El suicidio, problema de salud pública que afecta más a los jóvenes: OPS

EXCELSIOR.- En México al año 2020 se cometieron 7 mil 818 fallecimientos por lesiones autoinfligidas, con mayor prevalencia en los hombres, de acuerdo con datos del INEGI.

De acuerdo con el llamado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio es un problema de salud pública que afecta a familias y comunidades y el cual se puede prevenir si se interviene de forma oportuna.  El suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 20 a 24 años en las Américas, y las personas de 45 a 59 años tienen la tasa de suicidio más alta de la región, seguidas por las de 70 años o más, de acuerdo con estas organizaciones.

Sobre cómo explicar los motivos de una persona para autoinfligirse, la Psicóloga Sistémica, Carol Cárdenas, vocera aliada de PiSA Farmacéutica, explicó que: “Desde el discurso la persona puede dar muestras de encontrarse atrapado en una triada cognitiva negativa (un yo imperfecto, un mundo hostil y despiadado y un futuro desesperanzador) en la que se considera a sí mismo incapaz de sobrellevar las circunstancias dolorosas de la  vida que esté atravesando y tiene certeza en la creencia de que estas circunstancias no van a mejorar y que incluso podrían ir a peor. La fantasía de terminar con la vida obedece al deseo de descansar de aquello que duele o angustia y se utiliza como una alternativa de solución, estos pensamientos pueden ser pasivos sobre el querer estar muerto o activos sobre el querer asesinarse a sí mismo”.

Sobre la prevención, la Psicóloga, quien tiene formación en intervención en crisis y primeros auxilios psicológicos en el Centro Regional de Información y Atención Toxicológica (CRIAT) de la Unidad Dr. Ernesto Arias y Psicóloga Clínica en COESIDA Jalisco, destacó que se debe fomentar la creación de un espacio en la vida de las personas en las que puedan hablar libremente de la angustia, el enojo, la desesperanza, el estrés y la tristeza: “Abandonando la idea de que la salud mental implica experimentar únicamente emociones que nos causan placidez y que las emociones que provocan incomodidad deben ser tratadas en silencio y a escondidas”.

La especialista explicó que los factores que mayormente influyen en el suicidio son: Contar con antecedentes de enfermedad mental, crisis vitales (fallecimientos, enfermedades terminales, cambios en estatus civil o de residencia, pérdida de empleo, pérdida de libertad, pérdida de autosuficiencia), ausencia de redes de apoyo, abuso de sustancias, percepción de indefensión, así como antecedentes de suicidio en familiares o amigos.

Por su parte la OPS informó que los métodos más utilizados para el suicidio en la región de las Américas son la asfixia, las armas de fuego, la intoxicación con drogas y alcohol y el envenenamiento con plaguicidas y productos químicos, que representan el 91% de todos los suicidios en la Región.

El suicidio es un problema de salud pública rodeado de estigmas, mitos y tabúes, y para abordar mejor este problema no está descartado combinar un tratamiento terapéutico con el uso de psicofármacos, siempre bajo la supervisión de especialistas calificados, y para esto la Psicóloga Sistémica Carol Cárdenas, comentó que: “Ante estados de activación mental excesiva, los psicofármacos disminuyen intensidad y duración de síntomas permitiendo la adecuada intervención psicoterapéutica en individuos que toman sus medicamentos y acuden a sus citas médicas, hay diferencia en la manera en la que se relacionan con los problemas y las personas cercanas. El psicofármaco puede devolver la capacidad de maniobra al individuo permitiéndole tomar decisiones diferentes alineados a un proceso de psicoterapia que permitan modificar de los patrones comportamentales que ha estado fomentando y que alimentan su malestar emocional, físico y social”.

En México al año 2020 se cometieron 7 mil 818 fallecimientos por lesiones autoinfligidas, de éstos 6 mil 383 fueron hombres y mil 427 mujeres. Los grupos de edad más afectados son de 18 a 29 años en ambos géneros, y los estados en donde existe una mayor tasa de suicidios por cada 100 000 habitantes son: Chihuahua (14.0), Aguascalientes (11.1) y Yucatán (10.2). Por el contrario, Guerrero, Veracruz e Hidalgo presentan las tasas más bajas con 2.0, 3.3 y 3.7, respectivamente, de acuerdo con datos del INEGI.

El Día Mundial de la Prevención del Suicidio se celebra cada 10 de septiembre y es organizado por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene como objetivo crear conciencia acerca de la prevención del suicidio en todo el mundo.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


12 − 5 =