La ONU alertó de un aumento en desapariciones de infantes, adolescentes y mujeres en México

INFOBAE.-El Comité contra la Desaparición Forzada señaló a Servidores públicos y el crimen organizado como responsables del creciente número de desapariciones.

Este 12 de abril la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó el informe derivado de la visita realizada a México en 2021 por el Comité Contra las Desapariciones Forzadas.

Una de las principales apreciaciones que dio el Comité fue que las desapariciones siguen afectando principalmente a hombres de entre 15 y 40 años.

“No obstante, las cifras oficiales muestran un aumento notable de las desapariciones de niños y niñas a partir de los 12 años, así como de adolescentes y mujeres, tendencia que se agudizó en el contexto de la pandemia de la enfermedad por coronavirus”, aseguró el Comité.

Dichas desapariciones tendrían como objeto ocultar la violencia sexual, el feminicidio, la trata y la explotación sexual, aclaró Carmen Rosa Villa Quintana, miembro del Comité.

A la par, la mesa especialista señaló que los servidores públicos y el crimen organizado son responsables del creciente número de desapariciones forzadas en México, según sus hallazgos publicados el día de hoy.(Ilustración: Infobae México)(Ilustración: Infobae México)

Cabe señalar que la visita del Comité se derivó de la situación crítica que atraviesa el país: el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, administrado por la Comisión Nacional de Búsqueda de la Secretaría de Gobernación, es el único registro en funcionamiento de los previstos por la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares.

Según las cifras oficiales disponibles al 26 de noviembre de 2021 (último día en el que el Comité estuvo en el país realizando investigaciones) se encontraban registradas 95 mil 121 personas desaparecidas, de las cuales 112 habrían desaparecido durante la visita del Comité. Al día de hoy, en que se presenta el informe, el registro contabiliza 98 mil 883 personas desaparecidas y no localizadas.

Entre 2006 y 2021 se ha dado un crecimiento exponencial de desapariciones en el país, lo que implica un 98% del total de desapariciones registradas. A la par la organización detalló que existen diferentes patrones de desapariciones:

– Desapariciones perpetradas por servidores públicos estatales y municipales

– Desapariciones perpetradas por la delincuencia organizada (con diversos grados de participación u omisión por parte de las autoridades)

De acuerdo con la ONU, algunos de los factores que contribuyen  a la desaparición son la falta de la notificación inmediata de la privación de la libertad de personas en centros penitenciarios y estaciones migratorias o trasladados de un centro a otro.Jalisco es uno de los estados con mayor número de personas desaparecidas. (FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM)Jalisco es uno de los estados con mayor número de personas desaparecidas. (FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM)

Desaparición en distintos sectores

Durante la conferencia también se enfatizó la preocupación que hay sobre la desaparición del defensores de derechos humanos en razón de su participación en sus procesos de búsqueda, así como los casos de 30 periodistas de los cuales se desconoce su paradero.

Las comunidades indigena también han sido afectadas en conflictos sociales en las regiones y la lucha por el territorio.

La comunidad LGBTQ+

Habrían sido desaparecidas en muchos casos, con fines de “limpieza social” o explotación sexual tras internamientos en los llamados centros de terapia de reconversión

Comunidad migrante

También se detectó un patrón en las desapariciones de personas en contexto migratorio.

“Las masacres de San Fernando, Cadereyta y Güemes son resaltadas como ejemplos paradigmáticos de la gravedad de la situación” en estos casos también hay una registro de que los perpetradores de las desapariciones sustraer el teléfono de las víctimas y llaman a sus familias para extorsionarlos.

Cabe recordar que el  22 de agosto de 2010 se presentó la primera Masacre de San Fernando, Tamaulipas. El crimen fue cometido por el cártel de Los Zetas entre el 22 y 23 de agosto de 2010 en el ejido de El Huizachal. Las víctimas fueron 72 migrantes de diversos orígenes en tránsito por México con rumbo a los Estados Unidos y el hecho es uno más en la lista de crímenes no resueltos por el Estado mexicano.

Así, la investigación tambi´pen arrojo que “la impunidad es un rasgo estructural en México, ya que entre el 2006 al 2021, solo del 2% al 6% de los casos han sido enjuiciados”.

Ante ello, el Comité urgió a México a fortalecer los procesos de búsqueda e investigación, brindar apoyo humano y financiero adecuado a la Comisión Nacional de Búsqueda y a las comisiones locales, y asegurar la coordinación sistemática y efectiva de todas las instituciones involucradas en el proceso de búsqueda, investigación, reparación y acompañamiento a las víctimas.

A la par hizo un llamado a México para eliminar  los obstáculos en la persecución penal, preste la debida atención a las desapariciones de migrantes y aborde la crisis forense en el contexto de una Política Nacional para la prevención y erradicación de las desapariciones forzadas.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


four + 20 =