Piden que relevos en Semarnat acaten ley ambiental

Cd. de México (Reforma).- Activistas y ambientalistas criticaron los cambios que la Semarnat sufrirá ante la renuncia de tres directores en medio de presiones para avanzar en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Tren Maya, y advirtieron que quienes entren deberán acatar la ley.

“En esta Administración una de las Secretarías que ha tenido más cambios es la de Medio Ambiente, y obedece a cumplir las disposiciones del Ejecutivo Federal, más que para cumplir la ley”, advirtió Gemma Santana, cofundadora de Voto por el Clima.

La ex directora de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Presidencia de la República reiteró que el proyecto del Tren Maya está mal y cualquiera que recorra la zona devastada en el Tramo 5 podría darse cuenta.

“Está comprobado que no están las Manifestaciones de Impacto Ambiental y ya están destruyendo”, dijo.

“Quienes sean nombrados deberán cumplir con la ley ambiental, la Ley de Equilibrio Ecológico, que se acaba de reformar en el Senado”.

REFORMA publicó este fin de semana dejarán la Semarnat los directores de Impacto Ambiental, Juan Manuel Torres Burgos; de Calidad del Aire y Registro de Emisiones, Adolfo Cimadevilla Cervera, y de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas, Ricardo Ortiz Conde.

“Los funcionarios procedían de la administración anterior de Víctor Toledo, quien dimitió por diferencias con la política presidencial en materia ambiental; y los relevos serán cercanos a la actual titular María Luisa Albores y tendrán una mayor anuencia a las obras del Tren.

En tanto, el buzo José Urbina, integrante de la campaña Sélvame del Tren y quien ha documentado los cenotes que hay debajo de la ruta del tramo 5 de Tren Maya, consideró que las renuncias muestran que algo está mal con el megaproyecto.

“Cuando tienes un coche que tiene muchos ruidos, es porque algo le falla; si aquí se escucha mucho ruido en Fonatur, en Semarnat y demás, porque la gente renuncia es porque algo está mal”, dijo.

“Lo que nos preocupa no es la gente que se fue, sino la gente que va a entrar, que seguramente va a ser seleccionada para que esté alineada con un interés subjetivo y no con un interés del medioambiente”.

El activista criticó que mientras el Gobierno federal se empecina en la construcción del Tren Maya no se destinen recursos para atender la problemática del sargazo en las playas de Quintana Roo o en mejorar el servicio de drenaje.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


eight − six =