Pueblos indígenas indispensables en la lucha contra el cambio climático

COP23 reconoce su papel fundamental para alcanzar el Acuerdo de París
BOON, ALEMANIA (Agencia YK).- La Conferencia de Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP23) realizada en Bonn, Alemania este 2017, reunió a distintos líderes de gobiernos subnacionales, entre los que resaltaron aquellos representando a distintos Pueblos Indígenas alrededor del mundo.

Los foros ‘Manglares en los trópicos: Entendiendo su potencial para la mitigación y adaptación al cambio climático’, ‘De Balikpapan a Bonn y más allá: Liderazgo Subnacional para el Clima y los Bosques’ y ‘Amazon Bonn’ abrieron la oportunidad para que activistas y gobernadores indígenas provenientes de países como México, Brasil, Perú, Bolivia, Indonesia y Estados Unidos expresaran abiertamente sus preocupaciones y propuestas para tomar acciones de combate hacia el cambio climático.

En distintas ocasiones se reconoció e insistió sobre la importancia de integrar en la toma de decisiones respecto al manejo de recursos naturales a representantes de todos los niveles gubernamentales, así como a la iniciativa privada.

Por ello, José Antonio Montero Solano, Coordinador de Políticas Públicas de Pronatura Sur y Coordinador Nacional del Grupo de Gobernadores sobre Clima y Bosques en México sostuvo: “Tenemos que llevar toda esta inspiración que se encuentra en la COP a los territorios locales de nuestras jurisdicciones. Uno de los principales retos que tiene México es encontrar la forma de articular la política nacional con la política jurisdiccional y las comunidades locales. Se debe enfrentar el reto de incrementar la producción de alimentos, la productividad y rentabilidad de los agricultores, llevar mayores servicios a las comunidades que carecen de alternativas de desarrollo, y encontrar la forma de conservar los recursos naturales, los bosques y mejorar el ingreso de las poblaciones locales. Los actores locales, estatales, nacionales y privados deben trabajar sobre metas comunes”.

Como parte de las iniciativas internacionales para la mitigación del cambio climático, el Reto Bonn representa un pacto ambicioso para la restauración de bosques, por el que el gobierno de Chiapas, en México se comprometió a restaurar 170 mil hectáreas de bosque para el 2020.

El sensible tema de la producción ganadera y la presión que ésta ejerce sobre los recursos naturales fue otro tema sobre el que se tuvieron distintas aproximaciones y respecto al cual los participantes reconocieron que se deben tomar medidas conjuntas entre gobiernos, productores y vendedores.

Líderes de organizaciones no gubernamentales como La Fuerza de Trabajo de Gobernadores sobre  el Clima y Bosques (GCF), Instituto de Innovación de la Tierra (EII), Pronatura Sur, Fondo de la Defensa Ambiental (EDF) Programa Regional de Investigación sobre Desarrollo y Medio Ambiente (PRISMA) y la Alianza Mesoamericana de Personas y Bosque (AMPB), así como representantes de empresas dedicadas a la alimentación y desarrollo de energías renovables, reconocieron que la participación e integración de los denominados pueblos indígenas es crucial para poder implementar acciones que permitan alcanzar las metas sobre reducción y captura de emisiones de carbono que se persiguen en el Acuerdo de París 2015.

Dos de las grandes acciones logradas en estos foros alternos, fueron la firma de la Declaración Río Branco, documento que apunta a que los signantes se comprometan a reducir la deforestación en los estados y provincias amazónicas en un 80% para el año 2020; mientras que la Coalición Under2 tuvo la adición de 16 nuevos miembros entre los que se encuentran Rondônia (Brazil), Caquetá (Colombia) y Pastaza (Ecuador).

Cabe señalar que las instituciones del ámbito público, privado y no gubernamental coinciden en que es necesario integrar la participación de cada sector de la sociedad, para poder llegar a acuerdos que permitan el desarrollo de proyectos que permitan atender las necesidades ambientales, económicas y ambientales que se presentan en la actualidad. Resaltan que las acciones para combatir el cambio climático deben ser contundentes e inclusivas, tomando en cuenta ante todo la protección y restauración del ambiente.

Los eventos organizados por GCF, el cual cuenta con 38 miembros de 10 países principalmente ubicados en bosques tropicales y que se ha posicionado como la red más grande del mundo en cuanto a la promoción de los liderazgos subnacionales en dichas regiones, así como en asuntos climáticos, contaron con vasta participación de observadores provenientes de distintas regiones que sumaron representantes de zonas distintas a los bosques tropicales, lo cual permitió el intercambio de experiencias enriquecedoras.

Comparte este artículo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Sé el primero en comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


13 + three =