Hombre de 50 años y residente de NY: esto sabemos del primer caso de viruela del mono en México

MILENIO.- El primer caso importado de viruela del mono en México fue confirmado esta mañana por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, a través de redes sociales.

Hasta el momento se sabe que se trata de una persona de 50 años que es residente permanente de Nueva York, en Estados Unidos, y que posiblemente se contagió en Holanda.

López-Gatell informó que el paciente se atiende en la Ciudad de México, se encuentra estable y está en aislamiento preventivo. Además, recordó que la viruela símica “se transmite de persona a persona por contacto directo”.

La viruela del simio “no se propaga por aire, agua o alimentos. La eficiencia del contagio es baja, por lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no epidemias generalizadas” agregó.

Hasta ahora, el subsecretario de Salud no precisó la nacionalidad del paciente ni detalles sobre posibles contactos con otras personas.

El miércoles 25 de mayo, la Secretaría de Salud indicó que hasta ese día no habían identificado casos de viruela símica, como los que ya se habían registrado en 12 países.

En un comunicado, la dependencia señaló que el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave), integrado por las instituciones del sector Salud, publicó un aviso epidemiológico “con el propósito de que todas las unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel de atención reporten los casos sospechosos que se identifiquen”.

¿Qué es la viruela del mono?​

La viruela del mono, también conocida como viruela símica, es una enfermedad zoonótica viral, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos. También se puede propagar de persona a persona, indicó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La enfermedad no es nueva, puesto que se ha presentado en zonas de África desde hace más de 50 años y era endémica de la región. Sin embargo, ha cobrado relevancia para la salud pública debido a los más de 200 casos que se han registrado en el mundo.

Síntomas: fiebre, dolor y lesiones

Aunque el riesgo para el público general es bajo, conviene saber cómo es para poder hacerle frente. El periodo de incubación (entre la infección y la aparición de los síntomas) de la viruela símica suele ser de 6 a 13 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días.

La infección se puede dividir en dos periodos:

El periodo de invasión (dura entre 0 y 5 días). La persona presenta fiebre, dolor de cabeza, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, dolores musculares y falta de energía. La linfadenopatía es una característica que la diferencia de otras enfermedades.

El segundo periodo comienza entre uno y tres días después de la aparición de la fiebre. En esta fase se presenta la erupción cutánea, la cual se concentra principalmente en la cara y las extremidades.

Lesiones

Las zonas más afectadas son el rostro, las palmas de las manos y las plantas de los pies. También se ven afectadas las mucosas orales y los genitales.

El número de lesiones varía de pocas a varios miles. En casos graves, las lesiones pueden unirse y hacer que se desprendan secciones de piel. La erupción evoluciona de lesiones con una base plana (máculas) a:

  • Lesiones firmes ligeramente elevadas (pápulas).
  • Lesiones llenas de líquido claro (vesículas).
  • Lesiones llenas de líquido amarillento (pústulas).
  • Costras que se secan y se caen.

¿Cómo se transmite?

Hay dos tipos de transmisión, la primera se produce de animales a humanos y la segunda es la que ocurre sólo entre humanos. Ambos fueron detallados por la OMS:

  • De animales a humanos. Se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o lesiones de la piel, así como por las mucosas de animales infectados.
  • Entre humanos. puede producirse por contacto estrecho con secreciones de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, así como por objetos contaminados recientemente.

¿Cuánto dura la infección?

La viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada, con síntomas que duran de dos a cuatro semanas. Según la OMS, puede causar cuadros graves. Recientemente, la tasa de letalidad ha sido de alrededor del tres a seis por ciento.

¿Hay vacuna?

La vacuna de la viruela ha demostrado, en varios estudios de observación, que es efectiva en la prevención de la viruela símica en un 85 por ciento, de acuerdo con la OMS. 

“La vacunación previa contra la viruela puede hacer que la enfermedad sea más leve. Por lo general, la prueba de la vacunación previa contra la viruela consiste en una cicatriz en la parte superior del brazo”.

En 2019 se aprobó una vacuna con virus de la vaccinia atenuado modificado (cepa de Ankara) para la prevención de la viruela símica. “Se trata de una vacuna de dos dosis cuya disponibilidad sigue siendo limitada”.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


four × 3 =