Los maestros son víctimas de covid-19

EXCÉLSIOR.- Durante los dos años de la pandemia en el país, han fallecido siete mil 542 trabajadores de la educación, en comparación con cuatro mil 854 especialistas en salud.

Desde hace dos años, cuando México registró sus primeras defunciones por covid-19, esta enfermedad ha matado a diez maestros al día en promedio.

De acuerdo con datos de los certificados de defunción, albergados en una base de la Secretaría de Salud, siete mil 542 profesores y especialistas en docencia han fallecido a causa del virus SARS-CoV-2, lo que es 1.7% del total de los decesos a nivel nacional.

Sin embargo, esta cifra supera a la del personal de salud que ha muerto por covid-19, que es de cuatro mil 854 y tiene a México en el primer lugar mundial en la lista de  mortalidad de estos profesionales. 

Los maestros siempre estuvieron en busca de actividades adicionales para completar su ingreso, entonces tampoco es del todo real que estuvieron confinados. Muchos, además, desarrollaron actividades administrativas que no fueron canceladas, lo que hizo que se expusieran al riesgo, y esto ha provocado que el renglón de los maestros sea particularmente castigado”, explicó Héctor Hernández Bringas, investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM.

En mayo de 2021 había 561 fallecimientos menos de personal educativo respecto a los de trabajadores de la salud; sin embargo, para julio de ese año ya había más docentes muertos que médicos. Esto, pese a que, para ese momento, en ambos sectores ya habían concluido la vacunación anticovid.

COVID MATA A MÁS MAESTROS QUE MÉDICOS

Cada día, en promedio, desde que inicio la pandemia de covid-19, diez maestros han muerto a causa del nuevo coronavirus.

De acuerdo con los certificados de defunción albergados en una base de la Secretaría de Salud, tras dos años del inicio de la crisis sanitaria,
7 mil 542 profesores y especialistas en docencia han fallecido víctimas del virus SARS-CoV-2, lo que representa 1.7% del total de los muertos.

Esto representa incluso más que el personal de salud que ha muerto por covid-19 (4 mil 854), a pesar de que México ocupa el primer lugar en la lista de mortalidad de estos profesionales.

También han muerto más maestros que vendedores ambulantes (2 mil 78) y trabajadores de servicios de protección y vigilancia (4 mil 859).

La cifra de maestros muertos es más o menos comparable con la de funcionarios y altas autoridades de los sectores público, privado y social que es de 7 mil 79 o la de empleados en establecimientos que asciende a 8 mil 252.

Yo estimo que realmente los maestros siempre estuvieron en busca de actividades adicionales para completar su ingreso, entonces tampoco es del todo real que estuvieron confinados, muchos además, desarrollaron actividades administrativas que no fueron canceladas, lo que hizo que se expusieran al riesgo, y esto ha provocado que el renglón de los maestros sea particularmente castigado”, explicó Héctor Hernández Bringas, investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En mayo de 2021 había 561 fallecimientos menos de personal educativo, respecto a los trabajadores de la salud, sin embargo, para julio de ese año ya había más trabajadores de la educación muertos que personal médico, pese a que para ese momento, en ambos sectores ya se habían concluido las jornadas de vacunación contra covid-19.

A pesar de que quizá en el caso del personal de salud, la mortalidad se estancó, hubo una curva de aprendizaje muy costosa y dolorosa que le valió tener el primer lugar de mortalidad en el mundo, pero el ser uno de los primeros grupos en vacunarse, ayudó en que no adquieran un covid grave y en consecuencia se redujeran el número de muertes”, dijo Hernández Bringas.

El académico aclaró que en el caso de los maestros, al conformar uno de los gremios más grandes del país, la mortalidad tiene una tasa similar a la que se observa entre la población en general.

Como parte de las 249 demandas del pliego petitorio del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), entregado a mediados de marzo a la Secretaría de Educación Pública (SEP), los maestros solicitan que sean considerados como riesgo de trabajo el estrés laboral, covid-19 y sus secuelas; además, que se mantenga al magisterio en el estatus de grupo prioritario para los refuerzos necesarios de vacunación contra el coronavirus.

CONDICIONES

Una consulta a docentes de la CNTE, en abril de 2021, arrojó que entre sus peticiones estaban:

  • Vacunación para toda la población
  • Semáforo verde
  • Dotaciones de artículos de higiene y sanitización
  • Garantizar agua potable
  • Considerar a los trabajadores en situación vulnerable
  • Computadoras en todos los planteles para atención híbrida
  • Rehabilitar sanitarios
Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


seventeen − 2 =