Corea del Norte informa sobre las primeras muertes por covid-19, un día después de imponer un estricto confinamiento nacional para intentar atajar los contagios

BBC.- Corea del Norte confirmó sus primeras muertes por covid-19, al tiempo que medios estatales de ese país informaron que decenas de miles de personas están teniendo síntomas de fiebre.

Seis personas murieron tras padecer fiebre y uno de ellos dio positivo para la variante ómicron, indicaron medios estatales durante las primeras horas de este viernes (hora local).

Dijeron que unas 187.000 personas con fiebre se encuentran “aisladas y bajo tratamiento”.

Aunque los expertos creen que el virus ha estado presente en el país desde hace algún tiempo, no fue sino hasta este jueves cuando las autoridades informaron sobre los primeros contagios.Publicidadhttps://421f7b066e45f216534ca99b45011964.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Entonces, indicaron que había un brote de ómicron en la capital, Pyongyang, y anunciaron un estricto confinamiento, pero sin dar cifras precisas.

Sin embargo, en una actualización realizada este viernes, la agencia oficial de noticias KCNA dijo que el brote se extiende más allá de la capital.

“Una fiebre cuya causa no lograba ser identificada se extendió explosivamente por el país desde finales de abril”, señaló.

Añadió que en torno a unas 350.00 personas habían tenido síntomas de fiebre, pero sin especificar cuántas dieron positivo en las pruebas de covid-19.

El gobierno de Pyongyang ha rechazado todo tipo de programa de vacunación, incluso pese al ofrecimiento de otros países. En cambio, decidió tratar de controlar los contagios sellando sus fronteras.

Los expertos aseguran que la población norcoreana, de 25 millones, está en una situación vulnerable ya que el liderazgo se ha negado a administrar un programa de vacunas contra la covid-19, incluso rechazó ofertas de la comunidad internacional para suministrar millones de inyecciones de AstraZeneca y Sinovac, la inmunización de fabricación china, el año pasado.

También existe la preocupación ante el empobrecido sistema de salud de Corea del Norte.

Este viernes, KCNA dijo que el líder norcoreano, Kim Jong-un, visitó un centro de salud y fue informado “sobre la propagación de la covid-19 por todo el país”.

La agencia describió la situación como una “crisis inmediata de salud pública”.

Un trabajador de la salud rocía desinfectante en un supermercado en Pyongyang, 27 de septiembre de 2021
Pie de foto, En meses recientes, trabajadores de la salud norcoreanos han estado rociando desinfectante en espacios públicos.

Durante una reunión este jueves para delinear las nuevas reglas contra la pandemia, Kim fue visto usando una mascarilla en televisión. Se cree que es la primera vez que se le ha visto de esta manera.

KCNA dijo que el mandatario se comprometió a erradicar el brote ordenando controles de “máxima emergencia” contra el virus, que había violado el “frente de cuarentena” del país.

Pero la estrategia de Corea del Norte de combatir la covid cerrando sus fronteras -uno de los primeros países en hacerlo, en enero de 2020- también ha impedido que los suministros esenciales ingresen a la hermética nación, lo que ha provocado escasez de alimentos y una economía en crisis.

Según lo anunciado el jueves por KCNA, la orden de Kim parece incluir confinamientos localizados y restricciones a las reuniones en los lugares de trabajo.

Una funcionaria en traje protector toma la temperatura de una estudiante en Corea del Norte
Pie de foto, Hasta ahora, Corea del Norte había insistido en que no había registrado ningún caso de covid.

El medio estatal añadió que el primer caso de la variante ómicron fue detectado en Pyongyang hace cuatro días.

Los residentes en ciertas áreas de la capital habían estado sometidos a confinamientos por lo menos dos días antes del anuncio, según NK News, un sitio de monitoreo en Seúl.

Por su parte, el gobierno de Corea del Sur afirmó que volvió a ofrecer asistencia humanitaria a su vecino del norte en respuesta a la noticia del brote. Pyongyang todavía no ha respondido.

Análisis de Jean Mackenzie, corresponsal de la BBC en Seúl

Durante más de dos años, Corea del Norte ha afirmado, de manera sospechosa, que no había tenido un solo caso de covid-19. Así que, ¿por qué lo está reconociendo ahora?

Lo más probable es que se deba a que este brote es demasiado grave y difícil de ocultar.

Corea del Norte ha sido consistente en su compromiso público de combatir el virus. Esa fue la razón con la que justificó el cierre de sus fronteras durante tanto tiempo. Ahora que ómicron ha penetrado en su territorio, el desafío será limitar su propagación.

Sin contar con vacunas, un cuidado de salud pobre y una capacidad limitada para tomar pruebas a su población, las opciones de Corea del Norte son actualmente muy escasas.

Las autoridades claramente han decidido que no tienen otra opción que someter al país a un confinamiento. Para lograrlo, simplemente se lo dirán al pueblo y al resto del mundo.

Eso no quiere decir necesariamente que ahora estén dispuestos a aceptar ayuda del exterior.

Presentational grey line

Las pruebas de misiles frente al brote de covid

En un principio, los analistas consideraron que el anuncio de Pyongyang sobre los casos de covid era significativo en este momento y podría obstruir las ambiciones nucleares del Estado, demostradas en varias ocasiones este año.

Pero horas después del anuncio de este jueves, Corea del Norte lanzó un misil balístico “no identificado” hacia el mar de Japón, según comunicó el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

Corea del Norte ha asegurado haber realizado más de una decena de pruebas de misiles que tiene prohibidas, incluyendo una con un misil balístico intercontinental, un arma que no había puesto a prueba en más de cuatro años.

Una mujer con mascarilla en Seúl pasa frente a una pantalla que muestra la prueba de lanzamiento de un misil de Corea del Norte
Pie de foto, Pyongyang podría archivar los planes de una prueba nuclear para concentrarse en combatir el brote, comenta un analista.

Yang Moo-jin, un profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos, comentó a la agencia noticiosa AFP que Pyongyang podría archivar los planes de pruebas nucleares para concentrarse en combatir el brote. Sin embargo, si los temores públicos crecen, Kim podría realizar la prueba para “desviar ese temor a otro lugar”.

Para Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha, los norcoreanos “podrían estar menos interesados en pruebas nucleares o de misiles cuando la amenaza urgente tiene que ver con coronavirus en lugar de un Ejército extranjero”.

Según el catedrático, Pyongyang “probablemente redoblaría” sus medidas de confinamiento, dado que estaba entrando en un “período de incertidumbre en el manejo de sus desafíos internos y el aislamiento internacional”.

A pesar de de las afirmaciones de Corea del Norte de que había tenido un “éxito deslumbrante” manteniendo el coronavirus a raya, ha habido señales durante la pandemia de la presencia potencial del virus en el país. Hubo varios reportes no confirmados de anteriores casos de covid.

En junio del año pasado, los medios estatales informaron que Kim Jong-un había castigado a unos funcionarios en torno a un “grave incidente” relacionado con covid, pero no dieron detalles específicos.

Luego, en septiembre, el gobierno realizó un desfile militar con filas de soldados vestidos con trajes protectores y máscaras, que algunos analistas interpretaron como una señal de que habían creado una fuerza especial para prevenir la propagación de covid.

Corea del Norte comparte fronteras terrestres con Corea del Sur y China, que se han enfrentado a diversos brotes. China se encuentra luchando por contener una oleada de ómicron con órdenes de confinamiento en sus principales ciudades, entre ellas, Shanghái.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


nineteen − 3 =