Advierten falta de conectividad en refinería de Dos Bocas

  • Los especialistas coincidieron en que no hay claridad sobre si la refinería ya cuenta con los oleoductos que le permitan evacuar los combustibles. Foto: Sener.

Cd. de México (Reforma).- La refinería Olmeca, en Dos Bocas, Tabasco, enfrenta varios retos, entre ellos la conectividad para que pueda evacuar los productos refinados que produzca una vez que logre entrar en operación, aseguraron especialistas.

En ese sentido coincidieron en que no hay claridad sobre si la refinería ya cuenta con los oleoductos que le permitan evacuar los combustibles que en algún momento se lleguen a producir ahí, o si es que pretenderán evacuarse mediante carrotanques o barcazas.

Rosanety Barrios, experta en temas de energía, aseguró que Dos Bocas no se planeó para ser parte del Sistema Nacional de Refinación (SNR), porque no está interconectada para poder movilizar los combustibles.

“Si el proyecto se hubiera planeado así (interconectado) una de las primeras cosas que tendrían que estar son esos ductos, porque tú no puedes decir que terminaste una obra si no está interconectada, el SNR como cualquier otro tiene que modificarse para recibir un nuevo elemento que va a impactar en el sistema.

“Pero está claro que Dos Bocas se planeó en ausencia total, y lo dice su auditoría interna de Pemex, en ausencia total de criterios de planeación; no se sujetó a una metodología de planeación y control mínima”, puntualizó.

Gonzalo Monroy, socio director de la consultora Gmec, dijo que podrían existir dos alternativas para la evacuación de combustibles, que decidieran hacer un ducto que se interconecte a Minatitlán y así llevarlos al centro del País, con la desventaja de que pasaría por todo lo que se conoce como el triángulo rojo, que es la zona donde prolifera el huachicol.

Y la otra es que con barcazas se mueva el producto desde Dos Bocas hasta Tuxpan y llevarlo a la zona centro, pero implicaría también adecuaciones al Puerto de Tuxpan y que podría tener alguna relación con la intención de Pemex de comprar la terminal de Monterra.

“En la opción de las barcazas se tiene que hacer una adecuación al puerto, porque no tiene la suficiente profundidad, lo que se relaciona con la toma y clausura de la terminal de monterra, y ahora el interés de Pemex de ser dueño de la terminal y de ahí poder mover el producto.

“Pero en términos de construcción no hay nada, no hay avance alguno, tampoco hay pruebas, pero aunque lo hubiera todo se quedaría en los tanques”, explicó el especialista.

Al preguntarle si la refinería podrá operar en julio, un año después de su inauguración como lo ha prometido la titular de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el especialista aseguró que no, porque aún no está concluida su construcción y equipos importantes en el proceso de refinación.

“En los últimos vídeos de Nahle, donde sacan la tanquería apuntando a la terminal marítima, lo que no hay es una batería de separación y esa es importante para poder sacar todas las sales e impurezas del crudo para que opere bien la refinería”, resaltó.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


2 × two =