro de la mancha urbana. Sin embargo, este proceso no se ha podido concluir debido a que un grupo de ejidatarios, encabezados por Isidro Chuc Simá, interpuso una demanda ante el Tribunal Agrario, en contra de los acuerdos de la Asamblea.

Añadió que, tras su elección como Presidente del Comisariado Ejidal, retomó el asunto de la certificación y logró conciliar con los disidentes, quienes desistieron de su demanda. Sin embargo, puntualizó, surgieron nuevos problemas debido a que las autoridades del Registro Agrario Nacional se negaron a aprobar la certificación, argumentando problemas técnicos y legales por una supuesta permuta de uno de los polígonos que conforman el ejido.

Pese a ello, la Asamblea General aprobó la realización de una certificación parcial que comprende las cinco mil 328 hectáreas de la primera dotación de tierras, dentro de las cuales se ubican 455 solares urbanos, propiedad de avecin- dados, ejidatarios e hijos de comuneros, quienes se vieron forzados a entablar una demanda ante el Tribunal Agrario en contra de las autoridades del Regis- tro Agrario Nacional (RAN), por negarse a autorizar la certificación, afirmó Mariano Canul.

Agregó que el proyecto también contempla la titulación, sin costo, de un lote a cada una de las mil 116 personas que conforman el padrón de ejidatarios, aunque aclaró que de acuerdo a datos que obran en poder de la comisaria ejidal, en Kantunilkín hay aproxima- damente seis mil solares pen- dientes por regularizar.

Precisó que en caso de concretarse la titulación los avecindados y repobladores, deberán pagar la cantidad de ocho pesos por metro cuadrado; en tanto que, ejidatarios e hijos de ejidatarios pagaran únicamente la cantidad de mil 500 pesos por un terreno con superficie máxima de mil 250 metros cuadrados.

Subrayó que una vez certificado el ejido, se podrán comercializar las tierras y que ya hay inversionistas interesados en desarrollar, siempre y cuando se garantice la tenencia de la tierra.

Víctor Pech.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


nine − one =