Prevé OIT que deterioro laboral se acentúe en 2022

Cd. de México (Reforma).- La pérdida de puestos de trabajo se acentuará a lo largo del 2022 debido a cuestiones como la inflación, la crisis en las cadenas de suministro y otros problemas generados a raíz del conflicto entre Rusia y Ucrania, previó la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En su análisis “Observatorio de la OIT sobre el Mundo del Trabajo” anticipó que los efectos por la guerra se empezarán a ver en el segundo trimestre del año.

“Aumentan las posibilidades de mayor deterioro de las horas trabajadas a lo largo de 2022. De hecho, las perspectivas actuales son sumamente inciertas, y hay posibilidades claras de pérdidas para la ya frágil recuperación.

“Se prevé que el nivel mundial de horas trabajadas siga disminuyendo en el segundo trimestre de 2022, una evolución impulsada principalmente por las continuas medidas de contención de China, y que se agrave con la evolución del conflicto en Ucrania”, afirmó el organismo internacional.

Añadió que la proyección más reciente de la OIT para el segundo trimestre de 2022 indica un posible descenso del nivel de horas trabajadas (que se traduce en pérdidas de empleos), que estaría un 4.2 por ciento por debajo del nivel anterior a la pandemia, el equivalente a 123 millones de empleos a tiempo completo.

Señaló que las economías de ingreso bajo y de ingreso mediano bajo sufrieron reveses en su recuperación a principios de 2022. Estos países, ya limitados por el escaso margen fiscal y la puesta en marcha de las vacunaciones, se ven ahora azotados por las consecuencias de las crisis financiera, alimentaria y energética.

Por otro lado, la OIT afirmó que el aumento de la inflación afecta a los ingresos reales de los hogares, lo que podría reducir la demanda agregada y retrasar la recuperación de la crisis de Covid-19.

“El actual aumento de la inflación responde al fuerte impulso de un firme incremento de los precios de los productos básicos, en particular de los alimentos y la energía. A medida que las empresas trasladen los precios más altos de los insumos a los consumidores, el poder adquisitivo de los hogares disminuirá de no haber aumentos proporcionales de los ingresos”, consideró.

Añadió que los hogares de bajos ingresos que gastan una parte importante de sus ingresos en productos alimentarios corren un riesgo especial de caer en la pobreza y puede incluso que queden expuestos a inseguridad alimentaria y hambre.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


9 + 6 =