No hay evidencia de que vacunas contra Covid-19 afecten la menstruación: EMA

Reuters.- Hasta ahora no hay evidencia que respalde una relación causal entre las vacunas contra la Covid-19 y desórdenes en la menstruación, indicó el regulador de la Unión Europea, al tiempo que recomendó por separado añadir un nuevo trastorno médico a la lista de posibles efectos adversos de la inyección de Johnson & Johnson.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) informó que su comisión de seguridad sanitaria había estudiado casos de desórdenes de la menstruación reportados tras recibir la vacuna y que pidió más datos a las farmacéuticas para seguir evaluando el tema.

Los desórdenes en la menstruación pueden ocurrir por varias razones, desde estrés y agotamiento hasta condiciones médicas de base como fibrosis o endometriosis.

Por separado, la EMA recomendó que la trombocitopenia inmune ITP, que genera bajos niveles de plaquetas en sangre, mareos y zumbidos, se añada a las advertencias sobre posibles efectos de la vacuna de Johnson & Johnson, de dosis única.

La agencia de la UE enfatizó que los beneficios de la vacuna de Johnson & Johnsonde todas formas superan cualquier riesgo y agregó que había analizado mil 183 casos de mareos y más de 100 casos de tinnitus para llegar a su conclusión.

“Apoyamos con firmeza la concientización sobre las señales y síntomas que se presentan en raras ocasiones para garantizar que puedan identificarse rápidamente y tratarse de manera efectiva”, indicó Johnson & Johnson en un comunicado y afirmó que comparte con frecuencia los datos sobre reacciones adversas con los reguladores.

El mes pasado, la EMA enumeró un trastorno degenerativo nervioso poco común, el síndrome de Guillain-Barré (GBS), como un posible efecto secundario poco común de la dosis de Johnson & Johnson. La empresa también ha tenido problemas de suministros en la Unión Europea.

La EMA agregó el GBS como un posible efecto secundario de la vacuna contra la Covid-19 de AstraZeneca y dijo el viernes que todavía estaba monitoreando esos reportes.

Tanto las vacunas de Johnson & Johnson como las de AstraZeneca utilizan una tecnología similar, pero con diferentes versiones de un virus del resfriado común para activar el desarrollo de inmunidad en el cuerpo.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


nine + three =