Atrasan anomalías estación de Tren Interurbano en Santa Fe

Cd. de México (Reforma).- Falta de derechos de vía, líneas de energía que interfieren con el proyecto y hasta falta de permisos para derribar árboles son algunas de las irregularidades que han demorado la construcción de la estación Vasco de Quiroga, en Santa Fe, del Tren Interurbano México-Toluca.

Así lo revela la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el expediente 294, en el que se advierte de una inadecuada planeación de la obra.

En 2021 se destinaron 208 millones 817 mil 700 pesos para esta obra, de los cuales se auditó el 93.4 por ciento, es decir, 195 millones 137 mil 200 pesos correspondientes a dos contratos.

En uno de los contratos se fijaban 365 días de plazo para concluir la obra, con lo que debería estar terminada el 30 de junio de 2022; sin embargo, al 31 de diciembre de 2021 sólo se reportaba un avance de 11.5 por ciento.

Los trabajos del segundo contrato tenían que finalizarse el 29 de agosto, pero llevaban 35.3 por ciento de avance, también al cierre del año pasado.

Las irregularidades comenzaron desde la licitación pública para uno de los contratos, que no fue especificado por la ASF pero que contenía cotizaciones deficientes que provocaron que se declarara desierta y se optara por la adjudicación directa.

Pero la misma empresa que hizo los cálculos erróneos fue la beneficiada con la adjudicación.

El 1 de julio, personal de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) y los auditores recorrieron la obra y encontraron más anomalías, por ejemplo, que a la fecha hay seis predios aún en negociación para ser adquiridos.

La SICT intentó defenderse asegurando que los derechos de los 9 mil 540 metros cuadrados necesarios para la construcción se liberaron desde 2016 y 2017, pero que en abril de 2022 se decidió adquirir 9 mil 540 metros adicionales en siete lotes para urbanización y mejora en la zona aledaña al acceso peatonal.

Agregó que sólo una compra se había concretado, que el resto estaba en proceso y que la ubicación no afectaba el desarrollo de la obra.

La ASF consideró inválido el argumento, pues desde marzo de 2021 en la memoria de trabajo se aseguraba que sobre los siete predios ya había posesión, lo cual no resultó cierto.

“Además de que no existe registro en bitácora de obra de alguna modificación en el proyecto ni de que se haya tomado la decisión de adquirir una superficie adicional”, agrega.

Una supervisión externa de agosto de ese año reconoció que la falta de derechos de vía estaba retrasando las obras. Y no fue la única razón de demoras.

“La contratista a la cual se le adjudicaron los trabajos señaló a la residencia de obra la presencia de interferencias por cimentaciones existentes, líneas de energía e instalaciones de la Universidad de la Salud (Unisa).

“Además de la presencia de árboles y la falta de autorizaciones correspondientes para su derribo, lo que provocó un atraso en la ejecución de los trabajos al 31 de mayo de 2022 del 44.6%”, explica.

La Unisa es una obra de la CDMX que se construye al lado de donde correrá el tren y que aprovecha ex instalaciones de Sedena en la Cuarta Sección de Chapultepec.

Por último, la ASF encontró un posible daño al erario por 553 mil 500 pesos en diversos pagos en exceso por supervisión de construcción, cuando la obra todavía no había iniciado.

Por todas esas observaciones, la Auditoría emitió promociones de responsabilidad administrativa para que el Órgano de Control Interno de la (SICT) investigue y, en su caso, sancione a los funcionarios involucrados.

Temen vecinos expropiación de predios por tren México-Toluca

Los vecinos del pueblo de Santa Fe no saben si les serán expropiadas o no sus casas por la construcción de la estación Vasco de Quiroga del Tren Interurbano.

“Tanto que se peleó para que hubiera una estación en el pueblo y ya que está la obra nos quitó la tranquilidad, porque cerraron calles, ya hay inseguridad y no sabemos qué va a pasar con nuestras casas”, comentó la vecina Patricia Camacho.

Desde que fue anunciado el proyecto, los vecinos se inconformaron debido a que la estructura iba a ser construida sobre la avenida Vasco de Quiroga, pero pasaría sin poder abordar.

“Tenemos 60 años aquí, mi papá decidió venir junto a los árboles, había mucha paz y eso se acabó, hasta para los que les compraron sus casas”, mencionó Camacho.

Los vecinos lograron que en Santa Fe, el encargado del Tren Interurbano construya dos estaciones, una en la zona corporativa y otra en el pueblo.

Pero la estación Vasco de Quiroga se construye junto a las casas, entre las calles Bandera Nacional, Serpiente y Pólvora, junto al muro del Campo Militar 1-F, una parte que pertenecerá a la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec.

“A algunos ya les compraron sus casas, a otros no, por la incertidumbre. En junta con la gente de la obra (VISE, González Soto y Asociados, Pilotec y Grupo Kopil, supervisados por Orva Ingeniería) les hemos preguntado y nos han dicho que no hay presupuesto para más compras“, indicó la vecina Fabiola Ramírez.

“Nos han dicho que nos van a expropiar y ahí ya dan lo que quieren”, agregó el vecino Antonio Martínez.

Algunos colonos trabajaron en las instalaciones militares de la Fábrica de Pólvora, al lado de donde se construye la Cineteca Nacional de Chapultepec; o en la Escuela Militar de Materiales de Guerra, que ahora es la Universidad de la Salud Rosario Castellanos.

“Ya esté la Cuarta Sección, con la universidad y la estación del tren, el pueblo va a cambiar.

Aunque, ahorita, sólo ha traído más tráfico en Vasco de Quiroga“, comentó el vecino Fidel Hernández.

“La gente se viene a vivir hasta acá, porque no es caro, pero después no sabemos”.

La vecina Elizabeth Antobia aseguró que la Universidad beneficia a los jóvenes, pero al no existir un acceso directo para entrar a la Cuarta Sección de Chapultepec, de poco les servirá.

“Para entrar, ahorita hay que caminar a la Ermita de Vasco de Quiroga o a la caseta del Campo Militar, antes dejaban pasar, pero ya cerraron”, apuntó la vecina.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


17 − eight =