¿Crece el riesgo de trombosis en pacientes que tuvieron covid? Esto dice un experto

MILENIO.- En México, alrededor de 500 mil personas al año presentaban una cuadro de trombosis y después de la aparición de la pandemia, se ha observado que entre los pacientes que presentaron covid moderado a grave, se elevó dicha prevalencia en un 30 por ciento, es decir cercano a los 650 mil casos en el mismo periodo, explicó Carlos Arturo Hinojosa Becerril, actual presidente de la Sociedad Mexicana de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular.

“Si hablamos de la población general y la posibilidad de una trombosis es de 1.8 en mil, cuando tienen covid moderado a severo son 300 (adicionales), es un 30 por ciento, para que vea la magnitud de diferencia”, dijo en entrevista con MILENIO.

Es bastante alto. “Sí, por eso sabemos que los hospitalizados tenían que anticoagularse para controlar. Si la persona tuvo un covid leve en casa, sin oxígeno y estuvo con las actividades indispensables para moverse, no va a desarrollar efectos secundarios por la falta de movimiento y trombosis.

El problema puede darse con el tabaquismo, que produce un daño importante en el endotelio vascular y más en el arterial. “Ahí nos pasamos ahora en el otro campo, es el campo de las arterias que pueden ocasionar aterosclerosis y trombosis. Hay que diferenciar cuando se daña la arteria que es la que provee de sangre, oxígeno y nutrientes o cuando se daña la vena que ya regresa esa sangre que ya se utilizó.

“La trombosis en covid con falta de movimiento es cuando la sangre va regresando a los conductos, cuando la persona fuma o tienen mucho colesterol o tiene diabetes lo que se daña son los conductos que están llevando la parte oxigenada.

“El fumar produce que esas arterias, esos conductos que están llevando la sangre rica en oxígeno y nutrientes se tapen y no llegue el alimento, no llega el oxígeno a los tejidos. Por eso recomendamos mantener la vida saludable, no tener colesterol elevado, controlar su presión para que esas arterias no se dañen y nunca le falte sangre a los órganos, a las piernas”.

Síntomas de alerta

Cuando una persona se encuentra caminando y, al paso de unos minutos, presenta dolor al grado de detenerse, inclusive se hace más intenso cuando sube por una rampa empinada, por las escaleras.

“Es fatiga con dolor en piernas; un dolor sordo en la pantorrilla“, explicó Carlos Arturo Hinojosa Becerril, actual presidente de la Sociedad Mexicana de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular.

“No es normal que una persona desarrolle un coagulo; si ocurre sin ninguna explicación, hay que buscar condiciones hereditarias. Usualmente la trombosis ocurre cuando se rompe un equilibrio en una triada perfecta que se llama triada de Virchow.

“El tamaño de la vena es más grande de lo normal y ya no permite la circulación adecuada de la sangre y eso ocurre alterando ese equilibrio y hay un trauma en el endotelio, la pared de la vena por un golpe, ese daño al endotelio expulsa muchas sustancias que favorecen la trombosis ahí se rompe ese equilibrio o si no hay movimiento.

“Si la persona está mucho tiempo quieta, estática la sangre tiende a coagularse porque dentro de la sangre tuviera una sustancia que lo expone a desarrollar esa trombosis. Si un joven tiene una trombosis hay que investigar si su sangre no tiene deficiencia de unas enzimas o tiene otras enzimas que lo expone a una trombosis, eso es para el grupo joven.

“Ahora ya sabemos que a mayor edad la persona se va moviendo menos y eso hace que asumamos que ese grupo de población de 65 a 70 años tiene una incidencia 1.8 casos más o menos por cada mil habitantes se llegar a desarrollar una trombosis.

“Cuando esa persona llega arriba de sus 85 años, la posibilidad de desarrollar trombosis es de 3.1 por mil ,entonces el riesgo sí va incrementando de acuerdo a su movimiento y a la edad”.

¿Qué hay un hacer?

La valoración es esencial para determinar “por qué no les llega sangre suficiente y el cuerpo protesta con dolor”, dijo Hinojosa Becerril.

Especialista en angiología, la rama de la medicina que se encarga de atender las enfermedades de las arterias, las venas y los linfáticos, Hinojosa Becerril explicó en entrevista con MILENIO las diversas complicaciones que se pueden presentar en el sistema circulatorio -excepto el corazón y cerebro- y evitar obstrucciones que deriven en trombosis, entre otras complicaciones.

“Nos encargamos de atender las condiciones que le pueden afectar a las venas, a las arterias o linfáticos en esos órganos.

“La angiología es una especialidad médico quirúrgica que se encarga del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del sistema circulatorio, donde hay una extensa red de vasos sanguíneos cuya misión consiste en llevar sangre con oxígeno y nutrientes a todas las células de nuestro cuerpo, así como proveer de esa ruta para que la sangre viaje aprovechando los elementos, sobre todos, los músculos, nuestros órganos. Esa sangre regresa nuevamente al corazón por las venas y cuando regresa a las venas las lleva a los pulmones nuevamente para oxigenar y pasar junto a otros órganos como es el hígado, para proveerle nuevamente de nutrientes.

“Estas “tuberías”, esos conductos, estas estructuras vivas, repercuten directamente en el cómo está funcionando el sistema circulatorio, en todo el organismo. Si hay una interrupción de sangre o estos conductos se tapan por alguna razón es cuando nuestra especialidad trabaja. Obviamente no queremos que los pacientes lleguen con nosotros con una obstrucción.

“Estos pacientes pueden hacer mucho de prevención primaria para evitar que la enfermedad siga causando problemas severos. Y para eso hay un concepto que se llama salud vascular. Las personas que tienen una vida saludable con ejercicios pueden evitar un deterioro de su sistema circulatorio y tener un envejecimiento anticipado”.

¿Cómo se da ese envejecimiento en el sistema circulatorio?

“Se van haciendo calcificaciones en las paredes de las arterias. Eso se llama aterosclerosis y puede ocurrir por tabaquismo, por falta de actividad física, por alteraciones en los niveles de colesterol, por algunas otras enfermedades renales o algunos otros problemas como la diabetes.

“Cuando una persona tiene una exposición de muchos años a estas condiciones, las arterias en sus piernas, en sus brazos o hacia el intestino se van obstruyendo, nosotros desde la sociedad con los programas de prevención primaria trabajamos mucho para identificar a aquellas personas que tienen posibles riesgos y que con actividades proactivas pueden revertir esas condiciones y esto es con el ejercicio, una dieta saludable”.

“En febrero ocurrió el Primer Congreso Nacional para Pacientes con Enfermedades Vasculares donde se dio a la población información de especialistas certificados, confiables. Hay un repositorio donde la población puede consultarlo a través de una página web que nuestra sociedad pone a la disposición de la población.

“Se llama enfermedadesvasculares.com, cuando entran pueden conocer más sobre nuestra especialidad, qué hace un cirujano vascular, saber sobre las enfermedades que nosotros atendemos, de la gran variedad de enfermedades en las cuales nos especializamos como son aneurismas o ateroesclerosis; cuando las arterias se van tapando hasta que finalmente terminan con obstrucción o que puedan ocurrir trombosis”.

En México, ¿Cuál es la prevalencia de la enfermedad?

“Hay una mezcla de condiciones, pero las enfermedades que al final están representadas como son las cardiovasculares, son alrededor del 19 por ciento, y hay una prevalencia diferente para diabetes del 8 por ciento y de hipertensión arterial.

“Hay una prevalencia diferente para las personas que tienen en el hipercolesterolemia y eso es lo que suma hasta el 19 por ciento. Se convierte de las primeras causas de muerte en México.

“La hipertensión sabemos que está vulnerable hasta el 49 por ciento de la población en México, casi igual para hombres y mujeres, 46 por ciento para mujeres y 52 por ciento para hombres”.

Características de la trombosis venosa

“Los pacientes que tienen venas muy grandes, incrementadas al triple de su diámetro normal, por condiciones laborales, por estilo de vida, requieren de la valoración de un experto para que determine si ese diámetro los expone a un riesgo mayor que no se presente el día que ya ocurrió un coágulo en embolia.

“Hay otra condición que vemos como los aneurismas de aorta. Los aneurismas no dan ningún síntomas pero sí sabemos que las personas que tienen 75 años, fumaron; en hombres predominantemente deben de realizarse un ultrasonido de abdomen, así como los chequeos anuales que todos tenemos que realizar a determinada edad, revisar el tamaño de la aorta es una cultura muy buena.

“Hay programas que se han implementado desde la sociedad para generar consciencia en la población y que se hagan estos escrutinios, estas revisiones. Y si hay una aneurisma pues darle seguimiento. Cuando las aneurismas dan molestias es cuando se rompen, y en la mayoría de los casos resulta fatal.

“La enfermedad carotídea es otra condición: se forman placas de calcio en las arterias que alimentan al cerebro, al cuello. Tampoco dan molestia, hasta que el paciente desarrolla un evento vascular cerebral. Al igual que los aneurismas como no dan síntomas, es importante que dentro del chequeo de rutina anual que una persona se realiza se incluya la revisión de sus arterias en el cuello.

“Si hay enfermedades en las arterias, hay medicamentos y se pueden hacer cosas de manera pro activa anticipadas para evitar un evento vascular cerebral”.

En esta pandemia donde hubo bajo rendimiento de ejercicio, hubo descontrol de las enfermedades crónicas, la gente se volvió sedentaria y comió más, se enfermó y los síntomas de covid son muy parecidos…

“Va a impactar si las personas no se activan, es decir, mantienen el sedentarismo, sufren de sobrepeso, y tienen problemas de colesterol.

“El problema venoso desencadena trombosis. Se pensó que esas trombosis eran porque el paciente se había vacunado o el paciente había tenido un cuadro de covid leve, y no tienen que ver con esas circunstancias.

Son personas que no se han atendido o que no revisaron el tamaño de sus venas, que dejaron de moverse por el encierro y al estar más quietos la sangre tiende a coagularse con mayor facilidad y ocurren finalmente las trombosis”.

¿Cuál era la prevalencia de estas trombosis? y después de la pandemia ¿Cómo aumentó?

“No creo que tengamos este dato con exactitud. Sí hay una preocupación mundial por esta condición de trombosis, no por la pandemia. El 13 de octubre celebramos el Día Mundial de la Trombosis, porque ya es una condición que ocasiona más de 10 millones de casos de trombosis que podrían ser evitables en la población, por eso surge esa preocupación.

“La Sociedad Mexicana de Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular tenemos un programa de salud vascular entre los socios, donde a través de plataformas digitales los socios se inscriben y pueden realizar el ejercicio que ellos prefieren, hay quienes prefieren subirse a una banda, hay quiere prefieren caminar fuera, hay quienes prefieren bicicleta o elíptica y a través de una equivalentes metabólicos de ejercicios conocidos como MET, homologa la cantidad e intensidad de ejercicio que puede hacer una persona haciendo remos contra la que está haciendo y con eso la aplicación va comparando el desempeño que tienen los diferentes socios registrados en esta plataforma.

“Los socios puedan hacer su actividad de manera rutinaria y con esta actividad yo puedo compararme contra el que está haciendo bicicleta, y es equivalente a la actividad que hizo y que realiza tenis. Cada congreso que tenemos hacemos este tipo de competencias entre los socios, se premia su desempeño con base a las MET que desarrollaron y ya es un programa piloto que nos gustó bastante y que consideramos que lo vamos a extender a la población.

“La respuesta que tuvimos en nuestro Congreso de Enfermedades Vasculares fue muy buena y hay un motivo de estudio y seguiremos profundizando en este tipo de aplicaciones digitales.

“Un club se llama Strava. La aplicación que estamos usando ahorita, pero hay muchas otras muchas marcas que tienen ese objetivo”, concluyó.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


19 + nineteen =