Amenaza crisis eléctrica: vienen más apagones

Cd. de México (Reforma).- Los apagones que se han venido presentando de manera aislada en México harán crisis en 2025, cuando el sistema podría registrar fallas continuas por falta de inversión en nueva generación, redes eléctricas débiles y zonas deficitarias en generación.

Ante un crecimiento de la demanda, sin nuevos proyectos de generación ni transmisión, la falta de energía comenzará a presentarse de manera más frecuente, señala un análisis de una consultora a solicitud de una empresa que pidió el anonimato.

“Ante un escenario de crecimiento en la demanda eléctrica para los siguientes años y sin proyectos de generación adicional, al no superarse la problemática de transmisión, pues es un problema sistémico, estimamos que la situación de las zonas deficitarias empeorará a un ritmo acelerado, resultando en un freno a la expansión de la actividad económica.

“Hay restricciones de red que no permiten transportar energía barata a los centros de generación que desplacen la generación cara (…) Por tanto es imprescindible construir nueva generación en zonas deficitarias que se enfrentarán mayores costos de energía e interrupciones en el servicio cada vez más frecuentes y falta de viabilidad para conexiones de nuevos servicios e industrias”, refiere el documento como diagnóstico operativo para 2025.

El País tiene una capacidad instalada de 89 mil 620 megawatts y una demanda de 46 mil megawatts, sin embargo, hay zonas deficitarias con contingencias para cubrir la demanda como el Centro del País, las penínsulas y la región occidental, de acuerdo con el Cenace.

Víctor Ramírez, experto en energía, señaló que la demanda sigue creciendo sin refuerzos en enlaces ni en capacidad de generación, pues si bien CFE anunció proyectos por 4 mil 438 megawatts, apenas iniciaron su construcción y no estarán listas antes de 2024 como se prometió.

Los apagones van más allá de la ausencia de energía eléctrica, pues impactan en las actividades diarias, en hogares, escuelas e industria.

En el sexenio se han presentado al menos dos apagones significativos: el del 28 de diciembre de 2020, a causa de la “quema de un pastizal”, y el del 15 de febrero de 2021, que se prolongó por varios días por falta de gas texano para generación eléctrica a causa de un frente frío.

“Cuando la frecuencia de las interrupciones eléctricas es cada vez mayor y la distribución geográfica de esos eventos ha sido tan variada como la Península de Yucatán, Baja California, Nuevo León y un largo etcétera, es válido cuestionar si esas interrupciones han sido ocasionadas por accidentes, por eventos fortuitos o si lo que realmente está detrás es una deficiente operación y una mala planeación”, puntualizó Carlos Flores, experto en temas de energía.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


eighteen + twelve =