Critican silencio de Zaldívar ante amagos de AMLO a juez

Cd. de México (Reforma).- Legisladores federales advirtieron que las amenazas que hace el Presidente Andrés Manuel López Obrador a jueces por resoluciones que le incomodan son producto de la actitud cómplice y obsequiosa que ha tenido el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, con el actual régimen.

Manifestaron que Zaldívar no sale a defender a ningún juez ni la división de poderes ante los excesos del Ejecutivo federal contra el Poder Judicial.

REFORMA publicó que López Obrador amenazó con investigar al juez Francisco Javier Rebolledo, por la suspensión provisional que otorgó para que la SEP no implemente el nuevo plan de estudios en escuelas públicas del País.

Sobre ello, el senador Germán Martínez, integrante del Grupo Plural, reclamó que Zaldívar guarde silencio cada vez que el Ejecutivo descalifica a jueces y a los propios ministros.

Consideró que en toda su gestión como presidente de la Corte fue débil ante el Ejecutivo federal.

“No es la presión de López Obrador a un juez incómodo, es la presión de López Obrador para que existan jueces proclives y defensores del militarismo.

“Ante los amagos, hay un silencio cómplice de Zaldívar, porque este ministro hará un último favor al Gobierno de López Obrador. Cuando termine su cargo de presidente de la Corte en diciembre, no seguirá como ministro y renunciará antes de tiempo, para dejar una vacante con la cual se pueda elegir a un ministro militarista”, consideró el senador, integrante de la comisión de Justicia.

Sostuvo que las presiones del Presidente buscan debilitar aún más al Poder Judicial, porque quiere uno que no vaya a actuar contra el entramado jurídico de la militarización.

“Especulo, pero creo que toda esta militarización y su entramado jurídico para darle a militares aeropuertos, aerolíneas, registro vehicular, seguridad pública, necesita de un ministro militarista y para ello es necesaria la vacante de Zaldívar.

“Una vez que acaba su presidencia, Zaldívar le va a hacer un último servicio al Presidente: va a renunciar para que haya un ministro que le siga cuidando las espaldas al Ejército, por eso el silencio cómplice de Zaldívar”, declaró Germán Martínez.

El senador añadió que, como parte de los “servicios” al Gobierno federal, Zaldívar no agenda las controversias y acciones de inconstitucionalidad que se han presentado contra las diversas medidas de militarización del Gobierno

Martínez Cáceres indicó que si el presidente quiere indagar al juez y saber por qué se dio la suspensión provisional, lo primero que tiene que hacer es preguntar en la SEP qué es lo que se argumenta en la queja.

Agregó que el tabasqueño se sigue quejando de que se debe reformar al Poder Judicial, pero con la salvedad de que ya se aprobó una reforma propuesta por el ministro Zaldívar y que solo sirvió para darle más poder al presidente de la Corte.

El diputado del PAN Guillermo Huerta consideró que los amagos de AMLO son parte de su desesperación por el fin de su sexenio y la imposibilidad de completar sus proyectos.

“El Presidente amenaza a los jueces y no hay respuesta del presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, que ha sido obsequioso, blandengue ante el Presidente López Obrador.

“Debió salir a condenar las amenazas, si hubiéramos tenido a un presidente de la Corte, que también lo es del Consejo de la Judicatura, decidido a defender al Poder Judicial, pero como se ha puesto de alfombra ¿qué les pasa a los tapetes? los pisotean.

“Zaldívar debió salir inmediatamente a defender al juez, a decir que no se aceptan ese tipo de presiones e imputaciones, que se deben presentar denuncias,que se deben investigar y que se actuará si hay un desvío, eso era lo correcto”, manifestó Huerta Ling, de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados.

Señaló que el Presidente López Obrador muestra una vez más su vena autoritaria al arremeter contra jueces, como lo ha hecho antes contra legisladores.

Las presiones, dijo, en algunos casos le resultan para conseguir lo que quiere, por lo que, dijo, es necesario rechazarlas a tiempo.

“No hay respuesta al Presidente porque hemos tenido un presidente de la Corte que ha sido obsequioso, por decir lo menos, que se puso de alfombra en toda su gestión y dejó que se pisoteara al Poder Judicial”, agregó el legislador del PAN.

También del PAN, el senador Damián Zepeda manifestó que el Mandatario debe respetar la división de Poderes y dejar de amagar a los juzgadores que emiten resoluciones que protegen a los ciudadanos en los juicios de amparo.

“Esté de acuerdo o no el Presidente, tiene que respetar al Poder Judicial, tiene que entender que no estamos en tiempos que añora, donde el Presidente podía ordenar exactamente qué hicieran los jueces.

“Hay jueces y magistrados valientes, no así algunos ministros y ministras que se ponen de subordinados del Presidente López Obrador, por eso, quizá piensa que como logra tener subordinados en la Corte, puede dar instrucciones a todos los jueces”, declaró Zepeda.

El senador del PAN remarcó que cuando hay un acto de abuso de parte de la autoridad se puede recurrir al amparo y el juez amagado por el Presidente consideró que sí había razones para suspender el plan de estudios que se quiere implementar en las escuelas públicas.

“La exigencia al Presidente es que no se comporte como un Presidente autoritario, que quiera invadir y concentrar en el Poder Ejecutivo a los tres Poderes, que entienda la división de Poderes”, expuso.

Señaló que es buena la reacción de la asociación de jueces y magistrados que salieron a defender al juez Rebolledo, mientras que brillaron por su ausencia otros representantes del Poder Judicial.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


sixteen − thirteen =