Soldados y marinos no regresarán a cuarteles tras 2024.-AMLO

Cd. de México (Reforma).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que buscará una reforma constitucional o legal para evitar que soldados y marinos regresen a sus cuarteles en 2024 y permanezcan en las calles, en labores de seguridad pública, junto con la Guardia Nacional.

El Mandatario reconoció que el Quinto Transitorio de la reforma a la Carta Magna -aprobada en 2019–, que dio creación a la Guardia Nacional, permite la participación de las fuerzas armadas en seguridad solo hasta marzo de su último año de Gobierno.

Sin embargo, se pronunció por prolongar la presencia y el despliegue de militares, debido a que las corporaciones policiacas, integradas por civiles, se encuentran rebasadas, como se evidenció ayer en Ciudad Juárez, Chihuahua.

“Estamos planteando una reforma constitucional con el propósito de que la Guardia Nacional dependa de la Sedena y que continúen participando en labores de seguridad pública, tanto la Marina como el Ejército“, dijo.

-¿Qué soldados y marinos permanezcan en las calles después del 2024?, se le preguntó.

“Sí, que se pueda constituir la Guardia Nacional dependiendo de la Sedena pero que, además de sus funciones sustanciales, tanto Marina como Defensa contribuyan, apoyen en labores de seguridad pública. Vamos a buscar cuestiones estratégicas para proteger a la población. Imagínense lo de anoche. ¿Qué hace la Policía Municipal en Juárez si no interviene el Ejército para detener a los responsables de estos crímenes? Entonces, se necesita”, respondió. 

-¿Y cómo dará soporte a esa decisión?

“Hay que pensar bien, hay que prolongar más el mandato, lo que establece el transitorio”. 

-¿Con una reforma constitucional, una reforma legal o un decreto?

“Una reforma constitucional, eso es lo ideal, pero tenemos nosotros que buscarle la forma, porque nos están bloqueando”. 

-¿Si no logra la reforma, dejará al Ejército en las calles sin sustento constitucional?

“No, no, porque vamos a buscar la manera de hacer reformas a varias leyes, reformas que no sean constitucionales a leyes secundarias”.

El Presidente explicó que, de cumplir con los tiempos que hoy establece la Constitución, los militares tendrían que regresar a los cuarteles a partir de abril de 2024, es decir, cinco meses antes de que concluya el sexenio.

Sin embargo, adelantó que no lo permitirá.

“Podría yo decir: Si el transitorio de la Constitución vence en marzo, en abril, yo ya terminé, prácticamente en unos meses después, sí, pero no quiero que el día de mañana vuelva a pasar lo que sucedió con la Policía Federal Preventiva, que se corrompió”, sostuvo.

“Y aunque yo (en mi retiro) ya no escuche el radio, ni vea la televisión, ni tenga yo acceso a las redes sociales, esté yo nada más escuchando música clásica y también el son, que es cultura, aun así, se van a estar acordando de mí, me van a estar recordando”.

El lunes pasado, el Mandatario federal anunció un acuerdo presidencial para pasar por completo las funciones de seguridad de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Tras desatar una polémica, también habló de la posibilidad de realizar reformas legales -con los votos de Morena y sus aliados en el Congreso- para dar sustento a la decisión.

Adelantó que la permanencia de las fuerzas armadas en las calles podría garantizarse con la misma ruta jurídica.

López Obrador recordó que, gracias a esa estrategia, logró imponer su visión en sector eléctrico, ya que, a pesar de los recursos legales de la oposición, la Suprema Corte de Justicia le dio la razón.

“Es lo que hicimos cuando sabíamos de que Iberdrola y los que quieren quedarse con el mercado eléctrico, las empresas extranjeras, no iban a permitir la reforma constitucional en materia eléctrica y por eso se presentó la ley de reforma a la ley eléctrica, no reforma constitucional”, refirió.

“Recurrieron a la Corte planteando de que era inconstitucional, y se revisaron todos los artículos y se demostró que no era inconstitucional la Ley Eléctrica”.

¿Qué dice la ley? 

En un acuerdo publicado en mayo de 2020 se establece que el Ejército y la Armada deberán realizar tareas se seguridad de “manera extraordinaria, regulada, fiscalizada subordinada y complementaria a la Guardia Nacional”, la corporación civil creada en 2019 para tareas de seguridad, integrada por elementos de la Policía Militar y la extinta Policía Federal.

A diferencia de los dos sexenios anteriores, cuando la intervención militar en seguridad pública se dio más bien en los hechos y por necesidades del momento, la orden de López Obrador tiene sustento expreso en un artículo de la Constitución.

Se trata del artículo quinto transitorio de la reforma Constitucional de marzo de 2019 que creó a la Guardia Nacional, que establece:

“Durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del presente Decreto, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


four × 5 =