Enviar vuelos de carga al AIFA, es otro balazo a la aviación: María Larriva

ARISTEGUI.- “Es un abuso y un atropello que se les den noventa días a las cargueras para que se muden a ese aeropuerto”, mencionó María.

El contenido del decreto -aún en fase de “borrador”- que cancelaría  los vuelos de carga del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) a otros aeropuertos aledaños, principalmente el  Internacional Felipe Ángeles (AIFA),  ha generado  mucha incertidumbre en la industria aeronáutica, aseguró la experta y  controladora de tráfico aéreo, María Larriva.

Especialista en materia de aeronáutica y operaciones en bases áreas, Larriva habló esta mañana en Aristegui en Vivo sobre lo que implica el decreto que ha puesto a revisión  el gobierno de la República.

Larriva explicó que el gobierno de López Obrador ha hablado de dos argumentos para justificar el nuevo decreto, aunque ambos son incorrectos.

La saturación del AICM: según la experta, este argumento no es correcto, ya que antes de la pandemia el AICM llegó a tener 1,400 operaciones diarias y en la actualidad tiene menos de 1,200, aunado a que se llegó a un acuerdo del AICM entre las aerolíneas para reducir a 52 operaciones por hora, en vez de 61.

Seguridad: Para la controladora aérea, el gobierno federal esgrime que no se están siguiendo los parámetros de seguridad que se imponen, versión que ella rechaza. Agregó que las deficiencias en materia de seguridad aérea, son por el rediseño del espacio aéreo que implementó este gobierno, las cuales sí tienen que ser corregidas para reducir la demora. 

Según María Larriva, el AIFA no tiene la capacidad, ni la infraestructura para sostener operaciones de carga. Argumenta: “Es un abuso y un atropello que se les de 90 días a las cargueras para que se muden a ese aeropuerto, o otro aeropuerto, si no hay la infraestructura. Es un procedimiento sucio, mal manejado y además sacaron la información y están dando solo 3 días para que los actores afectados se manifiesten”. 

Además mencionó que los vuelos de carga solamente representan el 3% de las operaciones en el AICM, por lo que si el gobierno quisiera verdaderamente reducir el tráfico aéreo sería más conveniente que movieran la aviación gubernamental al AIFA, pues esta representa un 8% de las operaciones y causan un mayor desorden por no tener un horario fijo. 

El cambio de los vuelos de carga al AIFA puede generar múltiples afectaciones, explicó Larriva

“La aviación es un detonador de la economía, pero si no respetas las reglas hundes la economía”.

Añadió que el AIFA no cuenta con la infraestructura necesaria, ni con la conectividad necesaria para operar, por lo que María menciona que antes de hacer el cambio de aeropuerto, se tienen que hacer mejoras en el AIFA, entre las cuales  enlista: 

  1. Crear distintos tipos de almacenes. Apenas están decomisando terrenos para poder hacer los almacenes.
  2. Facilidades de migración y aduana
  3. Inspectores específicos de acuerdo a la carga que están manejando 
  4. Resolver el problema de seguridad de las mercancías y las personas 

 “Yo espero que los defensores de este decreto, que seguro son los administradores del de Santa Lucía, comprendan que hay que seguir las reglas. Si no las siguen vamos a seguir fracasando…Veo un trabajo hecho a la ligera, no se vale, porque la seguridad es muy importante en la aviación. La aviación tiene sus tiempos y sus reglas y ojalá comprendan el daño que haría este decreto”. 

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


twelve + 3 =