‘Inflación global’ podría ser cambio de paradigma.- Carstens

Estocolmo, Suecia(Reforma).- La inflación global podría significar un “cambio de paradigma” en el que los bancos centrales no pueden responder adecuadamente, centrándose únicamente en las economías nacionales, según Agustín Carstens, director del Banco de Pagos Internacionales (BPI o BIS, por sus siglas en inglés).

Carstens, sentado en la audiencia en un simposio de Riksbank en Estocolmo, se dirigió al panel al final de una discusión que con frecuencia abordó el riesgo de que las opiniones de los funcionarios monetarios converjan demasiado.

“Se habla mucho sobre el pensamiento grupal y la reacción grupal, pero creo que muchos de esos comentarios provienen de dejar de lado algo que creo que es realmente enorme: el hecho de que probablemente estemos frente al primer episodio de inflación global”, dijo. “Esto podría ser un pequeño cambio de paradigma”.

El ex Gobernador del Banco de México (Banxico), que ahora dirige la institución con sede en Basilea, citó la diferencia con la década de 1970, cuando muchas menos economías experimentaban una inflación superior a 5 por ciento.

Dijo que el mundo ahora se tambalea por “dos enormes conmociones sin precedentes”.

“Es posible que en algún momento tengamos que empezar a pensar en cómo lidiar con la inflación global, porque quiero decir que sí: lo que haga cada economía tendrá un impacto muy importante, pero hay fuerzas globales relacionadas con la globalización, con los flujos de capital e incluso con hechos que están pasando y que seguirán pasando”, mencionó.

Tras los comentarios de los participantes, entre los que se encontraban los miembros del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) Klaas Knot y Pablo Hernández de Cos, Kristin Forbes, exfuncionaria del Banco de Inglaterra (BoE) ofreció la única respuesta: “es demasiado pronto para decir que los shocks globales significan inflación global y un nuevo régimen”, dijo.

Kristin Forbes señaló que las medidas de inflación subyacente y salarial no se están moviendo de manera tan sincronizada como los indicadores principales de precios al consumidor.

“Las acciones de los bancos centrales pueden romper el vínculo entre la alta inflación global de un año y el siguiente”, consideró.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


16 − twelve =