¿Podré elegir mi vacuna contra la Covid-19?

(LatinUS).- Aunque en México existen voces que se oponen públicamente a la vacunación contra la Covid-19, no debes olvidar que la Ley General de Salud (LGS) señala en su artículo 139, fracción III, que los particulares están obligados a aplicarse vacunas contra infecciones del aparato respiratorio.

También la LGS establece (artículo 144) que la vacunación contra enfermedades transmisibles es obligatoria. La vacunación es considerada como una medida de seguridad sanitaria y para casos como la Covid-19, la ley establece (artículo 408) que las autoridades deben ordenar la vacunación de personas como medida de seguridad. Que no quede duda, por ley estamos obligados a vacunarnos.

Como lo he mencionado en participaciones anteriores, si te opones a vacunarte, o realizar acciones para obstaculizar la vacunación, hay sanciones que van desde una amonestación, pasando por una multa de casi 3 millones de pesos y un arresto de hasta 36 horas. Ello, conforme el artículo 422 de la LGS.

Sabiendo que estamos obligados a aplicarnos la vacuna, y, sobre todo, teniendo la esperanza, que más temprano que tarde, la acción de las autoridades permitirá que encontraremos en México todas las marcas de vacunas contra la Covid-19 que se encuentran en el mercado, pasando por AstraZeneca, Sputnik-V, Moderna, Pfizer-BioNTech, Janssen, Novavax, CanSino, Sinovac, o la Soberna 02, toca ahora preguntarnos ¿puedo elegir cuál de todas ponerme? Mi respuesta es sí.

Para llegar a esa conclusión debemos considerar que, en términos de la LGS, la vacunación es un servicio de atención médica de protección (artículo 33). Siendo así, rigen derechos que como usuarios del servicio de salud nos amparan, tales como la autonomía de voluntad, derecho a ser informados, y por supuesto, nuestra libertad de elección.

No podemos olvidar que la atención médica está íntimamente relacionada con la salubridad general, y que como ciudadanos tenemos derecho a recibir información suficiente, clara, oportuna, y veraz sobre la atención que vamos a recibir, en este caso, de vacunación. Además, teniendo posibilidad de elegir entre varias opciones, nadie puede desplazar la autonomía de la voluntad individual (e incluso familiar para el caso de menores en riesgo), siendo que no nos encontramos en un caso de urgencia justificada (si el usuario estuviera en estado de inconsciencia).

Estimo que un adecuado estándar para equilibrar la obligación de vacunarnos y la libertad de elección sobre cuál vacuna aplicarnos, debe incluir la posibilidad de tener al alcance la mayor cantidad de información científica disponible, a efecto que como usuarios podamos tomar la decisión dentro de parámetros de razonabilidad. Por supuesto que aquí corresponde a las autoridades implementar las políticas públicas que ponderen adecuadamente la idea que antes te expuse.

Con lo dicho hasta aquí ¿cuál vacuna te vas a poner cuando te toque? Te espero en Twitter como @enrique_pons y en Facebook como Enrique Pons Franco. Nos leemos la próxima semana.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


nine + 11 =