Baja inundación en mina de Coahuila pero no inician rescate

Sabinas, Coahuila , México(Reforma).- Por primera vez, desde que el miércoles quedaron atrapados 10 mineros en un pozo de carbón de “El Pinabete”, las autoridades reportaron ayer que el nivel de la inundación se redujo lo suficiente para iniciar las maniobras de rescate.

Por cuarto día, sin embargo, el operativo de salvamento no se activó, pese a las súplicas de las familias de las víctimas, que se aferran a la esperanza de que sus seres queridos puedan estar en alguna “campana” de aire.

El rescate no se ordenó ni con la inesperada visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien fue recibido con altas expectativas por los familiares de los mineros y fue despedido entre reproches por la falta de acción.

Por la mañana, en un comunicado conjunto, las autoridades presumieron que la extracción de agua había subido a 350 litros por segundo en las últimas 12 horas, cuando el viernes se sacaban 60 litros por segundo.

“El estudio de imagen mediante cámaras sumergibles en los tres pozos mostró que no existen obstáculos para maniobras subsecuentes“, se afirmó.

Las autoridades no precisaron el nivel de la inundación para ayudar a los mineros que quedaron atrapados a 60 metros de profundidad.

A las 15:18 horas, López Obrador llegó a la mina tras arribar en un vuelo militar desde Colima, donde interrumpió al mediodía su gira para acudir a Coahuila y conocer los trabajos de rescate.

El Presidente sostuvo de inmediato una reunión privada de media hora con funcionarios, mandos militares y técnicos, para luego recorrer la zona.

El Mandatario dedicó sólo tres minutos a los familiares de los mineros atrapados y les dijo que por el momento la prioridad es el rescate y, posteriormente, se procedería contra los dueños de la mina.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


six + seventeen =