EU recomendará refuerzos de la vacuna contra Covid a los 8 meses, revelan fuentes

AP.- Se espera que expertos de Estados Unidos recomienden refuerzos de la vacuna Covid-19 para todos los estadounidenses, independientemente de su edad, ocho meses después de recibir su segunda dosis del biológico, para garantizar una protección duradera contra el coronavirus a medida que la variante delta se propaga por todo el país.

Los funcionarios federales de salud analizan si se necesitarían dosis adicionales para los vacunados para este otoño, revisando los números de casos en Estados Unidos así como la situación en otros países como Israel, donde los estudios preliminares sugieren que la protección de la vacuna contra enfermedades graves se redujo entre los vacunados en enero.

Se espera un anuncio sobre la recomendación de refuerzo en Estados Unidos esta semana, según dos personas familiarizadas con el asunto que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato para discutir las deliberaciones internas.

Las dosis solo comenzarían a administrarse ampliamente una vez que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) apruebe formalmente las vacunas. Se espera esa acción para la vacuna de Pfizer en las próximas semanas.

La semana pasada, los funcionarios de salud de Estados Unidos recomendaron refuerzos para algunas personas con sistemas inmunitarios debilitados, citando su mayor riesgo de contraer el virus y la evidencia de que la efectividad de las vacunas disminuyó con el tiempo.

El director de los Institutos Nacionales de Salud, Francis Collins, dijo este domingo que Estados Unidos podría decidir en las próximas dos semanas si ofrecerá vacunas de refuerzo contra el coronavirus a los estadounidenses este otoño.

Entre los primeros en recibirlos se encuentran los trabajadores de la salud, los residentes de hogares de ancianos y otros estadounidenses mayores, que fueron algunos de los primeros estadounidenses en ser inmunizados una vez que las vacunas recibieron la autorización de uso de emergencia en diciembre pasado.

Desde entonces, más de 198 millones de estadounidenses han recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19 según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), con más de 168 millones completamente vacunados. Aún así, Estados Unidos está experimentando un cuarto aumento de casos del virus debido a la variante delta más transmisible, que se está propagando agresivamente a través de comunidades no vacunadas, pero también es responsable de un número creciente de las llamadas “infecciones irruptivas” de personas completamente vacunadas.

Israel, que administró exclusivamente la vacuna de Pfizer, ha estado ofreciendo un refuerzo de coronavirus a personas mayores de 60 años que ya fueron vacunadas hace más de cinco meses en un esfuerzo por controlar su aumento de casos por la variante delta.

Durante meses, los funcionarios habían dicho que los datos aún indicaban que las personas permanecían altamente protegidas contra la Covid-19, incluida la variante delta, después de recibir el esquema de dos dosis de Pfizer o Moderna o la vacuna de una sola inyección de Johnson & Johnson. Pero los funcionarios de salud de Estados Unidos dejaron en claro el domingo que se están preparando para la posibilidad de que el momento de los refuerzos llegue más temprano que tarde.

“Existe la preocupación de que la vacuna pueda comenzar a disminuir en su efectividad”, dijo Collins. “Y delta es desagradable para que tratemos de lidiar con ella. La combinación de estos factores significa que podemos necesitar refuerzos, tal vez comenzando primero con los proveedores de atención médica, así como con las personas en hogares de ancianos, y luego avanzando gradualmente” con otros, como los adultos mayores que estuvieron entre los primeros en vacunarse.

Dijo que debido a que la variante delta recién comenzó a afectar a Estados Unidos con fuerza en julio, las “próximas dos semanas” de datos de casos ayudarán a Estados Unidos a tomar una decisión.

Los funcionarios continúan recopilando información sobre la vacuna J&J, que fue aprobada en Estados Unidos a fines de febrero, para determinar cuándo recomendar refuerzos, dijo uno de los funcionarios.

La Casa Blanca ha dicho que a pesar de que Estados Unidos ha comenzado a compartir más de 110 millones de dosis de vacunas con el mundo, la nación tiene suficiente suministro para entregar refuerzos a los estadounidenses en caso de que sean recomendados por los funcionarios de salud.

Los funcionarios de salud mundial, incluida la Organización Mundial de la Salud, han pedido a los países más ricos y más vacunados que suspendan las vacunas de refuerzo para garantizar el suministro de las primeras dosis a las personas en los países en desarrollo.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


12 + 17 =