La OMS cree que la mayor mortalidad de la variante británica podría deberse a la presión asistencial

MADRID (EUROPA PRESS).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que la mayor mortalidad asociada a la variante británica del virus de covid-19 reportada este viernes por el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, podría deberse a la sobrecarga del sistema sanitario.

“Si la variante es más contagiosa, hay más casos y entonces hay más personas hospitalizadas. Si hay más hospitalizados y los sistemas están sobrecargados se producen más muertes porque los médicos están sobrepasados”, dijo en rueda de prensa Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la OMS encargada de la gestión de la pandemia.

Boris Johnson anunció este viernes que la nueva variante detectada en Reino Unido puede estar asociada a un mayor nivel de mortalidad. “Hemos sido informados hoy de que, además de propagarse más rápidamente, también parece que ahora hay algunas pruebas de que la nueva variante que se descubrió por primera vez en Londres y el sureste de Inglaterra puede estar asociada a un mayor grado de mortalidad”, señaló en una comparecencia ante los medios.

La dirigente de la OMS precisó que, aunque los expertos del organismo sanitario internacional de Estados Unidos no han podido evaluar todavía la nueva información aportada por el primer ministro británico, por el momento no se ha encontrado evidencia científica de que esta variante eleve la mortalidad.

“Hasta ahora, y todavía esperamos la información de Reino Unido, no vemos que la enfermedad sea más grave, pero si infectas a más gente, más gente llega a estar grave y muere”, explicó al respecto el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, quien insistió en la importancia de frenar los contagios para proteger los sistemas de salud.

Vacunas eficaces con la nueva variante

Johnson puntualizó que, según la evidencia científica disponible actualmente, las dos vacunas aprobadas en Reino Unido (la de Pfizer-BioNTech y la de AstraZeneca-Oxford) son eficaces contra esta nueva variante.

Sin embargo, Katherine O’Brien, también epidemióloga de la OMS, pidió cautela. “Es demasiado pronto para saber si las vacunas son menos eficaces en alguna de las nuevas variantes”, puntualizó.

Además, instó a las autoridades gubernamentales a reducir “urgentemente” los contagios para evitar que surjan más variantes que podrían responder peor a las vacunas ya aprobadas contra el covid-19.

En la conferencia se le preguntó a Van Kerkhove acerca de la decisión de Austria de hacer obligatorias las mascarillas FFP2 en tiendas, supermercados y transporte público. “Los datos que tenemos no indican que haya cambios en el modo de transmisión en las nuevas variantes. De momento no cambiamos nuestras guías”, respondió.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


8 + one =