La confianza empresarial cerró el año en caída libre: Inegi

Los indicadores de confianza empresarial registraron en diciembre un retroceso de 10.7 puntos prespecto del mismo mes de 2021. Ello no cambia la continuidad de la recuperación económica en 2022, pero siembra dudas sobre la sostenibilidad del crecimiento en 2023, señala el Grupo Financiero Monex.

Ciudad de México, (Proceso).– El Indicador Global de Opinión Empresarial de Confianza (IGOEC) cerró el año en caída libre, luego de que en diciembre registró un nivel de 45 puntos, lo que representa un retroceso de 10.7 puntos con relación al mismo mes del 2021, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De manera particular, el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de Servicios privados no financieros disminuyó 2.3 puntos mensual y se ubicó en 42.1 puntos. Con este dato, el indicador se coloca, por sexto mes consecutivo, por debajo del umbral de los 50 puntos.

Por su parte, el ICE del sector Comercio descendió 0.8 puntos y fue de 46.5 puntos en diciembre. De esta manera, el indicador se presenta, por cuarto mes consecutivo, por debajo del umbral de los 50 puntos.

Mientras que el ICE del sector construcción fue de 46.7 puntos en diciembre de 2022, lo que significa una caída de 0.5 puntos respecto a noviembre. Con este dato, el indicador se establece, por séptimo mes continuo, por debajo del umbral de los 50 puntos.

De acuerdo con el análisis del Grupo Financiero Monex, el conjunto de datos muestra que, si bien durante el cuarto trimestre y gran parte del año los diversos sectores han mantenido un ritmo de avance resiliente, la perspectiva hacia adelante se está descomponiendo rápidamente y en algunos casos los resultados son tan alarmantes como lo fueron durante los meses iniciales de la pandemia de Covid-19.

“Los indicadores publicados hoy no cambian la narrativa de continuidad que ha tenido la recuperación económica a lo largo de 2022, pero van sembrando dudas cada vez más grandes sobre la sostenibilidad del crecimiento en 2023”, señaló el análisis.

No obstante, agregó, se preserva cierto balance en el entorno de riesgos, pues el sector manufacturero sigue siendo el corazón de la dinámica industrial y su deterioro ha sido bastante liviano.

Incluso, remató, la valoración del futuro en este sector es aún optimista, patrón que podría estar alimentado por las oportunidades de la actual ola de nearshoring y los crecientes apoyos en favor de la transición energética en Norteamérica.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


fifteen − 13 =