México presenta el Ehécatl 4T y Gätsi, los ventiladores de fabricación nacional para atender a enfermos de covid-19

Los respiradores buscan atender el rezago del equipo médico que se ha tenido que adquirir en países como EE.UU. y China.

El Gobierno de México presentó este martes dos modelos de ventiladores fabricados en el país para enfrentar la epidemia de covid-19, que fueron desarrollados por científicos mexicanos coordinados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Los ventiladores fueron nombrados como Ehécatl 4T y Gätsi. En el idioma náhuatl, Ehécatl significa Dios del Viento, mientras que Gätsi significa ‘suspiro’ en lengua otomí.

Durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla Roces, destacó que ya se fabrican masivamente 500 ventiladores de cada modelo.

La funcionaria explicó que el costo de producción de los ventiladores mexicanos es 70 %menor al precio de modelos similares en el mercado internacional.

Diseño mexicano

“Lo más sobresaliente de esto es que logramos en cinco meses lo que generalmente tarda entre tres y cinco años en desarrollarse”, señaló Álvarez-Buylla.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, indicó que este desarrollo tecnológico permitirá atender el déficit de ventiladores que enfrentaba México para atender a los pacientes graves de coronavirus.

El ventilador Ehécatl 4T tendrá patente del Estado mexicano. Fue diseñado en el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial de Conacyt.

Fondo de Inversión Directa de Rusia: "México, Colombia, Perú y Brasil, entre los países que compran el fármaco ruso contra el covid-19 Avifavir"

El ventilador Gätsi lo diseñaron especialistas de la empresa Dydetec. Conacyt apoyó en la transferencia tecnológica y el escalamiento.

La inversión conjunta entre el Conacyt y el Instituto de Salud para el Bienestar en el desarrollo ambos modelos es de 295 millones de pesos (13 millones de dólares).

En cuanto a las especificaciones técnicas, ambos respiradores cuentan con un alto grado de seguridad biomédica, son mecánico invasivos, de mezcla de gases y de fácil limpieza. Tienen sensores para ventilación controlada.

En abril pasado, el presidente López Obrador pidió ayuda a su homólogo estadounidense, Donald Trump, para adquirir alrededor de 10.000 ventiladores para atender el pico de la pandemia en la capital mexicana, en un momento de escasez global.

El Gobierno de México también solicitó ayuda a China para conseguir respiradores y material médico, proveniente del gigante asiático.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


12 + eighteen =