Alistan millones para camionetones ¿y pobreza franciscana?

Cd. de México (Reforma).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en julio que su Gobierno pasaría de la “austeridad republicana” a la “pobreza franciscana”, y una de las medidas a aplicar sería no comprar autos nuevos para funcionarios públicos.

“No hemos comprado un solo vehículo nuevo para funcionarios, todas las camionetas que traigo las heredé del pasado gobierno”.

AMLO

Presidente de México

Sin embargo, en su Gobierno se han rentado vehículos nuevos y ya se alista una licitación millonaria para el arrendamiento de más de 30 mil vehículos, entre ellos, 500 camionetas SUV (Sports Utility Vehicle, o vehículo utilitario deportivo) para 7 pasajeros como Suburban, Tahoe, Grand Cherokee, Ford Explorer y Mazda CX-9.

“Desde que estamos en el Gobierno no hemos comprado un vehículo nuevo para funcionarios públicos, uno solo. La camioneta más nueva que tengo es del 2018, que la compraron antes de que yo llegara, y ya tiene 280 mil kilómetros”, dijo el pasado 27 de julio.

“Tenemos ya camionetas de las que usamos de 400 mil kilómetros y de 10 años de uso. Les estamos dando mantenimiento y funcionan bien, no me han dejado tirado en las giras”, externó.

Al día siguiente, el 28 de julio, insistió: “Ayer hablaba yo de que no hemos comprado vehículos nuevos. ¿Cuándo se había visto eso? ¿En qué Gobierno? Si lo primero eran los carros, aviones. Todo eso ya no existe”, expuso.

Pero funcionarios de distintas dependencias no circulan en carros heredados del sexenio anterior sino en camionetas nuevas que son arrendadas.

Y a partir de septiembre, las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal buscarán arrendar otras unidades para usarlas para lo que resta del sexenio.

De acuerdo con un estudio de mercado difundido por la Secretaría Hacienda, entre los automotores solicitados se encuentran unidades SUV de lujo, de las cuales se requiere un mínimo de 308 y un máximo de 505 unidades.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos, para este año al Gobierno federal le fueron aprobados 3 mil 585 millones de pesos para el arrendamiento de toda clase de vehículos.

En 2019, se gastaron 3 mil 417 millones de pesos en ese concepto.

En aquella ocasión, las empresas ganadoras fueron A2daht Health México, Arrendomovil de México, Casanova Vallejo, Integra Arrenda, Jet Van Car Rental, Lumo Financiera del Centro, y Value Automotriz en participación conjunta con Value Arrendadora.

La Secretaría del Bienestar, encargada de operar los programas sociales, es la dependencia que más camionetas SUV estima requerir, y pidió un mínimo de 88 y un máximo de 216.

La Secretaría de Gobernación calculó un mínimo de 12 y un máximo de 18 camionetas; la Secretaría de Agricultura entre 10 y 20; el Órgano de Readaptación Social, de 10 a 15; la Secretaría de Educación 7; Energía 8; Trabajo 5 y Turismo 1.

El estudio de mercado forma parte de la estrategia de Hacienda para realizar una contratación consolidada, como ocurrió en 2019, cuando la mayoría de las dependencias y entidades firmaron contratos por 36 meses que están próximos a vencer.

Los automotores solicitados deberán ser modelos 2022 o 2023, y los tipos requeridos son: Sedán; Pick up cabina sencilla, doble cabina, en tracciones 4X2 y 4X4; Van de pasajeros; Van de carga; camioneta SUV de 7 pasajeros; camioneta de 3.5 toneladas; camión ligero de hasta 6 toneladas, camión de 8 toneladas y motocicletas.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


8 + thirteen =