Prevé OCDE desaceleración del PIB de México en 2023

Cd. de México (Reforma).- El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México se desacelerará en 2023, debido a su alta exposición al ciclo económico mundial y a una menor demanda de las economías avanzadas, particularmente de Estados Unidos, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En una actualización de su informe de perspectivas económicas globales publicado en junio, la OCDE estimó que México logrará un crecimiento de 1.5 por ciento en su PIB del año próximo, tasa inferior en seis décimas al pronóstico previo de 2.1 por ciento.

Asimismo, esta estimación es inferior al 3 por ciento que utilizó el gobierno como base para calcular los ingresos presupuestales del año próximo.

Asimismo, la OCDE ajustó al alza su pronóstico para el PIB mexicano de este año, para dejarlo en 2.1 por ciento, desde el 1.9 por ciento que tenían proyectado hace tres meses.

El ‘precio de la guerra’ en Ucrania lastrará la economía mundial en 2023

Respecto a la economía mundial, el organismo espera un crecimiento de 2.2 por ciento en 2023, una rebaja de seis décimas respecto a su anterior previsión a causa del “precio de la guerra” en Ucrania y el alza de tasas de interés para contener la inflación.

“Una pérdida de impulso económico es visible a nivel mundial, pero especialmente en Europa”, indicó la OCDE, que mantiene sin cambios, en un 3 por ciento, la expansión del PIB mundial en 2022.

La OCDE destacó que Rusia lanzó el 24 de febrero una ofensiva en Ucrania, lo que se ha traducido a nivel mundial en un aumento de precios de la energía y de la alimentación para los hogares y empresas, y en un freno a la expansión económica en un mundo pospandemia.

El conflicto, que parece encaminarse a ser de larga duración tras la movilización de reservistas rusos, provocará una pérdida de 2.8 billones de dólares de ingresos mundiales en 2023, estimó la organización con sede en París.

“Las presiones inflacionistas son cada vez más generalizadas, con el aumento de los costos de la energía, el transporte y de otros”, apuntó la OCDE, que revistó al alza la inflación mundial a un 8.2 por ciento en 2022 y a un 6.6 por ciento en 2023.

Además de los efectos de la guerra en los precios, el alza de las tasas de interés por los bancos centrales para contener la inflación y la pandemia de Covid-19 también lastran la economía mundial, agregó la OCDE, que pide no obstante continuar.

Alemania, en recesión

La coyuntura económica golpearía especialmente a la Unión Europea (UE), región próxima a Rusia y que busca reducir su dependencia del gas ruso, y sobre todo a su primera potencia económica e industrial, Alemania.

La OCDE proyectó que Alemania entraría en recesión en 2023 con una contracción del 0.7 por ciento, una rebaja de 2.4 puntos respecto a las previsiones de junio que lastra la economía de la eurozona. Esta última crecería un 0.3 por ciento, 1.3 puntos menos de lo previsto.

“Las proyecciones están rodeadas de una gran incertidumbre. Una mayor escasez de combustible, especialmente de gas, podría reducir la expansión en Europa en 1,25 puntos porcentuales más en 2023”, advierte el informe.

Aunque el resto de las principales economías de la UE escaparían de la recesión en 2023, Francia (con un alza de 0.6 por ciento), Italia (0.4 por ciento) y España (1.5 por ciento) no estarían a salvo de las consecuencias de un empeoramiento de la situación energética.

“Cuando Alemania, Francia y otras economías caen (…), hay un impacto en las demás”, advirtió en rueda de prensa el jefe economista en funciones de la organización económica, el portugués-canadiense Álvaro Pereira.

Los países del G20 crecerían el próximo año al mismo ritmo que la economía mundial, un 2.2 por ciento, es decir, 0.6 puntos porcentuales menos. De ellos, la OCDE rebajó en 1.5 puntos la previsión para Argentina, que crecería un 0.4 por ciento y cuya inflación sería del 83 por ciento.

Las perspectivas económicas de 2023 también se revisaron a la baja en otras zonas y países del mundo, salvo para Turquía (3 por ciento, sin cambios), el Reino Unido (0 por ciento, sin cambios) e Indonesia (4.8 por ciento, más 0.1 puntos porcentuales).

El crecimiento de Estados Unidos sería de 0.5 por ciento en 2023 (-0.7 puntos respecto a junio) y el de China un 4.7 por ciento (-0.2). La economía rusa se contraería un 4.5 por ciento en 2023, tras una contracción del 5.5 por ciento en el presente ejercicio.

“Es una enorme recesión. Las sanciones están teniendo un gran impacto. Creemos firmemente que Rusia está pagando un precio muy muy grande en la guerra”, subrayó Pereira, preguntado por la mejora en 4.5 puntos de la previsión de Rusia para 2022.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


twenty − eleven =