Jitomate, pollo y huevo entre los productos que impulsaron la inflación a 8.76% en la primera quincena

Los productos que más aumentaron sus precios en la primera quincena de septiembre fueron el jitomate, pollo, cebolla, huevo, electricidad, el transporte aéreo, el preescolar, la primaria, la tortilla de maíz, entre otros.

CIUDAD DE MÉXICO (PROCESO).—La inflación no encuentra la cima, luego de que en la primera quincena de septiembre el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se elevó 8.76% anual, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al interior, la inflación subyacente, incrementó 8.27%, esta se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien, que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Por su parte, la inflación no subyacente, que incluye solamente los productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno, alcanzó una tasa anual de 10.22% en los primeros 15 días de septiembre.

Los productos que más aumentaron sus precios fueron el jitomate, pollo, cebolla, huevo, electricidad, el transporte aéreo, el preescolar, la primaria, la tortilla de maíz, entre otros.

En contraste, disminuyeron el aguacate, gas doméstico, manzana, el cine, computadoras, detergentes, carne de cerdo, servicios profesionales, así como la gasolina de bajo octanaje.

Del lado de la inflación subyacente, señaló el análisis del Grupo Financiero Monex, a siete meses del inicio de la guerra de Rusia y Ucrania, las disrupciones todavía son significativas, lo que de entrada parece validar la tesis de que buena parte de las presiones que ha enfrentado la inflación provienen de origen externo.

Sin embargo, agregó, es importante notar que, aunque el resto de los componentes no tiene incrementos tan escandalosos, la mayoría se encuentra creciendo por encima de su tendencia histórica y lejos de los niveles compatibles con el objetivo de Banco de México.

Monex advirtió que el dato de hoy es una mala noticia para la coyuntura inflacionaria, pues, aunque se espera un comportamiento similar en la segunda quincena, es poco probable que hayamos alcanzado el pico del ciclo como se ha observado en Estados Unidos y otras economías avanzadas.

“En nuestro país la amenaza inflacionaria crece desde niveles que en sí mismos ya son alarmantes. Además, dado que las causas de la vorágine, externas e internas, permanecen activas, el riesgo de que el panorama siga deteriorándose no es menor”, concluyó.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


three × one =