Se necesitarán más vacunas que tengan un mayor impacto en la transmisión del covid-19: OMS

PROCESO.- Hasta que se desarrollen tales vacunas, puede ser necesario actualizar la composición de las actuales para garantizar que sigan proporcionando los niveles de protección recomendados por la organización contra la infección y la enfermedad.

MADRID.- El Grupo de Asesoramiento Técnico sobre la Composición de la Vacuna contra el covid-19 (TAG-CO-VAC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que se necesitarán más vacunas que tengan un mayor impacto en la prevención de la infección y la transmisión de la covid-19, según informó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Según este grupo de expertos, creado por la OMS en septiembre, hasta que se desarrollen tales vacunas, puede ser necesario actualizar la composición de las actuales para garantizar que sigan proporcionando los niveles de protección recomendados por la OMS contra la infección y la enfermedad.

Por otro lado, el TAG-CO-VAC también apunta que una estrategia de vacunación basada en repetidas dosis de refuerzo de la composición original de la vacuna “es poco probable que sea sostenible”.

Además, el grupo también subraya que, aunque algunos países recomiendan refuerzos, la prioridad inmediata para el mundo es acelerar el acceso a la vacunación primaria, especialmente para los grupos con mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves.

“Aunque las vacunas siguen siendo muy eficaces para prevenir la enfermedad grave y la muerte, no evitan totalmente la transmisión”, insistió Tedros.

“Más transmisión significa más hospitalizaciones, más muertes, más personas sin trabajo, incluyendo maestros y trabajadores de la salud, y más interrupción de los servicios sociales y de salud esenciales”, expresó el director general de la OMS.

Y añadió que “más transmisión también significa más riesgo de que surja otra variante que sea aún más transmisible y más mortal que las anteriores”.

Tedros recordó que la magnitud y el ritmo de la transmisión “también suponen una mayor presión sobre el personal sanitario y asistencial, ya sobrecargado y agotado”.

Por ello, reiteró que acabar con la desigualdad en la distribución de vacunas, terapias y diagnósticos sigue siendo “la clave” para acabar con la pandemia.

“Si acabamos con la desigualdad, acabaremos con la fase aguda de la pandemia”, comentó.

De igual forma, el director general de la OMS recordó que más del 85% de la población de África (unos mil millones de personas) aún no ha recibido una sola dosis de vacuna.

“No podemos poner fin a la fase aguda de la pandemia a menos que trabajemos juntos para cerrar estas brechas”, reiteró.

“La semana pasada se notificaron a la OMS más de 15 millones de nuevos casos de covid-19 en todo el mundo, el mayor número de casos notificados en una sola semana, y sabemos que se trata de una subestimación”, afirmó Tedros, quien recordó que este aumento está impulsado por la variante Ómicron, que está sustituyendo “rápidamente” a la Delta en casi todos los países.

“La OMS sigue rastreando Ómicron y otras variantes. Seguimos evaluando la transmisión de este virus, su gravedad y su impacto en las medidas, incluidas las vacunas”, concluyó responsable del organismo sanitario de las Naciones Unidas.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


20 − 19 =