5 mil millones en riesgo de enfermedades cardiacas por grasas trans: OMS

ARISTEGUI.- El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reveló que las grasas trans pueden matar hasta 500 mil personas año año de enfermedades coronarias

Alrededor de cinco mil millones de personas en todo el mundo siguen sin protección contra las grasas trans dañinas producidas industrialmente, lo que aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca y muerte, reveló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con el organismo de la ONU, estos ácidos grasos se encuentran comúnmente en alimentos envasados, productos horneados, aceites de cocina y productos para untar. Son responsables de hasta 500 mil muertes prematuras por enfermedad coronaria cada año en todo el mundo.

“Las grasas trans no tienen ningún beneficio conocido y presentan enormes riesgos para la salud que generan enormes costos para los sistemas de salud”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Por el contrario, eliminar las grasas trans es rentable y tiene enormes beneficios para la salud”, añadió.

Según el reporte Cuenta atrás para 2023: Informe de la OMS sobre la eliminación mundial de grasas trans 2022, de la organización, 60 países del mundo cuentan con políticas públicas obligatorias para eliminar estos ingredientes, protegiendo a 3 mil 400 millones de personas, es decir, 43% de la población mundial.

De estos, 43 naciones tienen políticas de mejores prácticas vigentes, que cubren a 2 mil 800 millones de personas. Desde 2018, cuando la OMS estableció como objetivo para el 2023 la eliminación global de las grasas trans producidas industrialmente, estas medidas se han multiplicado casi por seis.

Sin embargo, reiteró la OMS, 5 mil millones siguen en riesgo y continúa siendo inalcanzable el objetivo de 2023.

Actualmente, 9 de los 16 países con la proporción estimada más alta de muertes por enfermedades coronarias causadas por el consumo de estos compuestos no cuentan con estas medidas. Además, ninguna nación de bajos ingresos ha adoptado alguna medida de contención para esos productos.

Estas legislaciones preventivas contienen dos alternativas que pueden implementar los gobiernos, recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. Por un lado, es posible establecer un límite nacional obligatorio de 2 gramos de estos ácidos grasos por cada 100 gramos de grasa total en todos los alimentos.

Por otro lado, se puede instaurar una prohibición nacional obligatoria de la producción o el uso de aceites parcialmente hidrogenados –una fuente importante de grasas trans– como ingrediente en todos los alimentos.

La OMS celebró que un número creciente de países están implementando o adoptando estas políticas, incluidos Argentina, Bangladesh, India, Paraguay, Filipinas y Ucrania. Además, señaló que también se están considerando en lugares como México, Nigeria y Sri Lanka.

Sin embargo, ante la ausencia de ellas en otras regiones, la organización instó a los gobiernos a adoptar estas medidas, darles seguimiento y reemplazar estos compuestos por opciones saludables.

Asimismo, hizo un llamado a los fabricantes de alimentos, así como a los proveedores de aceites y grasas, a eliminar las grasas trans producidas industrialmente de sus productos.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


3 − two =