Virus avanza en zonas rurales; van 15 mil 390 casos

(El Universal).- Sin infraestructura de salud, insumos médicos, carreteras de fácil acceso e incluso sin agua o luz, el Covid-19 se extiende por las comunidades rurales de México.

Según cifras de la Secretaría de Salud (Ssa), desde que inició la pandemia y hasta este fin de semana, en el país se han reportado por lo menos 15 mil 390 casos confirmados de coronavirus en los 623 municipios que la Secretaría del Bienestar considera como indígenas.

En estas demarcaciones se acumulan mil 882 muertes a causa de la enfermedad, lo que significa que, oficialmente, 12% falleció, una cifra por arriba de la media nacional, que es de 10%.

Los números han alertado a especialistas, al considerar el alto nivel de mortalidad del virus en algunos municipios del país, sobre todo en las últimas semanas.

“Hay que considerar las condiciones que existen en estos lugares, algunos son de difícil acceso, carecen de hospitales cercanos e incluso no es posible cumplir con las medidas de prevención, como la sana distancia y el lavado frecuente de manos”, señala Hiram Beltrán Sánchez, profesor asociado de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y exbecario de El Colegio de México (Colmex).

“¿Por qué no se pueden cumplir estas medidas? Porque hay comunidades sin acceso al agua potable, muchos hogares están en condición de hacinamiento y en una casa viven hasta 10 personas, además, sus trabajos no se pueden hacer desde home office”, ahonda.

De acuerdo con una revisión de las cifras proporcionadas por la Secretaría de Salud, hasta el 28 de agosto los municipios indígenas con mayor incidencia de la enfermedad se ubican en Valladolid, Yucatán, con mil 120 casos positivos y 29 defunciones. Otro caso es de Tamazunchale, en San Luis Potosí, con mil 53 enfermos acumulados y 65 muertes.

Si se tuviera un esquema visual del registro diario de casos en estas comunidades, se podría apreciar cómo las primeras semanas, e incluso meses de la pandemia, los municipios indígenas se mantenían en cero; sin embargo, la enfermedad se ha filtrado, un fenómeno que se conoce como ruralización de la pandemia y que, según especialistas, se explica por diversas razones.

“Hay varios motivos que han hecho que la enfermedad llegue a las comunidades. Uno es la migración de personas que trabajaban en ciudades y que al quedarse sin empleo volvieron a su tierra natal, otro es el simple el comercio, compradores y vendedores se desplazan a ciudades más grandes”, explica la doctora Judid Olvera, quien ha hecho frente al Covid-19 desde el Istmo de Tehuantepec, en Oaxaca.

Agrega que ante la falta de insumos, ellos han tenido que improvisar y construir, con tablas y láminas, espacios para evaluar a pacientes sospechosos de Covid-19.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


19 − 6 =