Ante Covid-19, uno de cada 4 centros de salud en México carece de puntos de higiene básicos: informe

EL UNIVERSAL.- El informe publicado por la OMS y UNICEF indica que solo el 72% de los establecimientos sanitarios del país cuentan con puntos para lavarse las manos con agua y jabón

Bruselas.- A tres años de la aparición de Covid-19, uno de cada cuatro establecimientos de salud en México carece de puntos para lavarse las manos con agua y jabón o desinfectante hidroalcohólico. 

Así lo revela el informe publicado este martes por el Programa Conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), sobre el estado de los servicios de agua, saneamiento e higiene en los establecimientos de sanitarios. 

En el informe sobre los progresos realizados en el periodo 2000–2021, indica que solo el 72% de los establecimientos sanitarios del país cuentan con puntos para lavarse las manos con agua y jabón. 

En tanto que la cobertura de instalaciones de saneamiento en los hospitales es deficitaria. El 67% dispone de servicios limitados que no cumplen los criterios básicos alcanza, mientras que un 3% no cuenta con dicho servicio. 

Respecto a la cobertura de agua, lejos está de ser universal en las clínicas del país. El 3% de los centros de salud no disponen de una fuente de agua protegida en sus instalaciones, en tanto que el 11% ofrecen acceso limitado, no disponible o no en el lugar. 

“Los hospitales y dispensarios que carecen de agua no contaminada y servicios básicos de higiene y saneamiento pueden ser una trampa mortal para las embarazadas, los recién nacidos y los niños”, alerta en un comunicado Kelly Ann Naylor, Directora del Grupo de Programa sobre Agua, Saneamiento e Higiene y Clima y sobre Medio Ambiente, Energía y Reducción del Riesgo de Desastres del UNICEF. 

El informe también exhibe el rezago que hay en México en materia de separación y eliminación segura de los desechos sanitarios. El 65% de los centros hospitalarios cuentan servicios básicos en la materia, mientras que en 35% la “basura médica” no es tratada, segregada o eliminada de manera segura. 

En el país, el 93% de los desechos sanitarios son segregados, pero solo el 71% son tratados debidamente. 

“La existencia de instalaciones y prácticas de higiene en los establecimientos de salud es innegociable. Es imprescindible mejorarlos de cara a la preparación y la prevención frente a las epidemias y la recuperación tras ellas, pero no podremos avanzar si no se incrementan las inversiones en medidas básicas como el agua no contaminada, los aseos limpios y la gestión sin riesgos de los desechos de las actividades de atención de salud”, afirma Maria Neira, Directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS. 

El estudio presentado en la Semana Mundial del Agua que se celebra en Estocolmo, Suecia, resalta que los ambientes y las manos contaminadas son una fuente importante de transmisión de patógenos y de generación de enfermedades infeccionas evitables, incluidas las causadas por patógenos resistentes a los antimicrobianos, adquiridos durante la prestación de los servicios de salud. 

Estima que en los países de ingresos bajo y medio, un 30% de los pacientes en cuidados intensivos corre el riesgo de contraer una enfermedad infecciosa, dos a 20 veces mayor que en los países de altos ingresos. Están particularmente expuestos los recién nacidos. 

Sostiene que el cumplimiento de las metas relacionadas con agua, saneamiento e higiene para 2030 requiere de voluntad política y financiamiento. Si bien son metas costosas, son cifras modestas en comparación con el actual gasto para enfrentar las enfermedades generadas por servicios con una cobertura limitada.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


9 + three =