Decisión en próxima reunión dependerá de inflación.- Banxico

  • La próxima reunión de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) es el 18 de mayo. Foto: Banxico.

Cd. de México (Reforma).- La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) tomará la próxima decisión de política monetaria, a ser anunciada el 18 de mayo, en función del panorama inflacionario y el nivel de postura ya alcanzado, que se ubica en un 11.25 por ciento, de acuerdo con la última minuta publicada este jueves.

La mayoría de la Junta prevé que las presiones inflacionarias continúen disminuyendo hacia adelante; sin embargo, todos sus miembros coincidieron en que el panorama de los precios al consumidor sigue siendo “complejo e incierto”.

“La Junta de Gobierno tomará su próxima decisión en función del panorama inflacionario, considerando la postura monetaria ya alcanzada“, se lee en la minuta del encuentro donde se anunció un alza de la tasa clave de interés de 25 puntos básicos, el decimoquinto aumento consecutivo desde que inició el ciclo de endurecimiento monetario en junio de 2021.

A pesar de que la inflación subyacente -considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad- se ha ajustado a la baja de manera gradual, “continúa mostrando persistencia, manteniéndose en niveles elevados”.

“La mayoría (de la Junta) consideró que el balance de riesgos respecto de la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico se mantiene sesgado al alza”, mencionó la entidad monetaria.

La inflación general anual de México se desaceleró en marzo por segundo mes consecutivo para ubicarse en un 6.85 por ciento. No obstante, sigue muy por encima de la meta oficial del 3 por ciento +/- un punto porcentual y analistas han advertido que los precios de los servicios -cerca del 8 por ciento- no muestran signos de moderación y son motivo de preocupación para Banxico.

Además, en la minuta se indico que las presiones internas se presentan ahora como un reto para la inflación en México, en especial aquellas que afectan a los precios de los servicios.

Los precios de diversos servicios muestran importantes incrementos derivados de los altos costos de sus insumos, debido a incrementos en costos laborales por un lado, así como el salario mínimo y mayores primas vacacionales, indicó la Junta.

Para resolver el problema inflacionario en México es necesario que las presiones externas cedan, pero no es un factor suficiente.

Las cifras recientes de la inflación de servicios también reflejan la mitigación del cambio en los patrones de consumo ante la contención de la emergencia sanitaria y la posterior reapertura.

Parte del comportamiento de este componente obedece a la recuperación de dicho sector y refleja incrementos de precios que probablemente en su momento se pospusieron ante la debilidad de la demanda, explica.

Al respecto, la actividad de servicios alcanzó recientemente sus niveles previos a la pandemia.

“Si bien la aceleración de la inflación de los servicios no es excesiva, la variación anual de este índice está consolidándose en niveles altos”, sostuvo.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


5 × two =