Sinovac prevé tener lista en 3 meses versión de su vacuna contra variante ómicron

MILENIO.- Con más de siete mil 900 millones de dosis de los diferentes inmunizantes aplicadas en todo el mundo, Coronavac representa “el 25 por ciento de la producción mundial”.

Debido a que la nueva variante de covid-19 ómicron puso en alerta al mundo por su alto número de nutaciones, la empresa china SinoVac prevé tener lista “en tres meses” una nueva versión de su vacuna contra covid-19 (Coronavac).

Así lo anunció la vicepresidenta de Sinovac, Yaling Hu, en un simposio organizado por el Instituto Butantan de Sao Paulo, entidad con la que se alió para producir la Coronavac en territorio brasileño.

“El desarrollo de la vacuna contra la cepa ómicron será concluido en tres meses”, con una capacidad de producción de entre “mil millones y mil 500 millones de dosis por año”, indicó Yaling Hu, que además forma parte del grupo de especialista de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ese proceso para adaptar el fármaco a la nueva variante, detectada inicialmente en Sudáfrica en noviembre y de la que poco se sabe, ya ha comenzado e incluye un plan para evaluar su eficacia por medio de experimentos en laboratorio y después en humanos de diferentes edades, de acuerdo con la ejecutiva.

“En la primera evaluación queremos aislar el virus y hacer un test de anticuerpos neutralizantes incluyendo diferentes cronogramas de inmunización”, explicó en su conferencia, que pronunció en chino, se tradujo al inglés y fue emitida en portugués por los canales oficiales del Butantan.

Según datos del Butantan, una de las instituciones de investigación médica más prestigiosas de Brasil, Coronavac “viene siendo usada en 45 países” desde el inicio de la pandemia, que ya ha causado en el mundo más de 5,2 millones de muertes.

Con más de siete mil 900 millones de dosis de los diferentes inmunizantes aplicadas en todo el mundo, Coronavac representa “el 25 por ciento de la producción mundial”, al responder por “dos mil millones” de inyecciones.

La fórmula china fue la más utilizada en el arranque de la campaña de vacunación en Brasil, que empezó el 17 de enero y su avance ha permitido un descenso drástico tanto en el número de contagios como de fallecidos en el país suramericano.

Aun así, Brasil es uno de los países más castigados por el coronavirus, junto con Estados Unidos y la India, al contabilizar hasta el momento 22,1 millones de casos y cerca de 616 mil decesos vinculados a la enfermedad.

Además, se han registrado hasta la fecha seis casos de la variante ómicron: tres en Sao Paulo, que fueron los primeros en Latinoamérica; dos en el Distrito Federal de Brasilia y otro más en Río Grande do Sul, estado fronterizo con Uruguay y Argentina.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


three × 4 =