Tramo 5 del Tren Maya: esto son los posibles riesgos y afectaciones

ARISTEGUI.- Aunque el Manifiesto de Impacto Ambiental concluye que los impactos generados no son “significativos”, expone una serie de riesgos y afectaciones potenciales al ecosistema.

La Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para el Tramo 5 del Tren Maya, que va de Playa del Carmen a Tulum, revela una serie de riesgos que podría enfrentar su construcción, así como posibles afectaciones medioambientales que deberán ser contempladas y mitigadas.

El documento de 6,054 páginas, al que tuvo acceso Aristegui Noticias, destaca  una serie de peligros que enfrenta este proyecto emblemático de la administración de Andrés Manuel López Obrador, como los cenotes y cavernas subterráneas, así como las inundaciones.

También expone los “impactos significativos a los componentes atmosférico, suelo, hidrológico y vegetación”.

Este estudio fue desarrollado por el Instituto de Ecología (Inecol), dependiente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y presentado el pasado miércoles a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Corresponde ahora a la Dirección General de Impacto Ambiental de la Semarnat evaluar las condiciones que regirán la realización de obras y que podrían causar desequilibrio ecológico o rebasar los parámetros de afectación establecidos en las disposiciones medioambientales, así como determinar las acciones destinadas a preservar y restaurar los ecosistemas impactados.

Impactos medioambientales

El documento indica que las obras que integran el proyecto se componen por la terminal ferroviaria y su base de mantenimiento, así como por campamentos, laderas, pasos de fauna, pasos vehiculares, caminos de acceso y obras de drenaje.

“Durante la etapa de preparación del sitio y construcción de estas obras se pueden pronosticar algunos impactos significativos a los componentes atmosférico, suelo, hidrológico y vegetación”.

En el  caso del suelo, se prevén dos impactos ambientales principales cuyo radio de afectación puede ser contenido dentro del derecho de vía:

  1. Al realizar el desmonte o despalme de la vegetación para edificar las obras pueden presentarse procesos de erosión, los cuales deberán ser mitigados a través de la recuperación y posterior acomodo de suelos, con la posterior colocación de cubiertas protectoras vegetales.
  2. El segundo impacto refiere a la modificación de la estructura del suelo, que puede reflejarse en la afectación al sistema o paisaje kárstico (cavernoso) del sitio. En este sentido, el documento propone adecuar el soporte de las obras bajo un esquema de protección al suelo y evitar el riesgo de hundimientos o daños ecológicos a cenotes, cuevas o cavernas.

Existe también un riesgo de escurrimiento de residuos líquidos, por lo que se recomienda contemplar obras de drenaje que permitan un manejo adecuado.

“Para el componente ambiental atmosférico, los polvos y emisiones generadas por el uso de maquinaria, equipo motorizado y el movimiento de material no causará afectaciones de importancia fuera del derecho de vía”, detalla el documento.

De manera similar, se prevé que la dispersión de polvo y material particulado no causará afectaciones de importancia fuera del derecho de vía.

Aunque el Manifiesto de Impacto Ambiental determina que el Proyecto no generará afectaciones relevantes a la fauna, reconoce que el desmonte en las áreas de influencia requerirán de la reubicación de algunas especies. 

También contempla que el  ruido generado por el transporte de materiales e insumos, tránsito vehicular y operación de equipo; así como, actividades propias de la preparación del terreno y construcción del proyecto y la operación de maquinaria, “inducirán gradualmente el desplazamiento temporal de la fauna hacia zonas adyacentes del proyecto”.

El MIA reconoce que “es usual que en los proyectos de vías de comunicación se afecte a las poblaciones terrestres no voladoras durante las actividades de preparación del sitio y construcción, generando riesgo de decesos por atropellamiento”.

Peligros potenciales

Debido a que los 67.67 kilómetros de vía doble entre Tulum y Playa del Carmen que comprenden el Tramo 5 del Tren Maya serán construidos sobre un terreno en el que prevalece la presencia de cenotes y cuevas subterráneas, el Manifiesto de Impacto Ambiental destina un apartado a describir los riesgos que esto representa para la obra.

“A lo largo del trazo del proyecto, se puede encontrar que la porción sur del Tramo 5 presenta una geomorfología con mayor densidad de formaciones endokársticas, es decir que tiene una mayor proporción de sistemas de cavernas inundadas que el resto del proyecto, por lo que el riesgo asociado en ese sector es más elevado”, describe el documento.

Debido a que la vía férrea en este tramo es prácticamente paralelo a la línea costera del estado de Quintana Roo, el documento destaca que la totalidad de la región que alberga al proyecto vial está clasificada por el Centro Nacional de Prevención de Desastres como “de riesgo de inundación muy alto”.

Aunque el estudio detalla la presencia de fallas geológicas en la corteza terrestre de la región, el MIA expone que no se cuentan con registros históricos sobre sismos de gran intensidad. También precisa que el área donde estará el proyecto, no se ubica entre las regiones que presentan riesgos importantes de derrumbes o movimientos en masa de laderas.

En torno a la posibilidad de un accidente por falta de mantenimiento de los trenes, advierte que si no se toman las medidas de seguridad en los cruces a nivel, “puede haber accidentes con consecuencias mortales”. 

Además, no realizar el correcto mantenimiento preventivo en la infraestructura de soporte (vía) o la maquinaria móvil (tren o vagones), puede provocar un descarrilamiento, “lo que ocasionaría un efecto adverso principalmente en zonas con presencia de población”.

Sin embargo, se consideró como “un impacto adverso moderado”, ya que los errores de este tipo normalmente ocurren por una falla humana. 

“No obstante, las acciones destinadas al mantenimiento de la vía e infraestructura férrea tienen el objetivo de disminuir cualquier afectación que pueda ocasionar accidentes. De igual manera se propondrán medidas de prevención para disminuir el riesgo”.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


three + 6 =