Uxmal, la historia de una imponente lugar declarado Patrimonio Mundial

Una de las zonas arqueológicas más importantes de México fue alguna vez un centro de poder político y religioso sin igual; conoce la historia de Uxmal.

Uxmal, la historia de una imponente lugar declarado Patrimonio Mundial

Una de las zonas arqueológicas más importantes de México fue alguna vez un centro de poder político y religioso sin igual; conoce la historia de Uxmal.

uxmal

Si nunca has visitado la Riviera Maya, tal vez conocer la historia de la magnífica ciudad de Uxmal te convenza; averíguala y sorpréndete.

Es imposible pensar en la cultura maya y que Uxmal no salga a la colación. Esta zona arqueológica fue, en algún momento, una de las ciudades más poderosas e importantes de la península de Yucatán. Antes de comenzar con su historia, hablemos del nombre. Su etimología aún no se ha explicado satisfactoriamente, pero se cree que significa “tres veces construida”. También podría aludir a la fertilidad de la región, ya que el vocablo ux quiere decir “cosechar”.

uxmal

Imagen de: Arqueología Mexicana

uxmal

Imagen de: meridaelite.com

Se dice que esta magnífica ciudad fue fundada por los Xiues, durante el Preclásico Superior. Sin embargo, la mayoría de sus edificaciones fueron levantadas en el Clásico Tardío, entre el 600 y el 900 d.C. En sus momentos de máximo esplendor, llegó a tener hasta 20 mil habitantes.

Como en muchas otras urbes prehispánicas, la clase gobernante era tanto la cabeza política como religiosa de Uxmal. La gente consideraba que estos individuos eran intermediarios entre las divinidades y los hombres, por lo que eran los más adecuados para gobernar. Durante mucho tiempo, la gente que ostentaba estas posiciones logró monopolizar las principales actividades económicas de la zona, lo que le permitió convertirse en la cabecera de la Región Puuc.

uxmal

Imagen de: INAH

Los suelos de Uxmal eran muy fértiles, por lo que la actividad agrícola florecía. Sin embargo, no había cenotes cerca de la ciudad, lo que obligó a los pobladores a construir sistemas de recolección de agua. Dichos sistemas se llamaban chultunes, y en las inmediaciones de la metrópolis se han encontrado más de 160.

Después de disfrutar de siglos de dominio, su declive comenzó alrededor del año 1000 d.C. Ochenta años después, la ciudad fue abandonada. Si bien los motivos son desconocidos, se especula que la inestabilidad ocasionó revueltas, las cuales derrocaron a los gobernantes y condenaron a la ciudad. Hoy en día, sus vestigios son testamento del poderío y la influencia que tuvo la cultura maya en nuestro país. Los años de esplendor y prosperidad se adivinan en sus ruinas.

uxmal

Imagen de: Flickr

uxmal

Imagen de: Wikimedia Commons

Estas están compuestas por 5 grupos de edificios, distribuidos de norte a sur. Los más significativos son la Pirámide del Adivino, la Plaza de los Pájaros, el Cuadrángulo de las Monjas, el Juego de Pelota, el Palacio del Gobernador, la Gran Pirámide y El Palomar, la Casa de la Vieja, El Cementerio y el Templo de los Falos. La orientación y decoración de estas estructuras no es gratuita: sigue directrices muy claras que obedecen a los cultos al agua, la tierra, el Sol y Venus. Los mosaicos geométricos y las miles de exquisitas piedras pulidas de Uxmal no tienen comparación en la zona maya.

La asombrosa transformación de la Ex-Hacienda de Santa Águeda

Lo que alguna vez fue la pasteurizadora más grande de Latinoamérica, se convirtió en un pintoresco pueblo que nos recuerda a La Toscana.

La asombrosa transformación de la Ex-Hacienda de Santa Águeda

Lo que alguna vez fue la pasteurizadora más grande de Latinoamérica, se convirtió en un pintoresco pueblo que nos recuerda a La Toscana.

ex-hacienda-de-santa-agueda

La Ex-Hacienda de Santa Águeda es muestra indiscutible del magnífico patrimonio cultural y arquitectónico de México; no dudes en visitarla.

Hace seis años brotó en Tlaxcala el pintoresco pueblo de Val’Quirico, edificado sobre los vestigios de la Ex-Hacienda de Santa Águeda. Dicha hacienda se localiza a solo 15 minutos de la ciudad de Tlaxcala, en el municipio de Nativitas. Su origen se remonta al Porfiriato, cuando fue uno de los principales motores de la agricultura y de la industria lechera de la época. Tan importante fue la hacienda, que llegó a ser la pasteurizadora más grande de Latinoamérica, en el año 1900.

ex-hacienda-de-santa-agueda

Imagen de: mapio.net

ex-hacienda-de-santa-agueda

Fotografía de: Rafael Saldaña

A pesar de que el pueblo es muy bello, los edificios que permanecen de Santa Águeda no se quedan atrás. Tiene una troje impresionante que fue construida con muros de mampostería, además de un arco escarzano precioso. El conjunto también incluye dos casas de hacendado, las cuales fueron construidas en los extremos del siglo XIX: al principio y al final.

Dichas casas están construidas en un clásico estilo porfiriano, en dos niveles con muros de piedra y ladrillo. En su interior, se conservan decorados pintados en estilo art nouveau, combinados con emplomados y otros ornamentos afrancesados, lo cual era típico durante el mandato de Don Porfirio.

ex-hacienda-de-santa-agueda

Imagen de: Comisión Mexicana de Filmaciones

La transformación de la Ex-Hacienda de Santa Águeda comenzó después de que un empresario de bienes raíces visitara La Toscana y se enamorara de ella. En un viaje de negocios a Tlaxcala, se dio cuenta del enorme potencial de la hacienda, y convenció a su compañía de comprar los terrenos. Acto seguido, se dedicó a recrear un cachito de la campiña italiana en México. De esta manera nació Val’Quirico, o Valle de Quirico, que se construyó en honor a un pueblo italiano que venera al santo del mismo nombre.

ex-hacienda-de-santa-agueda

Imagen de: El Universal

ex-hacienda-de-santa-agueda

Imagen de: foodandtravel.mx

La idea de un típico pueblito europeo medieval en donde todos se conocen funcionó muy bien.  La compañía renovó todos los edificios del lugar, confiriéndoles una apariencia exterior antigua, para hacer sentir a sus visitantes que están en otro país. Además, dividieron al pueblo en zonas: Bosques, Centro, Fresno, Las Mercedes y Laurel. Es en la zona Centro donde se concentran los atractivos turísticos, mezcla de Tlaxcala y La Toscana. La gente bebe vinos y micheladas por igual, mientras las acompaña con chiles poblanos o salsa puttanesca. El intercambio cultural entre México e Italia se muestra en todo su esplendor en la Ex-Hacienda de Santa Águeda.

Dirección: Carretera a Xoxtla, Sta Isabel Tetlatlahuca Km. 2 Nativitas, Santeagueda, Teopantitla, 90710 Tlaxcala de Xicohténcatl, Tlax.

*Imagen destacada de: Rafael Saldaña

Casino Cosmopolita en San Rafael, la majestuosidad de un edificio abandonado

En las faldas del Iztaccíhuatl se ubica San Rafael, un pequeño pueblo que tiene grandes edificios de corte europeo, como el Casino Cosmopolita.

Casino Cosmopolita en San Rafael, la majestuosidad de un edificio abandonado

En las faldas del Iztaccíhuatl se ubica San Rafael, un pequeño pueblo que tiene grandes edificios de corte europeo, como el Casino Cosmopolita.

¿Quién diría que al pie de un volcán yace uno de los edificios más bonitos e interesantes del Edomex? El Casino Cosmopolita es muestra del antiguo esplendor de San Rafael.

La historia del Casino Cosmopolita del Edomex comienza a mediados del siglo XIX, con la Ferrería San Rafael. Esta pequeña fundidora se estableció alrededor de 1850, y se convirtió en una planta procesadora de papel al iniciar el nuevo siglo. Inmediatamente después, se vendió a los industriales españoles Andrés Ahedo y José Sánchez. Los dos empresarios vieron enseguida el potencial de la planta; el pueblo estaba situado en una zona densamente boscosa, al pie del Iztaccíhuatl, por lo que el negocio del papel podía ser muy redituable.

casino-cosmopolita

Imagen de: seunonoticias.mx

El éxito de la Fábrica de Papel San Rafael fue tan descomunal, que llevó al crecimiento progresivo del pueblo y a la mejora gradual y firme de su infraestructura. De hecho, al final del Porfiriato, cuando México se industrializaba a pasos agigantados, la fábrica daba trabajo a prácticamente toda la población del pueblo. El excedente de dinero y la comodidad con que operaba la fábrica llevó a la construcción de un complejo de lujo para los empleados de alto nivel: el Casino Cosmopolita.

casino-cosmopolita

Imagen de: cityexpress.com

Esta gran edificación era una mezcla de hotel, centro de recreación, y unidad habitacional. Sin embargo, los funcionarios de la empresa no pudieron disfrutar tanto tiempo de sus comodidades, ya que el Casino fue ocupado por las fuerzas zapatistas durante la Revolución. La fábrica siguió operando, ya que estableció una alianza con los insurgentes; a cambio de no suspender sus funciones, les dejarían usar las instalaciones como su base durante el tiempo que quisieran.

Imagen: Daniel García

casino-cosmopolita

La Fábrica de Papel San Rafael siguió creciendo durante el siglo XX, pero su declive había comenzado. A finales del siglo, su producción se había reducido drásticamente, así que la mayoría de sus propiedades fueron adquiridas por el gobierno federal. El Casino Cosmopolita funcionó como residencia, luego como salón de eventos y restaurante y después como club nocturno, hasta que eventualmente fue abandonado. Hoy en día, el edificio no se ha reclamado, y se deteriora sin que nadie lo evite.

Sin embargo, su esplendor se sigue adivinando por su todavía imponente fachada, demostrando la influencia de la arquitectura europea que llegó a San Rafael. De hecho, las similitudes con muchos lugares del viejo continente, aunadas a los paisajes montañosos y boscosos, le ha granjeado al pueblo el título de “los Alpes Mexicanos”.

Imagen: Daniel García

Imagen: Pablo H Bravo

Mitos y leyendas de La Joya Honda, el cráter sagrado Huachichil

En México hay una gran cantidad de cráteres volcánicos que, ahora, son atracciones turísticas incomparables; una de ellas es La Joya Honda.

Mitos y leyendas de La Joya Honda, el cráter sagrado Huachichil

En México hay una gran cantidad de cráteres volcánicos que, ahora, son atracciones turísticas incomparables; una de ellas es La Joya Honda.

En el corazón de San Luis Potosí se ubica una maravilla natural sin igual en la región, la cual rebosa de leyendas y mitos; se trata de La Joya Honda, un cráter volcánico de miles de años de antigüedad.

San Luis Potosí tiene una gran cantidad de atractivos, tanto naturales como culturales; uno de los más impresionantes es La Joya Honda, un cráter que tiene su propio microclima. Hace más de un millón de años, una violenta erupción volcánica hirió la tierra y dejó tras de sí un enorme cráter. El respeto y la majestuosidad que ahora inspira ha dado pie a leyendas, historias y rituales. De hecho, para la gente Huachichil es un lugar sagrado, donde fluye una gran cantidad de energía. Fueron ellos queienes lo bautizaron Xalapasco, lo que significa “cráter sin agua”.

Imagen de: agendasanluis.com

la-joya-honda

Imagen de: Flickr

A solo 35 minutos de la capital del estado podrás ser testigo de un paisaje sin igual: La Joya Honda se abre en la sierra con 800 metros de diámetro y 200 de profundidad. Estas características extraordinarias tienen un efecto muy particular: ya que las condiciones ambientales y atmosféricas de la zona no afectan de la misma manera en el cráter, este tiene su propio microclima, distinto del de sus alrededores.

La magnitud del cráter y sus propiedades tienen explicación: esta no fue una erupción común y corriente, sino que fue una explosión de agua subterránea. Los cráteres de este tipo se llaman “maar”, y La Joya Honda es uno de ellos. Sin duda, una historia tan especial como esta tendría repercusiones en el imaginario colectivo de la región. Alrededor de La Joya Honda circula una gran cantidad de leyendas.

la-joya-honda

Imagen de: Flickr

la-joya-honda

Fotografía de: Alex Rivas

Una de ellas es que, durante la Revolución Mexicana, los bandidos y los forajidos escondían sus botines en las profundidades del cráter. Nunca se han encontrado dichos tesoros, pero la historia se sigue contando. Los lugareños también dicen que a veces se ven brujas en la noche, y que hasta llegan a aterrizar ovnis. Sin embargo, más allá de los mitos, La Joya Honda es un lugar único en México, que ofrece grandes recompensas a los aventureros que se atrevan a explorarlo.

Desde que se tiene conciencia de su existencia, La Joya Honda ha sido un lugar sujeto a mitos y leyendas. Tan fuertes eran los rumores de que aquí descendían OVNIs que en 1970, la NASA tuvo que descartar que aquí se estrelló un meteorito. También es común decir que en este sitio se aparecen brujas ya cuando cae la noche.

El cráter de La Joya Honda tiene 800 metros de diámetro y 200 metros de profundidad, siendo un tesoro natural. Es sabido que los extintos huachichiles realizaron aquí cuevas artificiales con el fin de observar desde su interior los movimientos del sol. El hacer esto les permitía llevar a cabo cálculos precisos acerca del paso de las estaciones del año.

la-joya-honda

*Imagen destacada de: Kevin Watson

La Ventana del Ticuchi, los deliciosos antojitos de Enrique Olvera

Si quieres comer antojitos mexicanos como nunca antes, date una vuelta por La Ventana del Ticuchi y déjate sorprender por sus creaciones.

La Ventana del Ticuchi, los deliciosos antojitos de Enrique Olvera

Si quieres comer antojitos mexicanos como nunca antes, date una vuelta por La Ventana del Ticuchi y déjate sorprender por sus creaciones.

Uno de los mejores chefs de México nos vuelve a bendecir con otro restaurante: La Ventana del Ticuchi reinventa los antojitos mexicanos de maneras muy originales.

Enrique Olvera es, probablemente, el mejor chef mexicano en la actualidad. Ha sido laureado numerosas veces, tanto en territorio nacional como en el extranjero. Su principal hijo creativo, por así decirlo, es el restaurante Pujol, en el cual despliega toda su experiencia. Además, Pujol ha sido incluido en varias listas de los mejores restaurantes del mundo. Sin embargo, Olvera tiene un punto débil por la comida típica mexicana, esa que se hace en las casas y que nos reconforta. Este amor por el origen lo canalizó a través de La Ventana del Ticuchi.

la-ventana-del-ticuchi

Imagen de: Ubereats

Más allá de técnicas gastronómicas de punta, el chef aborda los antojitos mexicanos desde una nueva perspectiva, renovando la fascinación que todo mexicano tiene por ellos. El nombre del restaurante, ticuchi, proviene del mixteco y significa murciélago. También es el nombre de un agave oaxaqueño que se utiliza para producir mezcal. Fiel a las acepciones de la palabra, La Ventana del Ticuchi es una especie de acogedora cueva que se especializa en el agave.

Es un concepto mucho más simple e invitador que de un restaurante lujoso: es un local pequeño, donde el chiste es comer de pie o sentado en su larga barra, sin dejar de disfrutar de la bulliciosa vida capitalina. Cada día ofrece platillos distintos, pero hay algunos que se han convertido en los favoritos de los comensales: tamales de esquites, donas de tepache, plátanos al comal con crema y queso, frijoles de olla y hasta pozole de hongos.

la-ventana-del-ticuchi

Imagen de: Bleu & Blanc

la-ventana-del-ticuchi

Imagen de: La Silla Rota

Cabe destacar que una de las piedras angulares de la cocina de Enrique Olvera es el respeto y la consideración por los ingredientes y las técnicas tradicionales. Los sabores, tradiciones y orígenes de la gastronomía mexicana siempre forman parte de sus platillos, lo cual nos conecta profundamente con nuestras raíces. Así que ya sabes: si morías por probar un nuevo restaurante, no dudes en visitar La Ventana del Ticuchi; te sentirás como en casa con sus exquisitos antojitos.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


nine + 19 =