El Ejército y Ayotzinapa: las órdenes y los deslindes

REFORMA.- El Ejército se encuentra en la mira tras revelarse su participación en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

A esa polémica se ha sumado la cancelación de órdenes de aprehensión contra militares, así como la revelación de Estados Unidos de chats de miembros de ese instituto con Guerreros Unidos.

EL INFORME 📢

De acuerdo con el Informe de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, presentado en agosto por Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) infiltró al soldado Julio César López Patolzin en la Normal de Ayotzinapa para que informara sobre las acciones de los estudiantes y detectar a grupos subversivos o criminales.

Pero el 26 de septiembre de 2014, día en que los 43 jóvenes fueron desaparecidos en Iguala, la dependencia no realizó ninguna labor de búsqueda o localización, pese a que tenía conocimiento de que su informante se encontraba entre las víctimas.

Encinas afirmó que la aplicación del denominado “Protocolo para Militares Desaparecidos” hubiera sido “muy útil” para evitar la desaparición forzada de los estudiantes.

EL ‘ESTUDIANTE 43’ ✏

Durante ocho meses, la Sedena entrenó en labores de inteligencia al soldado de Infantería Julio César López Patolzin para infiltrarlo en la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Documentos del Ejército revelan que el soldado razo llevaba 5 años con 9 meses adscrito al 50 Batallón de Infantería de Chilpancingo, cuando fue ultimado por policías municipales y sicarios del grupo criminal Guerreros Unidos.

IGNORÓ GENERAL LLAMADAS ☎

El General Alejandro Saavedra Hernández formaba parte, en un inicio, de un grupo de al menos 20 integrantes del Ejército que la Fiscalía General de la República (FGR) señaló por estar involucrados en la desaparición de los 43.

A Saavedra Hernández, quien en 2014 era el titular de la 35 Zona Militar, con sede en Chilpancingo, se le señala de ignorar las llamadas de alerta y grabaciones del C-4, al cual tenía acceso, sobre el ataque y desaparición de los estudiantes.

LA ORDEN DEL CORONEL 👉🏻

Después de los hechos violentos registrados el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, los normalistas de Ayotzinapa permanecieron con vida cuatro días y luego fueron entregaron al Coronel José Rodríguez Pérez, comandante del 27 Batallón de Infantería.

De acuerdo con la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, Rodríguez Pérez ordenó la ejecución de seis de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala.

LOS MANDATOS DE CAPTURA 👮🏻‍♂️

El 19 de agosto pasado, tras el Informe de la 4T sobre el caso, un juez libró 83 órdenes de aprehensión, entre ellas 20 contra mandos militares y personal de tropa del 27 y 41 Batallones de Infantería en Iguala, Guerrero, por los delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada.

Los mandatos de captura incluían también a cinco autoridades administrativas y judiciales de Guerrero; a 26 policías de Huitzuco; a seis de Iguala y uno de Cocula, así como a 11 elementos estatales de Guerrero y a 14 miembros del grupo criminal Guerreros Unidos.

EL PERDÓN 🙏🏻

Sin embargo, el 14 de septiembre, la Fiscalía General de la República (FGR) se desistió ante un juez federal de 16 órdenes de aprehensión que ya habían sido giradas contra militares, a quienes en un principio acusó de estar presuntamente implicados en el caso Iguala.

Hoy solamente están en la cárcel y procesados el General Brigadier José Rodríguez Pérez, ex jefe del 27 Batallón; el Capitán José Martínez Crespo; el Subteniente Fabián Alejandro Pirita Ochoa y el Soldado de Primera de Infantería Eduardo Mota Esquivel.

EL ENCUBRIMIENTO 🛑

Casi todos los 43 normalistas que desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 fueron asesinados, descuartizados y enterrados esa misma noche. Los criminales de Guerreros Unidos pensaron en quemarlos, pero eran muchos cadáveres y cambiaron de opinión. Se los repartieron. Cada grupo criminal se deshizo de los restos a su cargo como pudo.

Días después, el escándalo por la desaparición de los estudiantes crecía. José Luis Abarca, entonces Alcalde de Iguala, avisó a sus contactos en el Ejército que Tomás Zerón, enviado por Enrique Peña Nieto, le había propuesto que pidiera licencia y desapareciera. Dijo que le había ofrecido que se declarara autor intelectual del asesinato y que luego lo sacarían del País.

A partir del 29 de septiembre, comenzó el encubrimiento. En los chats donde antes habían coordinado los asesinatos, criminales, funcionarios y militares hablaban de cómo desenterraban cuerpos para llevarlos al 27 Batallón de Infantería. Allí no entraría nadie. A mediados de noviembre, seguían desenterrando y moviendo cuerpos.

*Tomado de la columna de Peniley Ramírez

EL PAPEL DEL 27 BATALLÓN 👇🏻

“Al campo militar nadie entra”, esa fue la idea central para encubrir, proteger, simular y engañar sobre el papel central que tuvo el 27 Batallón de Infantería del Ejército, con base en Iguala, Guerrero, en la desaparición y muerte de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El informe de la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa íntegro, sin testar, sin reservas, da cuenta del intercambio de mensajes capturados de los teléfonos de militares, funcionarios, políticos, delincuentes, que crearon una red para actuar en contra de los estudiantes.

La serie de mensajes incluidos en el informe dan cuenta de su participación en la desaparición y muerte de los estudiantes, con omisiones y participaciones para apoyar, dejar hacer, y hasta ofrecer sus instalaciones, para resguardar los cuerpos de los estudiantes.

EXHIBE EU CHATS 😯

Estados Unidos tiene indicios de que integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos sostenían reuniones con elementos del Ejército, la Marina y de las Policías de Iguala y de Cocula desde medio año antes de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Los indicios se desprenden de conversaciones de mensajería instantánea por Blackberry intervenidas por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) a por lo menos ocho miembros de ese grupo delictivo, entre el 22 de marzo y el 8 de junio de 2014.

La Fiscalía General de la República (FGR) presentó ante un juez las transcripciones de estas comunicaciones para acreditar el delito de delincuencia organizada y consiguió, el pasado 19 de agosto, 20 órdenes de aprehensión contra miembros de los 27 y 41 Batallones de Infantería en Guerrero, aunque tres semanas después se desistió de 16 de esos mandamientos de captura.

‘NO FUIMOS OMISOS’ ❌

El General Brigadier José Rodríguez Pérez, ex comandante del 27 Batallón de Infantería, aseguró que el Ejército nunca fue omiso durante la noche en que fueron desaparecidos los 43 normalistas de Ayotzinapa, a pesar de que no le correspondían las labores de la policía.

El mando castrense hoy preso en el Campo Militar Número 1 rindió tres testimonios ante la FGR en los que relata lo ocurrido aquella noche del 26 de septiembre de 2014.

Asegura que envió a varios militares a verificar información de los incidentes y al hospital donde decían que estaban heridos algunos de los estudiantes.

¿REBELIÓN?

Este 29 de septiembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que detrás de las acusaciones en contra de militares en el marco del caso Ayotzinapa hay intereses de quienes buscaban una rebelión en el Ejército.

“Hay intereses, buscaron reventar la investigación hablando de más personas, en el caso, por ejemplo, de los militares, responsabilizando a 20, cuando en la investigación son 5, de alto grado, los otros 15, no sé, pero me imagino. Son soldados pero por qué meten a los 20, pensando que con eso se iba a generar una rebelión en el Ejército y que íbamos a dar marcha atrás. No, cero corrupción, cero impunidad”, declaró. 

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


5 + 2 =