Un tribunal popular condena a Siria, México y Sri Lanka por crímenes contra periodistas

EL ECONOMISTA.- Un tribunal popular que tuvo una serie de audiencias sobre asesinatos de periodistas condenó este lunes a México, Sri Lanka y Siria y pidió un examen “independiente y completo” de las medidas vigentes para proteger a los medios de prensa.

Un tribunal popular que tuvo una serie de audiencias sobre asesinatos de periodistas condenó este lunes a México, Sri Lanka y Siria y pidió un examen “independiente y completo” de las medidas vigentes para proteger a los medios de prensa.

Compuesto por juristas internacionales, escuchó durante seis meses declaraciones sobre el asesinato en 2009 de Lasantha Wickrematunge en Sri Lanka, el de Miguel Ángel López Velasco en México en 2011 y el de Nabil Al-Sharbaji en Siria en 2015.

Los tres países “por sus actos de omisión, especialmente la falta de investigación, la ausencia de reparación para las víctimas y la impunidad” son culpables de “violaciones de los derechos”, declaró el juez argentino Eduardo Bertoni.

El tribunal, situado en una iglesia del siglo XVII en La Haya, juzgó la incapacidad de esos países para proteger la vida de los periodistas, lo que “demuestra la falta de amplia voluntad” para llevar a la justicia a quienes matan periodistas.

La impunidad debe cesar”, reiteró en línea el juez Gill Boehringer.

Boehringer mencionó una serie de medidas necesarias para ese efecto, especialmente “un examen independiente y completo de la aparente incapacidad de las iniciativas de la comunidad internacional” para proteger a los medios, en gran parte por intermediación de Naciones Unidas..

En época de creciente autoritarismo y populismo, el problema de los crímenes contra los periodistas continúa “y se agrava en el mundo entero”, declaró la juez del tribunal Helen Jarvis.

El asesinato de la periodista estadounidense-palestina Shireen Abu Akleh el 11 de mayo, “demuestra de manera dramática el problema del establecimiento de la responsabilidad de los autores y de quienes los comandaban y de su presentación ante la justicia”, agregó la juez Marina Forti.

El Primer ministro israelí Yair Lapid se mostró en septiembre opuesto a que sea llevado a la justicia el soldado que disparó contra Shireen Abu Akleh, de Al Jazeera, cuando cubría un ataque militar israelí en el campamento de refugiados de Jenín, Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel.

El “tribunal” fue creado por tres grandes organizaciones de defensa de la libertad de prensa: Reporteros sin fronteras (RSF), Free Press Unlimited (FPU), y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

En el mundo, más de 2,170 periodistas han muerto desde 1992 y en la gran mayoría de casos, los asesinos están libres, declaró el Comité para la protección de periodistas.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


nineteen + five =