Lanzan plan para desarrollar nuevas vacunas en 100 días

MILENIO.- Un plan práctico para desarrollar una vacuna contra un nuevo virus en 100 días —menos de un tercio del tiempo que se requirió para producir las vacunas contra el covid-19 en 2020— lo publicará el miércoles una organización internacional a cargo de la protección contra futuras pandemias.

La Coalición para las Innovaciones en la Preparación para Epidemias (CEPI, por su sigla en inglés) elaboró un plan detallado que demuestra que “la misión de los 100 días no es solo un eslogan o una herramienta para recaudar fondos”, sino una propuesta práctica, afirmó su director ejecutivo, Richard Hatchett. Se preparó mediante una investigación en profundidad y consultas con organismos internacionales de salud, compañías de vacunas, científicos y reguladores.

CEPI, una asociación mundial entre gobiernos, organizaciones benéficas y la industria que se creó en 2017, su objetivo es recaudar 3 mil 500 millones de dólares (mdd) para un programa de cinco años que permitirá al mundo sobrealimentar el desarrollo y la fabricación de vacunas contra cualquier virus con potencial de una pandemia.

“Tenemos compromisos de entre mil 600 y mil 700 millones de dólares hacia los 3 mil 500 mdd y tenemos a la vista quizás otros 800 o  mil mdd en compromisos potenciales que todavía no se anuncian públicamente”, destacó Hatchett.

El objetivo es tener una vacuna que supere los ensayos clínicos iniciales y reciba la aprobación para su uso de emergencia en un plazo de 100 días desde que un virus sea reconocido como amenaza pandémica por la comunidad científica y se publique su secuencia genética.

De acuerdo con CEPI, la cifra comparable más rápida para el covid fue de 326 días entre el momento en el que los científicos chinos publicaron el genoma viral de Sars-Cov-2 en enero de 2020 y la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido aprobó la vacuna de BioNTech/Pfizer en diciembre siguiente.

Al igual que con el covid, el trabajo de desarrollo inicial podría tener que comenzar mucho antes de que un brote de la enfermedad sea reconocido oficialmente como una emergencia sanitaria internacional o una pandemia, dijo Hatchett.

“Una vez que un nuevo patógeno demuestra cierto grado de transmisión entre humanos y algunas pruebas de su gravedad, tiene que hacerse un juicio de valor y hacer algunas cosas de riesgo porque no se puede recuperar el tiempo perdido”, dijo. “Esas primeras inversiones son relativamente pequeñas, de varios millones de dólares, y no te comprometen a gastar cientos de millones el primer día”.

Cepi prevé cinco áreas principales de innovación que serán necesarias para que la misión de los 100 días tenga éxito: crear bibliotecas de prototipos de vacunas para las familias de virus con más probabilidades de causar una pandemia; preparar redes de ensayos clínicos que se movilicen muy rápidamente cuando sea necesario; encontrar marcadores biológicos que den una primera señal de la respuesta inmunitaria a una vacuna; establecer instalaciones de biofabricación en todo el mundo que puedan cambiar rápidamente para fabricar el producto contra la pandemia; y reforzar la vigilancia mundial de enfermedades.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


ten + eighteen =