Traición por dinero tras varios intentos fallidos: así capturaron a Rafael Caro Quintero, revelaría agente de la DEA

INFOBAE.- La captura de Rafael Caro Quintero, el Narco de narcos, el pasado viernes 15 de julio en Sinaloa dejó una serie de incógnitas sobre su detención. Una de ellas era si la Administración para el control de Drogas de Estados Unidos (DEA) participó en este operativo.

Y es que cabe recordar que la agencia del Departamento de Justicia de los EEUU manifestó a través de un comunicado que el arresto del fundador del Cártel de Guadalajara era la “culminación del trabajo incansable de la DEA y sus socios mexicanos”.

A pesar de que el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, aseguró que ningún personal estadounidense intervino en su arresto, nuevos informes podrían confirmar el involucramiento de los servicios de inteligencia del país vecino.

Esta última captura se habría logrado después de 13 operativos fallidos, además de que el capo mexicano había sido identificado desde hace un par de meses por autoridades de EEUU, según comentó un alto funcionario de la DEA a la revista Proceso.Un canino de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) dio con Rafael Caro Quintero entre matorrales de Sinaloa

De acuerdo con el funcionario estadounidense -de quien no revelaron su identidad-, la ubicación donde Caro Quintero se escondía fue detectada y confirmada desde semanas previas en un trabajo en conjunto con la Secretaría de Marina Armada de México (Semar). Con dichos datos, se procedió al diseño de operativos para su posterior captura, con el sigilo de que no se filtrara ningún tipo de información.

Fue así como autoridades estadounidenses comenzaron a viajar de manera constante a territorio mexicano. Durante un mes la Semar habría tenido 13 oportunidades para detener a Quintero; sin embargo, no fue sino hasta el décimo cuarto intento que se logró su aprehensión, según el medio citado con anterioridad.

Si bien la localización del capo se realizó gracias a servicios de inteligencia, el funcionario de la DEA aseguró que principalmente fueron a través de supuestas “traiciones” que dieron con el Narco de narcos.

Detalló que integrantes de múltiples cárteles del narcotráfico asentados en la región del Triángulo Dorado -localizado entre las sierras de Chihuahua, Sinaloa y Durango- brindaron mayor información sobre su paradero. Aunque no atribuyó ni mencionó a los capos que habrían dado pistas, mencionó que loanterior fue a cambio de “mucho dinero”.El histórico narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, detenido el viernes, fue trasladado por la Marina al Penal del Altiplano, en el Estado de México. Era uno de los más buscados por Estados Unidos por la muerte del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena en 1985 (Foto: Archivo)El histórico narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, detenido el viernes, fue trasladado por la Marina al Penal del Altiplano, en el Estado de México. Era uno de los más buscados por Estados Unidos por la muerte del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena en 1985 (Foto: Archivo)

Con los datos recabados por los informantes, se hizo un contraste mediante otros métodos de inteligencia, hasta que finalmente corroboraron que se trataba de Caro Quintero. Y es que según lo dicho por otro agente de EEUU, el fundador del Cártel de Guadalajara se había convertido en un “problema” para los narcos que le brindaban seguridad y protección, pese al respeto que le tenían.

La intervención de la DEA no es algo aislado, toda vez que han responsabilizado a Quintero del secuestro y asesinato del agente Enrique Camarena Salazar en abril de 1985, así como del piloto mexicano Alfredo Avelar. Es por ello que, tras su captura, también buscan su respectiva extradición a territorio estadounidense.

La primera captura de Caro Quintero fue en ese mismo año en Costa Rica por la muerte del agente encubierto de la DEA. A pesar de ser extraditado y juzgado, en 2013 fue liberado, pero dos años más tarde se emitió una nueva orden de aprehensión en su contra.

En 2018 fue incluido en la lista de los más buscados de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y se ofrecía una recompensa de hasta 20 millones de dólares a cambio de información que ayudara a su localización o captura.

Luego de la detención del capo de 69 años de edad en el municipio de Choix, Sinaloa, la Fiscalía General de la República informó que fue ingresado en el Centro de Readaptación Social número 1 (Altiplano), en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


seven − one =