Revisará INAH si vestigios obligan a cambiar ruta del Tren

Cd. de México (Reforma).- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que revisará si los vestigios hallados en el Tramo 5 del Tren Maya obligarían a cambiar la ruta.

“En este momento no lo hemos determinado, lo estaremos (viendo) cuando se retome la obra (del Tramo 5). El Instituto sí se adelanta, por eso les acabo de señalar que hay oquedades, cuerpos cavernosos, cenotes que estamos cuidando. Se verá si es preciso hacer algún tipo de ajuste en los tres tramos que hemos señalado. Tenemos cuáles son los puntos de alerta donde tenemos que encontrar soluciones adecuadas.

“Ha habido tres ajustes de la ruta (del Tramo 5) y ahora hay una suspensión. Con lo que se ha encontrado, vamos a ver si es pertinente (modificar la ruta), lo más probable es que lo será. Tenemos la instrucción que se cuide la parte ambiental”, comentó Diego Prieto Hernández, director general del INAH, en conferencia en Palacio Nacional.

Este martes, REFORMA publicó que ante los hallazgos que ha arrojado el Tramo 5 del Tren Maya, con al menos 58 posibles sitios paleontológicos y arqueológicos subacuáticos, no es prudente continuar con el trazo, advirtió el espeleólogo Octavio del Río.

“El INAH tiene todos los elementos para detener el trazo por ahí, por arriba de estos sistemas subterráneos”, señaló en entrevista.

Por lo tanto, urgió corregir la ruta, al tiempo que denunció la premura con la que trabajan los arqueólogos, cuando las labores en un sólo sitio requieren meses o años.

Con el argumento de que no han avanzado las obras, el director del INAH reconoció que se tienen pocos avances en el hallazgo de sitios arqueológicos en el Tramo 5 del Tren Maya.

“En el Tramo 5 también se hará el trabajo de protección, investigación y salvamento arqueológico. Ya tenemos un avance en este tramo, todavía menor, porque obviamente en este momento no se están desarrollando las obras propiamente dichas.

“Sin embargo, ya hemos podido prospectar el área y hemos establecido un mecanismo para ir acompañando las obras, siempre con el cuidado de los bienes arqueológicos tanto en superficie como aquellos que se encuentran sumergidos en cuevas y cenotes”, comentó Diego Prieto Hernández.

El director del INAH señaló que el objetivo del Instituto es salvaguardar los hallazgos arqueológicos, pero que esto debe ir de la mano con los constructores y consorcios de la obra.

“Siempre tenemos que compaginar los tiempos con los que requiere el salvamento de los sitios arqueológicos. Debemos ir siempre de la mano con los constructores, los consorcios de la obra y al mismo tiempo favorecer los hallazgos”, señaló.

Prieto Hernández mencionó que se han registrado 45 zonas arqueológicas ligadas al Tren Maya, las cuales podrán estar abiertas al público una vez sea inaugurada la obra.

“Vinculados al Tren Maya (hay) alrededor de 45 zonas arqueológicas. El recurso es finito, pero todas estarán a la disposición y abiertas al público. Serán 45 sitios de un total de 194 abiertas al público en todo el País”, agregó.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


three × three =