Chocan tribunales por vacunas para niños

EXCÉLIOR.- Mientras un colegiado instruyó que los jueces deben otorgar amparos a todos los niños que los soliciten para protegerse contra covid-19, otro avaló la postura de la Ssa sobre no inmunizarlos

CIUDAD DE MÉXICO.

La batalla legal para que padres de familia logren vacunar contra covid-19 a sus hijos de 5 a 11 años va para largo.

Natasha Camil García y Luis Fernando Rodríguez, dos niños de seis y siete años, obtuvieron un amparo para recibir su dosis de Pfizer luego de que, en febrero, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito emitió una jurisprudencia para que los jueces otorguen el amparo a todos los menores de edad de 5 a 11 años que lo pidan.

Sin embargo, mediante recursos de queja, la Secretaría de Salud federal se ha negado a vacunar a Natasha y a Luis Fernando, con el argumento de que la dosis de Pfizer no es segura para ellos, a pesar de que la OMS ha afirmado lo contrario.

A Joaquín March, de seis años, también le fue concedido un amparo para ser inmunizado. Sin embargo, tras una impugnación por parte de la Ssa, el Vigésimo Tercer Tribunal Colegiado revocó la suspensión en la queja 87/2022, avalando la negativa de la dependencia federal a aplicarle su dosis, lo que va en contra del fallo del Cuarto Tribunal Colegiado.

Sara Cabrera, mamá de Joaquín, dice sentirse triste, enojada y frustrada al no poder vacunar a su hijo a causa del rechazo de la propia autoridad encargada de velar por la salud de la población. Junto con los padres de Natasha y Luis Fernando, continuará la lucha legal para garantizar la protección de sus hijos. Están dispuestos a llegar al pleno de la Corte.

Para la abogada constitucionalista Carla Erika Ureña, no hay razón ni fundamento jurídico para que el Tribunal Vigésimo Tercero niegue el acceso a la vacuna a ningún menor de edad.

TRIBUNAL DETIENE VACUNA PARA NIÑOS

Natasha Camil García, de seis años; Luis Fernando Rodríguez de siete y Joaquín March de seis, fueron de los primeros menores de edad de entre 5 y 11 años en ganar un amparo en México para ser vacunados contra covid-19 y exigir vía legal su derecho humano a la salud, pero la Secretaría de Salud, mediante recursos de queja, impugnó la orden del juez y, lo peor, en el caso de Joaquín, el Vigésimo Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, en lugar de protegerlo, respaldó la decisión administrativa de las autoridades sanitarias para no vacunarlo.

Constitucionalmente no hay ninguna razón ni fundamento jurídico para que este Tribunal Vigésimo Tercero niegue el acceso a la vacuna a ningún menor de edad en este país, se están violando los derechos humanos de niños y niñas, dejándolos desprotegidos, ante la decisión de la voluntad de una autoridad administrativa. Para efectos prácticos la decisión administrativa oculta que en el presupuesto federal de 2022, como sucedió en el presupuesto para 2021, no se etiquetó un solo peso para la adquisición de vacunas contra la covid, tomando en consideración que la única que se puede aplicar a menores de edad es la Pfizer”, explicó en entrevista Carla Erika Ureña, abogada constitucionalista, egresada de la Universidad de las Américas-Puebla. 

En febrero, Excélsior publicó que México continúa sin renovar su contrato con Pfizer para adquirir las 18 millones de dosis que se requieren para inmunizar a su población infantil. Es la única farmacéutica reconocida por la Organización Mundial de la Salud para aplicar dosis a los niños.

La historia en contra del derecho humano a la salud de Joaquín inició el 7 de marzo, cuando el Vigésimo Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito respaldó la determinación administrativa de la Secretaría de Salud de no vacunar a menores de entre 5 y 11 años.

La Secretaría de Salud interpuso una impugnación ante el gran número de amparos que fueron concedidos por jueces de distrito a niños de este rango de edad.

Los jueces están ordenando a las autoridades sanitarias vacunar a niños y niñas de 5 a 11 años, acatando el fallo del Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.

El fallo fue publicado en el Semanario Judicial de la Federación, por lo que se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 21 de febrero de 2022 y los jueces que reciban solicitudes de amparo deberán concederlos.

En esta tesis, los magistrados del Cuarto Tribunal Colegiado concluyeron que “las diversas opiniones científicas emitidas por autoridades expertas en materia de salud, tanto a nivel nacional como internacional, evidencian los serios riesgos y peligros de no administrar el biológico Pfizer-BioNTech a menores que conforman el grupo etario de cinco a 11 años”.

Hoy no puedo encontrarme más triste, decepcionada, enojada, frustrada y todo el cúmulo de emociones que me provocó el que el Tribunal Vigésimo Tercero me negara la suspensión provisional para que mi hijo de 6 años pudiera ser vacunado, esto en virtud de que la propia autoridad encargada de brindar la salud, lo impugnara, al promover un recurso de queja, en el que argumenta que mi hijo no tiene derecho a ser inmunizado, porque en resumen ‘no se va morir’”, reprochó Sara Cabrera, mamá de Joaquín.

Mientras se siguen negando los derechos humanos a la salud de Natasha, Luis Fernando y Joaquín, sus padres continuarán peleando por vía legal para garantizar la protección de sus hijos, ahora que volvieron a clases presenciales y, si es necesario, recurrirán hasta la Suprema Corte de Justicia, máxima instancia.

En este regreso a clases, lo estamos viendo, los niños tienen esa inocencia en la que conviven con sus amiguitos, a través del contacto físico, no podemos evitar que se presten los juguetes, que se abracen, que jueguen a las atrapadas o que se agarren de las manos”, Fabiola Puga Silva, mamá de Natasha.

El juez Germán Cruz Silva, del Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, concedió el amparo a Natasha y a Luis Fernando el lunes 7 de marzo.

Procede concederla contra la omisión de aplicar la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 para la prevención de covid-19 a los menores que conforman el grupo etario de cinco a 11 años, al advertirse que compromete su vida e integridad personal, privilegiando el interés superior del menor de edad y el derecho a la salud contenidos en el artículo 4o. constitucional”, se plasmó en la resolución del amparo 376/2022, argumento, basado en el fallo de la jurisprudencia de los magistrados del Cuarto Tribunal Colegiado.

La jurisprudencia fue la única herramienta legal que padres de familia y abogados como Luis Fernando Rodríguez Badillo, socio del despacho ABC Fiscal, encontraron y presentaron ante los juzgados, para promover los amparos de sus hijos y clientes.

La idea sería no tener que recurrir a un amparo para vacunar a nuestros hijos, sino que el gobierno se hiciera cargo de su plan de vacunación, pero desafortunadamente no ha sido así, ni siquiera porque en enero, en esta última ola, vimos que los niños son vulnerables al virus”, aseguró el abogado Rodríguez Badillo.

Desde el despacho de ABC Fiscal hemos difundido nuestras acciones legales para lograr abrir el camino de las vacunas a la población infantil de cinco a 11 años, inclusive, a los otros padres de familia les estamos solicitando prácticamente el costo del trámite para apoyarlos. Lo que estamos buscando es que más niños y niñas queden protegidos y se respete su derecho humano a la salud”, concluyó el abogado Rodríguez Badillo, papá de Luis Fernando.

Sin embargo, aunque la OMS ya recomendó la aplicación de las vacunas para la población infantil de cinco a 11 años; y en el caso de Natasha y de Luis Fernando, el  juez Germán Cruz Silva ya ordenó a la Secretaría de Salud vacunarlos, la dependencia federal no ha procedido a cumplir la sentencia.

El martes 8 de marzo, la Ssa insistió y argumentó, a través de recursos de queja, en los amparos de Natasha y Luis Fernando, que la vacuna no era segura.

Mientras que el 22 de enero de 2022, la directora de vacunas de la OMS, Kate O’Brien, explicó que durante los ensayos clínicos no hubo problemas de seguridad para la aplicación de la vacuna en menores de 5 a 11 años.

La Ssa argumentó lo mismo para Joaquín March Cabrera y no lo vacunó, a pesar de que el juez le ordenó hacerlo en 24 horas, desde el 24 de febrero.

El Vigésimo Tercer Tribunal Colegiado contrario a lo que ordenaron los magistrados del Cuarto Tribunal en la jurisprudencia, que es vacunar a niños y niñas de 5 a 11 años, determinó revocar la suspensión en la queja 87/2022 (permitiendo que la Ssa no lo vacunara), y violando el derecho humano a la salud de Joaquín, por lo que Rodolfo MartÍnez, constitucionalista; Trusan & Roma y su representante legal, ahora solicitarán una suspensión provisional para que se acate esta jurisprudencia, como marca la ley.

La Ssa no tiene interés en la salud de la infancia, porque en lugar de acatar la orden del juez y respetar la jurisprudencia de los magistrados, fue impugnada para seguir aplazando la aplicación de la dosis para Joaquín. Lo que debió cumplirse en 24 horas, como lo fijó el juez, nos podría tomar meses, en lo que los abogados logramos revertir esta resolución del Vigésimo Tercero Tribunal Colegiado”, explicó Rodolfo Martínez.

De acuerdo con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell,  hasta el 22 de febrero se habían vacunado alrededor de seis mil niñas y niños, mediante amparos.

Los menores de edad de entre cinco y 14 años, siguen sin ser tomados en cuenta en la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2 para la Prevención de la covid-19 en México, por eso, su única posibilidad de acceder a la inmunización es recurrir a la vía legal.

A estas alturas de la pandemia, el negarse a vacunar a los niños es un despropósito, sobre todo cuando existe una vacuna eficaz y segura para ello. Los dichos del doctor Jorge Alcocer, secretario de Salud, en el sentido de que la vacuna daña el sistema inmunológico de los niños, son simplemente un disparate”, señaló  Xavier Tello, cirujano y analista de políticas públicas de salud.

CASO EN CELAYA

Este 7 de marzo, José Emilio, de nueve años, y María, de 8, también obtuvieron su amparo junto con otros 65 niños y niñas de entre 5 y 14 años en Celaya, Guanajuato, para ser vacunados.

Liliana Miranda, mamá de José Emilio y de María, vio en Facebook una publicación de Claudia Salazar, regidora del PRI por el municipio de Celaya, donde explicaron que recibirían los documentos oficiales de los padres de familia, que quisieran vacunar a sus hijos. En total, se juntaron mil 65 amparos.

El 7 de marzo fueron entregadas a padres de familia, las primeras 65 citas y suspensiones a favor, para que sus hijos menores de edad puedan recibir la vacuna contra covid-19.

Nosotros metimos mil 65 solicitudes de amparos y apenas nos están llegando las primeras 65. Esto nos indica que todos van a salir a favor, porque es el criterio que está manejando el juez. Los niños de 12, 13 y 14 años los están vacunando inmediatamente. A los demás niños, de 5 a 11 años, les hacen la valoración, algunos de ellos, los podrán vacunar y otros no, dependiendo del criterio (médico)”, explicó la regidora Claudia Salazar en sus redes sociales.

En Celaya, en lugar de vacunar a los menores de edad de 5 a 11 años inmediatamente, primero son enviados a una valoración médica, la cual su cita puede tardar hasta más de un mes.

En el Hospital Materno Infantil de Irapuato, en el área de consulta externa de Pediatría, se les valorará médicamente a José Emilio, el 29 de marzo, y a María, hasta el 5 de abril, para hasta en ese momento determinar si son candidatos a la vacuna o no.

Todos los niños tienen derecho a la vacuna, mis hijos son mi vida y necesito que estén protegidos por si algún día les llega a dar covid-19”, concluyó Liliana.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


3 × 1 =