El avance de la variante Delta obliga a varios países a retomar las restricciones más duras

EURO NEWS.- Varias regiones de Australia han vuelto a las restricciones debido a la rápida propagación de la variante Delta. Las autoridades aseguran que la pandemia vuelve a estar en “un momento crítico” con este rebrote.

La populosa ciudad de Sidney ha comenzado un confinamiento de dos semanas tras registrar 124 contagios en las últimas dos semanas.

Australia, cuyas autoridades vinculan todos los rebrotes a las repatriaciones procedentes del extranjero, acumula unos 30.500 contagios, que incluyen 910 fallecidos, y ha vacunado a más de 6 millones de pobladores, de los cuales 1,2 millones tiene la pauta completa.

Sudáfrica se enfrenta a una nueva ola de la pandemia

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, también ha anunciado nuevas restricciones que incluyen la prohibición de reuniones, un toque de queda y el cierre de las escuelas.

Se sospecha que la propagación de la variante Delta es la responsable de la tercera ola de casos de covid-19 que vive el país.

“Nos encontramos ante una ola devastadora que, según todos los indicios, parece que será peor que las anteriores. El pico de esta tercera ola parece que será más alto que los dos anteriores”, declaró Ramaphosa en un discurso a la nación.

“La primera ola duró 15 semanas. La segunda ola duró 9 semanas. No sabemos cuánto durará ésta, pero todo indica que podría durar más. Sé que es lo último que muchos de ustedes quieren oír”, añadió el mandatario al anunciar el nivel 4 de alerta en el que no se encontraba el país desde mayo de 2020.

La tercera ola de contagios en el país está golpeando sobre todo a la central provincia de Gauteng, donde se encuentran Johannesburgo y Pretoria, representando en este momento más del 60 % de los nuevos casos en el país.

Sudáfrica ha administrado hasta ahora vacunas de Johnson&Johnson y Pfizer a más de 2,6 millones de personas, lo que representa un 4,5 % de la población del país africano.

Israel vuelve a las mascarillas

La variante Delta se ha extendido hasta Israel, que ha pasado de disfrutar de la vuelta a la normalidad tras una campaña de vacunación exitosa, a volver a imponer el uso obligatorio de la mascarilla en los espacios cerrados. También ha prohibido los viajes a destinos de alto riesgo sanitario.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


nineteen − sixteen =