Refuerzo de vacuna antiCovid. ¿Cómo es en otros países?

EL UNIVERSAL.- Con lapsos de entre dos y seis meses tras la vacunación de dos dosis, distintos países ya llevan a cabo la inoculación de refuerzo para evitar nuevos contagios por el coronavirus en invierno.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan el refuerzo para todos los mayores de 18 años. Las vacunas aplicadas en el país son Pfizer BioNTech, Moderna (ambas de dos dosis) y Janssen (Johnson & Johnson, una dosis).

Los vacunados con Pfizer BioNTech y Moderna deben recibir el refuerzo al menos seis meses después de haber completado su esquema principal de vacunación.

Los vacunados con Johnson & Johnson deben recibir el refuerzo al menos dos meses después de haber completado su esquema principal de vacunación.

Israel comenzó a administrar el refuerzo de la vacuna desde julio, comenzando con personas inmunodeprimidas y mayores de 60 años. Actualmente se administra a todos los mayores de 12 años. El país ha usado casi exclusivamente el biológico de Pfizer.

China también dio luz verde desde agosto a las vacunas de refuerzo para personas con alto riesgo de contraer Covid-19, incluyendo personal que trabaja en el sector médico, trabajadores de aviación y aduanas, adultos mayores de 60 años. El requisito es que hayan pasado seis meses desde que completaron su esquema de vacunación principal.

En Europa, varios países aplican ya la vacuna de refuerzo, como Francia, que en agosto comenzó con adultos mayores y personas de riesgo, pero en noviembre pasado recomendó aplicarla a todos los mayores de 40 años. El refuerzo se aplica a los seis meses de haberse completado el esquema de vacunación principal y según la decisión de las autoridades francesas, debe realizarse con una vacuna de ARN mensajero (Pfizer o Moderna).

En Alemania, en noviembre pasado el Comité Permanente de Vacunación recomendó oficialmente la vacuna de refuerzo para todos los mayores de 18 años. Al igual que Francia, recomienda para el refuerzo los preparados de ARN mensajero, que debe aplicarse seis meses después de haber completado el esquema principal de vacunación. En el caso de vacunas de dosis única, como la de Johnson & Johnson, recomienda aplicar el refuerzo luego de dos meses. 

En Rusia, donde se utiliza la vacuna Sputnik V, se autorizó en junio la aplicación del refuerzo, a los seis meses de haberse aplicado el esquema principal.

En América Latina son varios los países que ya están administrando dosis de refuerzo.

El primero en hacerlo fue República Dominicana. En este caso, el gobierno comenzó con personal médico y luego población con comorbilidades, pero el presidente Luis Abinader afirmó que el refuerzo estará disponible “para quienes lo soliciten”.

En Uruguay se aprobó en julio el refuerzo para los vacunados con Coronavac, la vacuna de Sinovac. En septiembre se aprobó también para personas mayores de 60 años que completaron su esquema de vacunación original con Pfizer o AstraZeneca.

Chile entregó en agosto un calendario para aplicar la dosis de refuerzo comenzando con inmunodeprimidos y mayores de 60 años. Luego se amplió a todos los mayores de 18 años. La tercera dosis se administra, pasados seis meses del esquema principal, con AstraZeneca o Pfizer para mayores de 55 años y con Pfizer para personas de 54 años o menos. 

En Argentina comenzó en noviembre la aplicación de tercera dosis a personas inmunodeprimidas  mayores de tres años, sin importar la vacuna que recibieron en el esquema principal, y a los mayores de 50 años que recibieron esquema inicial con Sinopharm.

En Turquía incluso se autorizó ya una cuarta dosis, con los biológicos de Sinovac y Pfizer, que se aplica 21 días después de la tercera, para mayores de 65 años y personal sanitario que completaron su esquema de vacunación con Sinovac.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


1 + nine =