México reservó información del avión iraní-venezolano investigado por vínculos terroristas

INFOBAE.- La sospechosa aeronave de Emtrasur despegó el aeropuerto de Querétaro, en México; hizo una parada en Venezuela y fue detenido en Argentina

El gobierno de México reservó la información sobre el vuelo de Boeing 747-300 matrícula YV–3531, de la empresa venezolana Emtrasur, que fue detenido en Argentina investigado por presuntos vínculos con terroristas.

La Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), un órgano desconcentrado de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SITC), reportó que la información del llamado “avión iraní-venezolano” fue reservada por cinco años.

“Se hace de su conocimiento que esta AFAC localizó las documentales requeridas, no obstante, se informa que las mismas tienen el carácter de reservado”, respondió el órgano desconcentrado de la SITC a una solicitud de información realizada por Infobae México.

Los datos que este medio solicitó del “avión iraní-venezolano”, y que reservó la AFAC, fueron la versión pública de los certificados de aeronavegabilidad y registro del vuelo, los seguros nacionales e internacionales, así como la documentación de la tripulación.AFAC reserva la información del avión iraní-venezolano (Captura de la respuesta de la AFAC)AFAC reserva la información del avión iraní-venezolano (Captura de la respuesta de la AFAC)

El avión Boeing 747-300 matrícula YV-3531 llegó a México proveniente de Venezuela el 4 de julio pasado cuando aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Querétaro y despegó al día siguiente con destino nuevamente a territorio venezolano, de ahí partió a Argentina, donde fue detenido junto a sus 19 tripulantes -14 venezolanos y 5 iraníes-.

El argumento de la AFAC para reservar la información es que ésta forma parte de una investigación internacional y su publicación afectaría a la misma.

“La información solicitada no puede ser proporcionada al requirente, debido a que su entrega afectaría la conducción de la asistencia jurídica internacional vertida en el expediente EXP. No. AJI/132/2022-P, integrado por la Fiscalía General de la República”, se lee en el documento.

Y continúa: “Las documentales requeridas no pueden ser proporcionadas al solicitante, en virtud de que las mismas ahora forman parte de una investigación internacional en la que colabora la FGR y cuya información ha sido requerida a esta AFAC efecto de coadyuvar con las constancias que serán aportadas a la causa penal respectiva”.

“El acceso a dicho expediente solo está permitido a las personas autorizadas”, explica la AFAC señalando que sí un tercero accede a la información “se vulneraría la conducción de los hechos en investigación máxime cuando estos tienen el carácter de asistencia jurídica internacional”, puntualiza.La FGR ya tiene la información del caso (Captura del documento de la AFAC)La FGR ya tiene la información del caso (Captura del documento de la AFAC)

Infobae México hizo la solicitud de información desde el 15 de junio pasado, sin embargo, entregó la respuesta el 12 de agosto, casi dos meses después, luego de solicitar una prórroga el 13 de julio, más las fallas que registró la Plataforma Nacional de Transparencia como consecuencia de los millones de ataques cibernéticos de los que fue víctima.

El caso del avión iraní-venezolano

El caso del avión iraní-venezolano se destapó a principios de junio, cuando se dio a conocer que la justicia Argentina aseguró el Boeing 747-300 matrícula YV–3531 de Emtrasur y retuvo a sus 19 tripulantes, cinco de origen iraní y 14 venezolanos.

A más de dos meses de los hechos, el caso tiene más dudas que certezas, ha provocado roces diplomáticos entre Argentina y Venezuela, en medio de sospechas de terrorismo, y en el que México se ha visto involucrado.

A la fecha no hay una acusación clara contra los 19 tripulantes, incluso solo siete de ellos (cuatro iraníes, entre ellos el piloto y el copiloto, más tres venezolanos) siguen retenidos en Argentina, mientras que la decena restante (un iraní y once venezolanos) podrán volver a sus países de origen. Una decisión judicial que la fiscalía ya apeló.

Las sospechas de terrorismo en el caso caen principalmente en el piloto iraní Gholamreza Ghasemi.El piloto iraní Gholamreza Ghasemi retenido en Argentina (Infobae)El piloto iraní Gholamreza Ghasemi retenido en Argentina (Infobae)

El Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos señaló que el piloto pertenece a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y Hezbollah, considerados grupos terroristas.

El FBI añadió que Gholamreza Ghasemi es miembro del Consejo de Administración de Fars Air Qeshm, señalada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por su participación directa en la actividad terrorista.

Además, las autoridades argentinas encontraron en el teléfono del piloto capturas de pantallas, videos e imágenes sobre guerras, armas, ejércitos, dirigentes de la Guardia Revolucionaria iraní y sus Fuerzas Quds.

El gobierno de Venezuela ha presionado judicial y políticamente para que Argentina libere a sus compatriotas detenidos y regrese el avión Boeing 747-300 matrícula YV-3531 de Emtrasur, una empresa del Estado venezolano, primero apelando la incautación de la aeronave -que ya fue registrada junto al FBI– y luego poniendo esto como condición para que el régimen de Nicolás Maduro retome el diálogo con la oposición.Gholamreza Ghasemi es relacionado con el terrorismo por el FBI (Infobae)Gholamreza Ghasemi es relacionado con el terrorismo por el FBI (Infobae)

El factor México

En este caso internacional, el nombre de México salió a relucir debido al paso del llamado avión iraní-venezolano por territorio nacional y lo que sucedió durante su estancia.

En una entrevista con Infobae México a principios de junio, Marco Antonio Del Prete Tercero, titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) de Querétaro, dijo que originalmente el vuelo llegaría el 2 de junio, sin embargo, no contaba con la autorización de la AFAC, por lo que se retrasó dos días y se reagendó para el 4 de junio.

No fue hasta el día siguiente, el 5 de junio, que la aeronave dejó México con destino a Caracas, Venezuela, y de ahí a Buenos Aires, Argentina.

El avión llegó vacío al Aeropuerto Internacional de Querétaro y pretendía salir ese mismo día, sin embargo, el funcionario explicó que el despegue se canceló debido a “requerimientos operacionales”, es decir, “tuvieron que acomodar la carga de cómo estaba prevista para transportarse dada la configuración del avión”. Esto quiere decir que el avión se llenó en territorio mexicano.El avión iraní-venezolano pasó por México (Reuters)El avión iraní-venezolano pasó por México (Reuters)

Otra de las cosas que ofreció México al caso es que el avión de Emtrasur salió de México con menos tripulantes de los que llegaron a Argentina.

Documentos del Instituto Nacional de Migración (INM) -perteneciente a la Secretaría de Gobernación (Segob)- obtenidos por Infobae México señalaron que el avión “iraní-venezolano” salió de Querétaro con 17 tripulantes y llegó a Buenos Aires con 19, dos más.

De los 17 tripulantes que partieron de México, cinco eran iraníes y 12 venezolanos, es decir, las dos personas “extra” que llegaron a Argentina eran de Venezuela.

El caso avanza, las presiones internacionales continúan y se espera que más información sobre el avión iraní-venezolano salga a la luz.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


11 − ten =