Estudio revela que el SARS-CoV-2 muta casi una vez a la semana

La mayor√≠a de las mutaciones son da√Īinas para el virus y reducen sus posibilidades de sobrevivir en el paciente el tiempo suficiente para ser secuenciadas, por lo tanto, no aparecen en los c√°lculos de la tasa de mutaci√≥n.

El virus SARS-CoV-2, causante del covid-19, muta casi una vez a la semana, una tasa “al menos un 50 % m√°s alta de lo que se pensaba” anteriormente, lo que significa que podr√≠an surgir nuevas variantes m√°s r√°pidamente de lo que se estimaba inicialmente, revela un nuevo estudio realizado por cient√≠ficos de las universidades brit√°nicas de Bath y Edimburgo.

Los virus mutan regularmente cuando se cometen errores al copiar los genomas mientras este se replica. Por lo general, es com√ļn pensar que las nuevas mutaciones tienen una ventaja y por lo tanto, se propagan, como en el caso de las variantes Alfa y Delta de covid-19, esto se conoce como selecci√≥n darwiniana o selecci√≥n positiva.

Sin embargo, la mayor√≠a de las mutaciones son da√Īinas para el virus y reducen sus posibilidades de sobrevivir, esto es, la selecci√≥n purificadora o negativa. Este tipo de mutaciones, no sobreviven en el paciente el tiempo suficiente para ser secuenciadas, por lo tanto, no aparecen en los c√°lculos de la tasa de mutaci√≥n.

bristolpost.co.uk

Seg√ļn los resultados, los cient√≠ficos recalcan la necesidad de aislar a las personas con sistemas inmunol√≥gicos que presentan dificultades para hacer frente al virus.

El profesor Laurence Hurst, del Centro Milner para la Evoluci√≥n de la Universidad de Bath, explica que los nuevos hallazgos significan que si un paciente presenta covid-19 durante m√°s de unas semanas, podr√≠a conducir a nuevas variantes, como “resultado de la evoluci√≥n del virus en un individuo que no pudo eliminar la infecci√≥n“.

Sin embargo, la posibilidad de evolución del virus en un paciente no suele ser tan alta, ya que la mayoría de las personas lo transmiten y eliminan antes de que mute.

Asimismo, con la gran cantidad de genomas de SARS-CoV-2 ahora secuenciados, el equipo pudo averiguar cu√°ntos y por qu√© faltaban ciertas mutaciones, a pesar de no poder estudiarlas por completo de manera directa. 

“Durante la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. perd√≠a muchos aviones al sobrevolar Alemania. Quer√≠an saber d√≥nde ten√≠an que a√Īadir protecci√≥n contra las balas, por lo que observaron los lugares en los que estaban da√Īados los aviones que volv√≠an y dedujeron que las partes sin agujeros de bala en las aeronaves que sobreviv√≠an eran los m√°s vulnerables. Por eso los disparos en esas √°reas hac√≠an que el avi√≥n se estrellara y no regresara”, explica Hurst y ejemplifica: “podemos emplear el mismo razonamiento para caracterizar las mutaciones de SARS-CoV-2 que no aparecen, lo genomas secuenciados son los aviones que vuelven. Podemos estudiar la proporci√≥n de aviones que regresan tras ser golpeados por la mutac√≥n y cu√°les no”.

Muchos de los casos de selección negativa que se encontraron fue por motivos predecibles: mutaciones que acortan los genes o que hacen a las proteínas, como la proteína de espiga, funcionen peor.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


1 × 2 =