Aplicará RU refuerzo de vacuna a mayores de 50

Londres, Inglaterra(Reforma).- Desde la siguiente semana, el Reino Unido ofrecerá vacunas de refuerzo contra Covid-19 a las personas mayores de 50 años y a otros grupos vulnerables, una medida para intentar evitar una ola en invierno.

El Secretario de Salud Sajid Javid dijo este martes al Parlamento que el Gobierno había aceptado la recomendación hecha más temprano por su comité de vacunación.

Advirtió además que se están considerando medidas de contingencia en caso de que el Servicio de Salud Nacional esté en riesgo de abrumarse por los contagios. Las medidas incluyen la certificación obligatoria de vacunación en algunas actividades, ordenar legalmente el uso de mascarillas y pedir a la gente que trabaje desde casa si puede.

Anteriormente este martes, el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización recomendó al Gobierno la administración de vacunas de refuerzo contra el Covid-19 a personas mayores de 50 años y a otros grupos vulnerables.

Una dosis adicional de la vacuna de Pfizer y BioNTech es la opción preferida, independientemente de la marca de la vacuna que la persona haya recibido anteriormente, dijo el comité en un comunicado. Debe administrarse no antes de seis meses después de la segunda dosis, y el panel recomendó comenzar la campaña este mes.

Como alternativa, puede ofrecerse media dosis de la vacuna de Moderna, señaló el panel. En los casos en que las personas no puedan recibir la vacuna de ARN mensajero debido a alergias u otras razones, se podría considerar la vacuna de AstraZeneca para quienes la hayan recibido previamente.

Según el grupo de expertos, las vacunas deben administrarse a las personas con mayor riesgo de contraer enfermedades graves, como las que viven en residencias, los trabajadores de salud de primera línea y personas más jóvenes con problemas de salud subyacentes.

Los estudios del Reino Unido sobre las vacunas de refuerzo se están siguiendo de cerca en todo el mundo. Saber que las personas pueden recibir de manera segura una tercera dosis basada en una tecnología diferente a las anteriores podría dar a los países más flexibilidad en sus esfuerzos por ampliar la cobertura de vacunación y poner fin a la pandemia.

Al mismo tiempo, la medida de Gran Bretaña se produce tras meses de debate sobre la necesidad de una tercera dosis. Algunos países las están administrando en medio de una mayor amenaza de la variante delta y de estudios que sugieren una disminución de los niveles de anticuerpos en personas vacunadas. Sin embargo, expertos de la Organización Mundial de la Salud han instado a los Gobiernos a esperar al menos hasta fin de año para que los países más pobres tengan un mejor acceso a las vacunas, y agregaron que la evidencia científica sobre los refuerzos es insuficiente.

Una revisión publicada esta semana por un grupo de científicos de todo el mundo concluye que los Gobiernos deberían centrarse en inmunizar a los no vacunados y esperar a tener más datos sobre qué refuerzos serían más eficaces y en qué dosis. La vacunación ha demostrado una eficacia media del 95 por ciento contra la enfermedad grave, incluso contra variantes como la Delta, y más del 80 por ciento de eficacia para prevenir cualquier infección, según el informe publicado en la revista médica The Lancet.

En el Reino Unido, el Servicio Nacional de Salud se ha estado preparando para las vacunas de refuerzo desde julio, pero los ministros han esperado el dictamen final del comité antes de dar luz verde al programa. Los casos siguen siendo relativamente elevados en el país, pero Johnson está dispuesto a entrar en un nuevo capítulo de la pandemia, alejándose de la amenaza de los bloqueos y los pasaportes de vacunación obligatorios para dar más opciones y libertades individuales.

Estados Unidos planea comenzar a administrar vacunas refuerzo a partir del 20 de septiembre, aunque la propuesta aún necesita la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los asesores del presidente Joe Biden dijeron el mes pasado que los datos respaldaban la necesidad de refuerzos y que comenzarían a prepararlos.

Israel, Alemania y Francia se encuentran entre los países que han comenzado o planean ofrecer vacunas adicionales a los grupos vulnerables.

El regulador médico del Reino Unido autorizó la semana pasada las dosis de refuerzo, afirmando que las vacunas de Pfizer y Astra pueden utilizarse como dosis seguras y eficaces. Europa, por su parte, está más cerca de las vacunas de refuerzo a medida que los reguladores revisan los datos de las terceras dosis de Pfizer y Moderna.

Gran Bretaña anunció en mayo que el estudio Cov-Boost proporcionaría datos vitales sobre el impacto de una tercera dosis en las respuestas inmunitarias de los pacientes, probando siete vacunas como posibles refuerzos.

Los planes siguen a la decisión del Reino Unido de ofrecer vacunas a todos los niños desde los 12 años a partir de la próxima semana, en un intento de reducir las interrupciones en las escuelas. Los jefes médicos del país recomendaron administrar una primera dosis de la vacuna de Pfizer y pidieron al comité de inmunización que se pronunciara sobre la conveniencia y el modo de administrar segundas dosis una vez que se dispusiera de más datos.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


five × 1 =