¿Qué pasa con las patentes de las vacunas?

El llamado a liberar patentes de vacunas anti-Covid para impulsar acceso mundial cobró fuerza con apoyo de EU. Esto debes saber

(Reforma).- El llamado a liberar las protecciones intelectuales de las vacunas contra Covid-19 cobró fuerza luego de que Estados Unidos respaldara la propuesta, pero también se hizo evidente la Oposición.

La propuesta original de aplicar una exención temporal a las patentes fue de India y Sudáfrica y se presentó en la Organización Mundial del Comercio (OMC). La idea era simple: hacer una suspensión temporal de todas las protecciones en cuanto a la vacunación o tratamiento del Covid-19 para que se pudiera producir en todo el mundo y acelerar la salida de la peor crisis sanitaria que haya conocido el planeta desde la gripe española de hace poco más de un siglo.

El posicionamiento de Estados Unidos ha cambiado las negociaciones. Francia y Rusia, dos potencias económicas, ya respaldaron la idea, pero las farmacéuticas y Alemania se manifestaron en contra, asegurando que hay otras maneras de impulsar la producción sin arriesgar las inversiones y ganancias.

Esto es lo que debes saber sobre el tema:

¿Para qué liberar las patentes?

El argumento principal a favor de liberar las patentes es la evidente desigualdad en el acceso a las vacunas contra el Covid-19. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cerca del 87 por ciento de las dosis se han aplicado en países de ingresos altos o medios, mientras que los países de bajos recursos sólo han recibido el 0.2 por ciento.

La propuesta fue presentada en la OMC el 2 de octubre por Sudáfrica e India, y ha recibido desde entonces el apoyo de un centenar de países y de organizaciones sociales.

El texto inicial propone acordar una derogación temporal a ciertas obligaciones resultantes del Acuerdo sobre derechos de propiedad intelectual que afectan al comercio (ADPIC) para que cualquier país pueda producir vacunas sin preocuparse de las patentes, así como medicamentos y otros materiales médicos.

La derogación duraría hasta “que se haya implementado a escala mundial una vacunación ampliamente extendida, y que la mayoría de la población mundial esté inmunizada”.

¿Quién está a favor?

Los apoyos más fuertes surgieron entre el miércoles y este jueves cuando primero Estados Unidos lanzó su respaldo y luego Rusia, que hasta ahora ha creado cuatro vacunas anti-Covid, entre ellas Sputnik V y su versión monodosis Sputnik Light, y Francia hicieron lo propio.

La OMS, Naciones Unidas y ONGS como Médicos Sin Fronteras o Human Rights Watch consideran que gracias a la multiplicación de lugares de fabricación se facilitaría el rápido acceso a productos médicos y a precios asequibles a los países más desfavorecidos.

Marruecos, Egipto, Indonesia o Pakistán han indicado que tenían las “capacidades de producción” si se suspenden las patentes.

Menos entusiasta, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo también el jueves que “la Unión Europea (UE) está lista para conversar sobre cualquier propuesta que responda a la crisis de forma efectiva y pragmática”.

Sin embargo, destacó las exportaciones de vacunas que el bloque europeo ha hecho, y pidió a los países “productores de vacunas que permitan las exportaciones”

La Administración (Biden) cree firmemente en las protecciones a la propiedad intelectual, pero para acabar con esta pandemia apoya que se levanten estas protecciones para las vacunas contra el Covid-19″. Katherine Tai, representante de Comercio de EU.

En la situación actual no debemos pensar en cómo obtener los máximos beneficios, sino en cómo proteger la seguridad de las personas”. Vladimir Putin, Presidente de Rusia.

¿Quién está en contra?

El frente opositor a liberar las patentes está liderado actualmente por Alemania, la primera economía de la UE, y por las farmacéuticas que buscan defender sus inversiones y ganancias.

El Gobierno de la Canciller alemana, Angela Merkel, señaló que la propuesta de Estados Unidos tiene “graves complicaciones”.

“La sugerencia de Estados Unidos para liberar la protección de las patentes de vacunas anti-Covid-19 tiene graves complicaciones para la producción de vacunas como un todo”, afirmó una portavoz. “La protección de la propiedad intelectual es una fuente de innovación y debe seguir así en el futuro”.

Por su parte, los grupos farmacéuticos citan el esfuerzo financiero realizado por los laboratorios -miles de millones, en parte con fondos públicos- y el freno a las inversiones futuras que se produciría si no se obtienen beneficios.

En lugar de liberar las protecciones, las farmacéuticas proponen impulsar la producción en sus propias fábricas y, según Thomas Cueni, presidente de Federación internacional de la industria farmacéutica (Ifpma), destacan que han suscrito ya 275 acuerdos de asociación, incluso de transferencia tecnológica, para aumentar lo más rápido posible la producción y llegar a producir 10 mil millones de dosis en 2021.

La industria afirma que el mayor problema de la escasez no es en sí la propiedad intelectual sino las barreras aduaneras o la falta de ciertos ingredientes, que pueden paralizar la producción.

Estiman además que más de un centenar de ingredientes que entran en la fabricación de una vacuna son difíciles de encontrar actualmente, sea porque su exportación está bloqueada o porque su demanda es muy elevada.

Algunos incluso han levantado temores sobre la calidad de los fármacos que se produzcan o sobre la posible falsificación de los mismos.

Negociaciones en la OMC

Para lograr una exención de las patentes, la OMC tendría que lograr un acuerdo y, como sus decisiones se basan en el consenso, los 164 miembros deben estar de acuerdo y cualquiera de ellos puede vetarla.

Es por eso que expertos advierten que llegar a dicho acuerdo podría llevar meses. Las negociaciones no solo serían prolongadas sino que también es posible que resulten en una exención que sea significativamente más reducida en alcance y de menor duración que la inicialmente propuesta por India y Sudáfrica, dijeron expertos en comercio.

El Consejo general de la OMC, órgano de decisión supremo, debatió el tema el miércoles, antes del anuncio espectacular de Washington.

India y Sudáfrica han prometido presentar rápidamente un texto enmendado que incluya “compromisos”, según la OMC.

Tres reuniones dedicadas a este asunto se van a celebrar antes de fin de mayo y luego el 8 y 9 de junio.

El apoyo de la Casa Blanca a la exención temporal de las protecciones individuales de las vacunas contra Covid-19 refleja la sabiduría y el liderazgo de Estados Unidos para trabajar para terminar esta pandemia” Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.

El ejemplo del sida

A finales de los años 90, los antiretrovirales revolucionaron los tratamientos contra el virus del sida. Las triterapias empezaban a salvar miles de vidas, pero su precio era inalcanzable para la inmensa mayoría de los seropositivos.

Hubo que esperar hasta principios de los años 2000 para que se firmaran varios acuerdos para facilitar la fabricación y la distribución de medicamentos antiretrovirales genéricos a bajo precio para los países pobres.

En 2003, un acuerdo temporal, confirmado a fines de 2005, consiguió introducir una exención al derecho de propiedad intelectual que permitía a los países pobres afectados por graves enfermedades infecciosas -paludismo, tuberculosis, SIDA- importar medicamentos genéricos en el caso de que no los pudieran producir ellos mismo.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


12 + 10 =