ONU Mujeres publica guía para hombres durante la cuarentena

La ONU y el Gobierno de México publicaron una guía de qué hacer para evitar la violencia doméstica durante el confinamiento por COVID-19 y crear un entorno solidario, pero que no va dirigida a las mujeres, sino a los hombres.

“Responde mentalmente del 1 al 10: ¿Qué tan colaborativo eres en casa? (…) Ahora comprueba realmente si ese puntaje que tenías en mente, corresponde con tu realidad:

Tiendo la cama por lo menos la mitad de la semana.

Lavo los baños de casa cada vez que sea necesario.

Le pregunto a mi pareja cómo se siente y cómo estuvo su día, todos los días”.

Estas y otras frases forman parte de un test de autoevaluación con el que empieza la guía de nuevas masculinidades, para revisar si como hombres realmente hacen las tareas que les corresponden o dejan la mayor parte de la carga de trabajo en otras personas.

Y es que hay estudios que indican que a mayor corresponsabilidad en el hogar, menor violencia doméstica. En México, la académica del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM Irene Casique lo confirmó analizando la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh).

A nivel mundial también se ha observado esta correlación, explicó en entrevista Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México.

“Cuando los hogares garantizan una mayor participación de los padres en las tareas de cuidado, esos hogares también representan un menor índice de violencia. Y por lo tanto hay una correlación directa entre un mayor equilibrio en las cargas de cuidado y una menor violencia. Y por lo tanto esta es una oportunidad para que una forma de prevenir esta forma de violencia, sin duda sea una mayor corresponsabilidad”, afirmó.

Los datos son contundentes: cada día, una mujer dedica 10 horas a trabajo pagado y no pagado, mientras que un hombre, 8.1; y a la semana, las mujeres ocupan en promedio 39 horas en labores domésticas, y los hombres solo 13.

“No digamos ‘ella lo hace mejor que yo’. No digamos ‘esto es cosa de mujeres’. No digamos ‘yo traigo dinero a la casa’ para justificarnos y no hacer lo que nos corresponde. A la lavadora no le importa si un hombre o una mujer presiona los botones, ni tampoco a la licuadora o a la aspiradora”, subraya la guía de masculinidades.

Expresar emociones, cuidar a personas mayores y menores

El documento promovido por ONU Mujeres y el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) también señala que todas las relaciones sociales y familiares de los hombres mejoran si desarrollan sus habilidades emocionales para expresarse y comunicarse. Como prueba, los datos que muestran que los hombres tienen mayores problemas de salud mental: 15 millones han sufrido depresión y 8 de cada 10 suicidios en el país son de hombres.

Para prevenir estas situaciones y violencia dentro de la casa, sobre todo durante el confinamiento por la emergencia sanitaria, la guía promueve acciones en tres vías:

1. Cuidar de uno mismo y de las personas cercanas

Sugiere organizar el tiempo de trabajo y tener pausas y momentos de descanso y convivencia con los demás. Reflexionar sobre cómo nos hace sentir esta situación, platicarlo, y utilizar un lenguaje no violento para decir lo que sentimos y evitar tensiones innecesarias. En esa misma organización del tiempo, equilibrar las tareas “para que ningunx se sienta en deuda o en un sobreesfuerzo”.

2. Involucrarse en las labores del hogar

“La situación de confinamiento puede ser una oportunidad para construir relaciones más justas basadas en el bienestar de todos en la familia. Si tú eres corresponsable con el hogar, tu relación de pareja puede ser más armónica y mejorar la vida emocional de ambas partes. Incluso, la autoestima de las niñas y niños puede fortalecerse si participas en la crianza y su cuidado”, recomienda. Además, ayudar a los hijos e hijas a expresar sus temores sobre la enfermedad, y en otros momentos jugar con ellos.

3. Cuida de las personas adultas mayores

Por último, destaca que como las personas de mayor edad son las más vulnerables a la enfermedad y por el aislamiento pueden sentirse ansiosos, pide a los hombres mantener el contacto con sus mayores y ayudarlos a estar en comunicación con otros seres queridos mediante teléfono, videoconferencia o redes sociales; asegurarse de que tienen los medicamentos que necesitan para el tiempo que dure la contingencia, y ayudarlos a mantener horarios y rutinas regulares.

La guía completa la puedes consultar en este enlace.

La idea de emitir recomendaciones dirigidas a hombres para prevenir la violencia familiar es parte de la iniciativa #HeForSheDesdeCasa, que busca sumarlos a ellos en la lucha por la igualdad de género, no solo para favorecer a las mujeres, sino para liberar a los hombres de los roles sociales preestablecidos que también los condicionan. México es parte de esta iniciativa que existe desde 2014, promovida por la actual directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka.

En las primeras semanas de emergencia sanitaria por COVID-19 y las medidas de distanciamiento social han aumentado cuatro veces más las llamadas a la línea de Locatel en la Ciudad de México por violencia de género, y los refugios para Mujeres Víctimas de Violencia están en el límite de su capacidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

 

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


3 × 1 =