Musk asume como CEO de Twitter; realiza cambios radicales

California, Estados Unidos(Reforma).- Elon Musk no perdió ni un minuto para tomar el control total de Twitter.

El multimillonario sudafricano se nombró a sí mismo director ejecutivo, despidió a la plana directiva y comenzó de inmediato a rediseñar la estrategia de una de las plataformas de redes sociales más influyentes del mundo tras el cierre de su adquisición de 44 mil millones de dólares.

Musk, de 51 años, reemplaza a Parag Agrawal, quien fue despedido junto con otros altos ejecutivos, según una persona familiarizada con el asunto, que pidió no ser identificada comentando discusiones internas.

El empresario, quien también dirige Tesla Inc. y SpaceX, podría ceder el puesto a largo plazo, agregó la fuente. Los representantes de Twitter declinaron hacer comentarios.

La adquisición de Musk pone al hombre más rico del mundo al frente de una red social en dificultades tras seis meses de disputas públicas y legales. Una de las primeras medidas de Musk fue cambiar la dirección.

Las salidas incluyen a Vijaya Gadde, la jefa de asuntos legales, política y confianza; el director financiero, Ned Segal, que ingresó a Twitter en 2017; y Sean Edget, que ha sido consejero general de Twitter desde 2012. Edgett fue escoltado fuera del edificio, informó Bloomberg News.

Musk también tiene la intención de eliminar la prohibición permanente a los usuarios porque no cree en las prohibiciones de por vida, señaló la persona. Eso significa que las personas que han sido expulsadas de la plataforma podrían ser autorizadas a volver, una categoría que incluiría al ex Presidente Donald Trump, dijo la fuente. Sin embargo, no está claro si a Trump se le permitiría regresar a Twitter en el corto plazo.

“Twitter formará un consejo de moderación de contenido con puntos de vista muy diversos. No se tomarán decisiones de contenido importantes ni se restablecerán cuentas antes de que se reúna ese consejo”, señaló Musk en su perfil.

La adquisición culmina una intrincada saga que comenzó en enero con la silenciosa acumulación por parte del multimillonario de una participación importante en la compañía, su creciente exasperación con la forma en que se maneja y un eventual acuerdo de fusión que luego pasó meses tratando de deshacer.

El multimillonario provocará una alteración inmediata de las operaciones de Twitter, en parte porque muchas de sus ideas sobre cómo cambiar la empresa se contradicen con la forma en que se ha manejado durante años. Ha dicho que quiere asegurar la “libertad de expresión” en la red social.

Twitter vetó a Trump días después de la insurrección del Capitolio de 2021, citando el “riesgo de una mayor incitación a la violencia”. Dado que se espera que el ex Presidente vuelva a postularse a la Casa Blanca en 2024, el regreso a Twitter podría darle la oportunidad de impulsar su mensaje.

En términos más generales, las iniciativas de Musk amenazan con deshacer años de esfuerzos de Twitter para reducir el acoso y el abuso en la plataforma.

La perspectiva de una moderación de contenido menos restrictiva bajo el liderazgo de Musk ha generado preocupaciones de que el diálogo en la red social se deteriore, erosionando años de esfuerzos de la compañía y su equipo de “confianza y seguridad” para limitar las publicaciones ofensivas o peligrosas.

El jueves, Musk publicó una nota a los anunciantes para garantizarles que no quiere que Twitter se convierta en un “infierno libre para todos”.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


7 + 13 =