Niegan permisos al sector privado y CFE aporta poca luz

Cd. de México (Reforma).- En materia de generación eléctrica, la 4T “ni picha, ni cacha, ni deja batear”.

Y es que mientras los proyectos privados de generación, principalmente de energías renovables, son denegados, las plantas eléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) brillan por su ausencia.

Mientras que con Enrique Peña Nieto se incorporaron 15 centrales con una capacidad de 3 mil 408 megawatts, en el actual Gobierno. la CFE anunció la construcción de seis ciclos combinados, pero arrancarán hasta 2024, pese a que forman parte de su cartera de centrales prioritarias.

Aunque también contempla la modernización de las hidroeléctricas y el parque solar de Puerto Peñasco, los proyectos han sido cuestionados sobre los plazos para su desarrollo.

De hecho, la poca energía agregada al sistema eléctrico por la CFE proviene de la incorporación de las centrales de turbogas de emergencia en Punta Prieta en La Paz, Baja California Sur; así como de González Ortega en Mexicali, Baja California, con una capacidad conjunta de 216.4 megawatts, que se añadieron en 2021.

Otra pequeña “aportación” de generación parte de la empresa estatal es la adquisición de una termoeléctrica de 135 megawatts, en octubre pasado, a la empresa estadounidense New Fortress Energy para utilizarse en Baja California Sur y combatir los apagones en la entidad.

En ese mismo mes, la CFE informó sobre la construcción de una central de combustión interna en Mexicali, de 429 megawatts y una inversión de 379 millones de dólares, la cual se espera tener en operación para mayo próximo.

La modernización de las hidroeléctricas es otro proyecto que se formalizó en noviembre de 2021 y que sigue en desarrollo. Se trata de nueve plantas que podrían incrementar su capacidad de generación en 248 megawatts y estarán listas entre 2023 y 2024.

Mientras que en marzo de 2022, la CFE informó, sin mayor detalle, que licitaría cuatro mini hidroeléctricas que podrían sumar unos 50 megawatts, pero hasta la fecha no se ha informado sobre la adjudicación de los contratos.

El parque solar de Puerto Peñasco, Sonora, es la gran apuesta renovable de la CFE, el cual tendrá una capacidad de mil megawatts, pero se concluirá en su totalidad hasta abril de 2028.

Ayer, REFORMA publicó que durante 2022, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) negó 33 permisos de generación renovable a privados, mientras que proyectos públicos sí han logrado las autorizaciones y algunos privados, pero de muy pequeña capacidad.

Una fuente relacionada con CFE, explicó que muchos de los proyectos ni siquiera han tenido que pasar por la lista de nuevos permisos de la CRE porque se han manejado como adiciones de capacidad.

Alertó que retrasar su entrada en operación compromete el suministro eléctrico del País, ya que la demanda crece hasta 3 por ciento anual.

“Sí se ha adicionado capacidad pero es un volumen muy pequeño y que no corresponde con las necesidades actuales del País. La estrategia de generación de CFE se basa en la incorporación de megas de los ciclos combinados, los cuales son relevantes pero estarán entrando en operación hasta después de 2024 porque tienen tiempos de ejecución muy apretados.

“Hay los elementos suficientes para pensar que si no se gestiona de manera adecuada puede existir un riesgo muy claro en el sistema eléctrico nacional asociado a la demanda eléctrica “, dijo la fuente.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


13 − ten =